17 dic. 2008

Status quo





Un nuevo nombre que pide autorización para hablar contigo. Letras que disminuyen contingencias y conversaciones multimodales y multimediáticas moldean una expectativa por conocer en medio de la profunda soledad y el ansia de conocer y recorrer.

Cortes, jueces, muertes y cinismo que utilicé para cautivarte. Músicas posibles para el alma noctámbula y nuestras letras que con cada click sobresaltaron nuestros corazones mientras en la profecía del fin del mundo solo pensábamos si podríamos hacer tantas cosas con nuestro poder felino.

Un beso, la luna y mi camioneta roja fueron el escenario para ver el futuro. Relaciones de poder en las que ninguno podrá imponerse porque tenemos fuerzas imparables. Animo de dominio y latinismos efímeros que nos hacen ver intelectuales. No lo somos. No lo hemos sido a pesar de que nos lo hemos propuesto.

Poco tiempo tomó para explorar fluidamente tu carne en mis manos al mismo tiempo en que me ordenabas perder el control. Lo hice. Y lo hice porque siento y sentí que valías la pena. Escribí mi nombre en tu boca entre gemidos silenciosos y en tus ojos dibujé una súplica de más caricias. De tanto en tanto nos juntamos entre el vino tinto y el atardecer. Juntos descansamos la química de nuestros cuerpos desgastados para retozar de nuevo entre epístolas y armonías.

Ciento cuarenta espacios posibles en el universo que indican un pensamiento mutuo. Crisis que invaden con una fuerza titánica y nos llenan de pesadumbre profunda. Violencia desgarradora. Paz perpetua. Pactos rotos. Alas blancas. Derrotas provocadas.

Ahora solo esperamos renovar un sentimiento que por poco no logramos reparar. Nos libraremos de las ataduras de lo que pretendimos ser y encontraremos lo que verdaderamente somos. Espero no asustarte porque ahora solo esperamos poder volver a amarnos.

Soundtrack: Something about us - Daft Punk
Pic: "Cherry Blossoms" by dwinton Imagen cedida con una licencia Creative Commons BY-NC 2.0

7 dic. 2008

Desafinando


¿Te acuerdas cuando estábamos tocando en ese pueblo para el día de la madre? Qué cosa, nadie afinaba, ninguno caía en los tiempos. Las mamás diciendo ¡tan lindos los muchachos, el futuro de la música! Pero más chistoso era ver al ‘profe’ en su atril, más despelucado que nunca, haciéndonos muecas y los de la banda que de la risa nos desordenábamos más.

Bueno, al final ya nos dio pena y cómo que nos pusimos serios. Pero después de eso nadie iba a olvidarse de nosotros ni del toque. El ‘profe’ terminó tomándolo todo con tranquilidad y en cada presentación incluimos un “número de relajo”; Bien ensayado, cómo no.

Siempre que hay una celebración en el pueblo alguno dice “traigamos la banda del día de la madre” y todos se ríen y buscan otro candidato. Ahora nos llaman así. “La banda del día de la madre”.
--
Fotografía por Mauricio Duque Arrubla, Cucunnubá - Cundinamarca 2006

6 dic. 2008

Una Simple Masacre

A pesar que ya estaban advertidas, no pensaron que su muerte llegaría tan rápido...

Siempre pensaron que aquella conversación quedaría allí y que juntos podrían salir adelante.... Pero no fue así....

A medida que las letras seguían cada una fue muriendo...

La primera en morir fue la ilusión...siempre ha estado en la primera linea...así que era el blanco mas fácil....

Luego...cayó la esperanza...compañera fiel de la ilusión....que por ir a ayudarla....recibió su golpe mortal....

Siguieron la comprensión y la paciencia....dos virtudes muy fuertes....que a pesar de cada golpe siempre seguían en pie.....tenias varias cicratices...pero esta vez fue fatal....

Y allí estaba el Amor....seguía el camino de cada párrafo....miraba a sus compañeras....y pensaba en no rendirse....sabia que si ella seguía viva....sus compañeras podían levantarse....al terminar los párrafo....el Amor sentía que lo golpeaban cada vez mas fuerte....

Pero...tantos golpes terminaron por herirlo......pobrecito el Amor....esta tirado....herido de muerte...solo mira al Cielo....toma su Rosario con la mano derecha....solo le quedaba esperar morir...

Mira hacia a la izquierda.....y apareció un viejo conocido....compañero de varias ocasiones...alguien de quien ella no gustaba....pero era inevitable que llegara....llego el Dolor....esta vez....lo vio mas fuerte....y este le dijo:

"Vine a estar contigo el tiempo que te queda....no se realmente cuanto será.....pero aquí estaré hasta el final....para que veas que no soy tan malo....traje esta agua....que te refrescara y te ayudara mientras llega el momento"

Y fue así como le roció esa agua en sus ojos....y desde este momento el Amor tiene su mirada triste y apagada.....las lágrimas no lo dejan mirar mas allá.....pero esta vez el Amor decidió esperar morir.....no había porque luchar...el Amor volvió a recordar cada letra, cada coma y allí el Dolor le apretaba su mano mas fuerte....

Esta vez el Amor sabia que esta vez no se iba levantar....miraba cada una de las marcas que tenía del pasado....miro hacia al frente....allí estaban todas sus compañeras ya sin vida....ellas eran las que la mantenía en pie....se acerco a cada una y les dio un beso en la mejilla....

Por ultimo se acostó al lado del Dolor y le dijo: "Solo quedamos tu y yo"

Y el Dolor le respondió: "Esperemos que no sea por mucho tiempo"

Desde ese momento....el Dolor es quien cuida la agonía del Amor....

2 dic. 2008

"Si yo hubiera..."

Iba caminando lentamente, casi contando mis pasos, pensando en todo y nada, iba divagando entre planes, deseos, rabias y frustraciones, el atardecer que se abría ante mi demostraba la magnificencia del mundo, pero mis ojos estaban cegados por el arrepentimiento.
Yo no podía hacer mas nada que desearla, que querer tenerla a mi lado. Sin embargo, había sido uno de esos amores prohibidos, uno de esos que te mantienen soñando de día y despierto en las noches, uno de esos que hace que respires con el corazón y no con los pulmones, uno de esos que bloque la mente y juega con ella. Y lo peor era que yo lo sabía. Y lo peor era que no me importaba.
La había visto por primera vez en el borde de un río, recogiendo flores, y me había hechizado su sonrisa, su boca, su pelo, su piel. Me había encantado la manera en la cual sus tersas manos acariciaban las flores y hubiera dado lo que fuera para ser una de esas flores.
Lo recuerdo claramente, estaba paralizado, atontado por lo impactante de su belleza, y no me molestaba, sentía que podía pasar el resto de la eternidad contemplándola. Con un repentino suspiro salí de mi mente y me decidí a hablarle, pero fue entonces que él llego, y la tomó entre sus brazos. El alma se me cayó a los pies y con una ultima esperanza corrí a casa de un amigo en busca, no de consejo, sino mas bien de que me dijera lo que yo deseaba oír, pero la crueldad del destino volvió a hacer presencia, y al oír esas palabras una lagrima se resbalo solitaria por mi mejilla. Nunca en mi vida la palabra "casada" había causado un efecto tan devastador, y jamás lo hará de nuevo. Entonces, en lugar de resignarse, mi mente se negó a aceptar la verdad y solo empeoro mi repentina obsesión por esa mujer. Día tras día y noche tras noche no hacia sino desearla entre mis brazos e imaginar que podíamos estar juntos.Hasta que por fin decidí hacer algo, y admito que no fue la mejor decisión que tome en mi vida. Espere a que anocheciera y caminé hacia su casa sin temor, pues la obsesión guiaba mi cuerpo. Viole la cerradura de su puerta, camine lentamente hacia su cocina, tome el cuchillo más filoso que pude hallar y subí las escaleras hacia su habitación. Allí estaba ella, dormida, tan hermosa como siempre, con su pelo negro y liso sus ojos cerrados que ocultaban un hermoso color negro que hacia juego con sus cabellos. Y su piel tersa y blanca cubierta por una suave bata de lino. Todo esto no hizo sino que el deseo de concluir mi misión aumentara, la quería para mi, y la única manera de lograrlo legítimamente estaba a unos pasos de distancia. Ahí estaba él acostado a su lado. Respiré profundo y comencé a caminar en su dirección, sin embargo, el destino persistía en mi contra y tropecé contra una mesa de noche. Produje un estrépito tan fuerte, que me pareció imposible que ocurriera normalmente. El se levanto rápidamente de la cama, al igual que ella, el miro el cuchillo que yo esgrimía en mi mano y corrió en mi dirección con la clara intención de quitármelo. Sin embargo, el destino tampoco estaba de su parte, y esta vez yo tuve suerte. Clavé el cuchillo en la parte superior de su estomago. El me miro fijamente, y luego a su esposa, mientras intentaba en vano articular la palabra: "corre". En ese momento yo no comprendía del todo lo que estaba haciendo, como ya he dicho, era la obsesión que controlaba mi cuerpo. El hombre cayo de espaldas al suelo, moribundo, y cuando yo me disponía a darle el golpe de gracia, el destino dio la estocada final en mi contra, ella se atravesó entre mi arma y su amado esposo, solo entonces y de la manera mas cruel imaginable entendí el amor que sentían el uno por el otro y entendí que nada de lo que yo hiciera o hubiera hecho hubiera bastado para que ella fuera mía. El golpe que le propine fue mortal, y justo en ese momento, la obsesión me abandono y mi mente fue capaz de controlar sus cinco sentidos, pero también fue capaz de sentir el dolor de lo que había hecho, la tomé entre mis brazos, pero ya nada de vida quedaba en ella. Y mi dolor fue tan grande que la única salida que encontré estaba empuñada en mi mano. Con un movimiento rápido y sin dudarlo ni un segundo deslicé ese cuchillo de un lado a otro de mi cuello. Con mis ultimo retaso de conciencia pedí perdón por lo que había hecho. Sin embargo aun estoy aquí, encadenado a la tierra, condenado día a día a amarla sin poder tenerla, condenado a sentir el dolor. Condenado a pensar simplemente: "si yo hubiera"...

PD:este es una historia que publiqué en mi blog hace un tiempo, espero que les guste, comenten si les gustó o no, para saber. saludos ^^.

El Nuevo Comienzo

Con solo tres magos y dos pendientes por aceptar invitaciones, esto no es que empiece de nuevo, si no que simplemente estamos dejando atras la pereza de escribir... ahi nos leemos.

23 nov. 2008

Frente a frente


Me has hablado, por ejemplo, del príncipe feliz y cómo fue entregando sus riquezas para unas personas que nunca conoció de un pueblo del que pudo llegar a ser rey. Y como a él, me cuentas de lugares que no conozco. No me canso de mirarte a los ojos cuando hablamos. Ellos narran historias que tus palabras no alcanzan a decirme.
Cuando tú no estás conmigo bajo mi cabeza y veo pasar las personas; en ellas descubro los sitios de los que me hablas. Algunas se llevan fotografías mías y tal vez un día de estos encuentres en tu viaje permanente una imagen donde estemos tú y yo conversando de lugares exóticos, nieves perpetuas, desiertos vivos y caminos empedrados marcados por el cansancio. La imaginación de quien nos vea en la fotografía se llenara de nuestras historias, silenciosas en apariencia, ruidosas para ti y para mi.
--

Fotografía por Mauricio Duque Arrubla, en Barcelona, Octubre de 2008

11 nov. 2008

De nuevo el camino

(Este cuento y el de mas abajo fueron escritos hace ya varios años, en una epoca en que me dedique a escribir sobre la Tierra Media, espero que no sean demasiado "Tolkien" y puedan ser leidos sin necesidad de conocer la obra del gran escritor)

El camino había sido largo, y por fin se acercaba a su final, Bree se acercaba, o mejor, el se acercaba a Bree, el calor del mediodía era fuerte y el hambre le hacia sonar las tripas, a su edad el camino ya era largo, y las cosas molestaban mas.

Lo dejaron entrar sin muchas preguntas, pero con actitud sombría, como aquel que se ha ido sin avisar y ha vuelto diferente, tanto, que solo los mas viejos lo reconocerían.

Vio el cartel colgando en la entrada “El Poney Pisador” y la figura del pequeño caballo blanco le trajo recuerdos, de sus amigos, de sus vivencias, de sus penas, de sus alegrías.

Los hombres lo vieron entrar y se sobresaltaron al ver un Hobbit en Bree, había pasado mucho tiempo desde que el ultimo había vivido o venido por ahí, algunos lo consideraron como una mala señal, otros no le dieron importancia, otros, los mas viejos se alegraron por recordar tiempos difíciles que precedieron a tiempos mejores, como cuando uno recuerda el esfuerzo que le permitió conseguir grandes metas. El Hobbit sonrió y se acerco a una mesa vacía en una esquina de la posada, cerca de la chimenea. Una chica se le acerco, era muy joven, y entre el sudor y su agitación se observaba que era muy bella, sus cabellos rojos opacos rizados le caían sobre la cara y la espalda y el Hobbit no puedo dejar de notar su nerviosismo, y era lógico, jamás había visto un Hobbit, en aquella época ellos se escondían de la gente grande, se escabullían en los bosques, entre los árboles, sin ruido, tal cual ellos saben hacerlo y ya nadie visitaba la Comarca, es mas, en la mayoría de los mapas había desaparecido el lugar. Pero claro, existían las leyendas y los cuentos.

- Desea tomar algo? - pregunto la chica indecisa

- ehhhh... Si?... Si, gracias... Cerveza... - contesto el hobbit despertando de su ensueño

La chica dio media vuelta

- Espera!!! Por favor, necesito saber algo - dijo el Hobbit antes que ella se retirara

La chica volteo y lo miro con sus hermosos ojos azules bien abiertos.

- Sí... Dígame?

- Es que... Hace mucho tiempo, bastante en realidad, conocí al dueño de este lugar, Cebadilla era su nombre.... Todavía vive? - pregunto el Hobbit

- Mi padre?.... Si, vive aun, aunque esta muy enfermo, de que lo conoce? - pregunto la chica intrigada

- Bueno, una vez estuve acá y armamos un gran alboroto, seguro que no me ha olvidado - dijo el Hobbit con una sonrisa nostálgica

- Bueno, mi padre jamás ha sido de buena memoria, olvidaba dar los recados que le encargaban....

-.... Si, lo se - y se hecho a reír el Hobbit - puedo verle? - agrego

- mmmm no se, a veces amanece indispuesto y en realidad ya no ve bien - dijo la chica

- Solo quiero charlar con el, si no me reconoce, pues me voy y ya - le contesto el Hobbit

La chica lo miro un instante, recordó las historias que le contaba su padre acerca de los Hobbits y especialmente de ese grupo que una noche llego y cambio para siempre la visión que tenían en esa época de esas personillas, visión que igualmente se había perdido ya.

- Por cierto aun no se su nombre... - dijo el Hobbit

- Rosa

- Lindo nombre

- Mi padre me lo puso en honor de la esposa de un Hobbit o eso dice el, dice que fue una de las personas mas valientes que conoció- dijo la chica

- Si, lo se

- Lo conoció? - pregunto la chica

- Digamos que sin el yo no estaría acá - dijo el Hobbit

- Pero usted no parece tan viejo, es decir, se nota que ya vivió su mejor época, pero aun así... - dijo la chica, pero callo, pensó que estaba siendo algo impertinente

El hobbit soltó una carcajada

- No te preocupes, es cierto, pero del lugar donde vengo el tiempo no se cuenta como se hace acá - dijo el Hobbit entre risas

- La comarca? - pregunto Rosa

- No, no vengo de la Comarca, es decir, pase por allá, aunque ahora es muy diferente a lo que deje alguna vez, pero no, vengo de muy lejos - contesto el Hobbit

- Como es su nombre? - pregunto nuevamente Rosa

Pero un gran estrépito interrumpió al Hobbit cuando iba a decir su nombre, 2 hombres gritaban al otro extremo del lugar, se insultaban porque uno le había robado al otro, pero el otro decía lo contrario. Rosa meneo la cabeza

- Espérame un momento, no te vayas, déjame y arreglo este asunto - dijo Rosa

Se acerco a los dos tipos separándolos como pudo, los regaño y les exigió en tono autoritario que se largaran del lugar, era gracioso ver como dos tipos tan grandes eran sermoneados por una chica, pelirroja, con grandes ojos azules y delgada que no podía pasar de los 17 años. Los tipos se agarraban y la chica los volvía a separar, hasta que se calmaron y se fueron. El hobbit miraba la situación divertido, sonreía ampliamente.

- Sígueme mediano... así es como los llaman no? - dijo Rosa al acercarse al hobbit

- Algo así - y se paro detrás de ella

Siguieron detrás del mostrador donde un tipo muy parecido a Cebadilla atendía, luego seguía un pasillo con paredes algo sucias, luego una puerta sencilla, Rosa toco.

- Quién es? - dijo una voz de mujer

- Rosa!

Y entraron.

Una anciana atendía a un hombre acostado en una cama, el hombre parecía dormir, la mujer lo miraba con aire preocupado.

- Esta muy mal - le dijo a Rosa

- El señor insistió en verlo mamá, dijo que era un viejo amigo - dijo Rosa disculpándose

El Hobbit que hasta el momento había estado detrás de Rosa se dejo ver, la anciana quedo boquiabierta y el hombre intento levantarse a mirar sin éxito

- Quién es mujer? No veo! Quién es? - dijo el anciano

- Soy yo viejo, un viejo amigo y quiero hablar contigo - dijo el Hobbit acercándose a la cama

- Señor Sotomonte!!! Tanto tiempo sin verlo, aunque no lo hago bien, ya sabe, los ojos empiezan a fallar con la edad, pero indudablemente es usted, lo han atendido bien? Que tal le parece la cerveza? Tiene aun el mismo sabor? Todavía tiene esas compañías extrañas? Si, el Montaraz ese... - y siguió diciendo Cebadilla sin parar

- Ya, ya amigo, toma las cosas con calma, una cosa a la vez - dijo el Hobbit sonriendo

- Oh señor Sotomonte, es que a veces olvido que ha pasado tanto tiempo, ahora hay reyes en el sur, pero el norte cada vez es mas olvidado, e incluso el tiempo parece cambiar, me siento como un objeto que ha dejado de servir pero que se niegan a botar - dijo Cebadilla

- En cierta forma lo somos - contesto el Hobbit

- y sus amigos señor Sotomonte? - pregunto Cebadilla

- Hace tiempo partieron a encontrarse con su destino amigo - contesto el Hobbit

- Y usted? Porque ha venido? Uno de sus amigos, el señor Merry talvez, me contó que usted se había ido en una largo viaje, donde la vida es eterna - dijo Cebadilla

- Nada es eterno, ni siquiera Arda - contesto el Hobbit

- Eso creo yo también, y es malo alargar mas de lo debido lo inevitable, a que a venido señor Sotomonte? - dijo Cebadilla

- A no alargar lo inevitable... a verte por ultima vez, buen amigo e ir al sur, a hablar con los reyes - dijo el Hobbit

Se quedaron mirando en silencio largo rato, Cebadilla alargo su mano y tomo la del Hobbit, Rosa en ese momento observo que le faltaba un dedo y una lagrima se derramo de los ojos del mediano.

- Hay heridas que ni las tierras del oeste no curan - dijo el Hobbit

- Podrías dejarnos solos mi querida Rosa? - hablo Cebadilla

Rosa salió, su madre lo hizo antes, se sentó pensativa en una banco detrás de la barra, así estaba cuando su hermano le dio una palmada en su hombro.

- Levántate holgazana!!!

- Ya, ya, solo pensaba, algo que a veces deberías hacer tu - le contesto Rosa y se dirigió a atender mas clientes

Paso un rato considerable, empezó a anochecer, Rosa no se podía sacar de la mente al Hobbit, con las primeras estrellas salió el Hobbit, sonrió al verle y le pidió una cerveza, se la tomo en silencio, disfrutando cada sorbo.

- Señor Sotomonte, dormirá esta noche acá?

- eh?... No, no gracias linda Rosa - dijo el Hobbit

- Por cierto, no me ha dicho su nombre, pues si su apellido, pero no su nombre - le dijo Rosa con una gran sonrisa

- Ese no es mi apellido, tu padre se ha confundido, te contó alguna vez de alguien quien canto en esa mesa, y que de repente desapareció? - dijo el Hobbit

- Si, claro, todo el tiempo, incluso aun lo hace, estaba usted ese día acá?

- No, es decir, si, esa persona era yo - dijo el Hobbit levantándose para irse

- Bolsón!, Frodo Bolsón es su nombre!, mi padre nos hablo mucho de usted y de Samsagaz, lo recuerdo, es.... Es... Increíble... Es como ver al personaje de un cuento... Es ver al personaje de un cuento!!! - dijo emocionada Rosa

- Gracias, Gracias, pero no hagamos escándalo, dile a Cebadilla que la cerveza sigue igual y que tiene una linda hija, muy inteligente, Gracias Rosa! Cuánto te debo? - pregunto el Hobbit

- Cómo cobrarle señor Frodo? Mi padre me ha dicho que a usted le debemos el estar aquí, no se porque, pero le creo - dijo Rosa

El Hobbit sonrió

- Gracias Rosa


Frodo empezó a caminar por el sendero que salía del Poney Pisador hacia la salida de Bree, algunos se asustaron al oírle cantar, otros pensaron que era un borracho mas, otros, los mas viejos y Rosa, escucharon atentamente y con deleite la letra de la canción:

El camino sigue y sigue
Desde la puerta
El camino ha ido muy lejos,
Y si es posible he de seguirlo
Recorriéndolo con pie decidido
Hasta llegar a un camino más ancho
Donde se encuentran senderos y cursos.
Y de ahí a donde iré? No podría decirlo

Esa noche el viejo Cebadilla murió, Frodo recorría un viejo camino por segunda y ultima vez.


Turin Turambar
Jaime Díaz Uribe
Marzo 29 del 2001

Uno mas de ellos.

(Me dicen que este cuento ha sido plagiado por un pseudo escritor fanatico de Tolkien peruano, nunca lo publique en este blog, pero si ha salido en varias listas de correo y paginas dedicadas a la Tierra Media, pues ahí se los dejo)



El miro el limpio cielo estrellado antes de morir, suspiro y volteo para ver de nuevo a aquel ser, quien se acercaba con una mano en la boca, asombrada, casi aterrorizada ante su presencia, de repente un elfo la detuvo y ella lo abrazo, el elfo llevaba un arco en su mano, era el arco que había disparado la flecha que ahora le había atravesado la garganta, que le hacia escupir sangre y aguantar ese dolor, un dolor no tan grande como para los que ya había soportado, pero si diferente, era el dolor de quien sabe la muerte cercana e inevitable. El elfo y la doncella se acercaron, se sintió avergonzado ante su fealdad, miro sus manos, sus espantosas manos y luego vio las de la pareja y recordó.....


Recordó verdes prados frente a un hermoso lago que reflejaba las luces de las estrellas que brillaban mas fuerte que nunca, en días de inocencia plagados de la felicidad que solo esta puede darle a quienes contemplan la mas hermosa creación de Eru, Ea. Vio de nuevo sus bellas manos recogiendo flores nocturnas para llevárselas a su doncella, la mas bella de todas y recordó su brillante sonrisa y sus hermosos cantos. Fueron días hermosos que había creído olvidar después de tanto dolor, con lagrimas borro sus momentos mas felices, lagrimas que jamás pensó derramar.

Pero el mal llego y ellos en su inocencia quisieron combatirle, y poco pudieron hacer, entonces llego el caballero que les propuso ir a mas allá del mar, donde vivirían lejos de la sombra que les acechaba, mas el no confió, no quería abandonar sus prados, su lago, sus flores. Entonces la doncella decidió ir con los que partían y el no tuvo mas remedio, su amor por ella era mas grande que el amor por la tierra, pero quiso llevarse algo de recuerdo y se alejo en busca de flores, pronto se hallo solo cuando sintió un dolor en su nuca, el primero y se sumió en oscuridad, la cual nunca le abandonaría ya mas.

Lo despertó el hambre, mas no veía nada, se encontraba encerrado en una pequeña habitación donde apenas podía acostarse y no podía permanecer de pie, un olor nauseabundo le causo nauseas y el terror se apodero de el, pensó que había sido enterrado vivo y empezó a gritar y a golpear las paredes, destrozo su manos para siempre, pero nadie respondió, luego de un rato cuando no pudo seguir gritando y solo su respiración le hacia compañía le pareció escuchar algo, una risa.

Y sin embargo confió, confió en sus amigos, ellos jamás le abandonarían en ese lugar y esa confianza le hizo permanecer cuerdo

Pasaron largo rato sin comer y sin beber, estaba convencido que había sido sepultado en vida cuando alguien abrió una loza que tapaba su calabozo, una antorcha le cegó y dos inmensas garras le jalaron fuera del lugar, un ser de largos brazos y espantosa figura le arrastro por el piso y el, débil como estaba no pudo defenderse, pensó que su hora había llegado, para su desgracia no fue así.

Y aun allí su esperanza continuo... su pueblo le salvaría tarde o temprano

A medida que avanzaba por un pasillo empezó a oír voces que provenían de calabozos (o tumbas, pensó) en las paredes, algunos eran gritos desgarrados, otros lamentos profundos, pero a medida que se acercaba oía mas los primeros, y aun peor, eran aullidos que helaban la sangre, aullidos de dolor que el no alcanzaba imaginar, pero que pronto los emitiría.

Una puerta se abrió y una inmensa sala se abrió ante sus ojos, lo levantaron del piso de sus largos cabellos y lo lanzaron a un rincón junto con otros elfos, estos balbuceaban y escupían espuma por la boca, el terror se empezó a apoderar de el, de repente un ser maligno y oscuro se acerco, era inmenso, sombra y fuego se conjugaban y sus ojos brillantes demostraban sevicia infinita, el ser sonrió y pronuncio palabras inmundas en la lengua impronunciable, en ese momento no entendió, luego lo haría.

Fue levantado por dos Trolls y así pudo observar bien la sala, estaba llena de maquinas de torturas indescriptibles que arrancaban terribles gritos de dolor, deformaban el cuerpo y la mente, algunos incluso no gritaban, solo sus ojos demostraban el dolor que sentían, y otros ni siquiera eso, mostraban furia, odio y demencia, pero apenas eran elfos... se parecían al ser que le había sacado de la celda. Pero su esperanza siguió viva.

Describir su dolor es imposible, pero si se ha de decir que era tal que el tiempo se le eternizo, un suspiro era un vida entera y grito, desgarro su garganta hasta quedar sin voz, luego su mente empezó a fallar y su cuerpo a cambiar.

No podría decirse cuando su esperanza murió, talvez no fue así, talvez esa se convirtió en su odio, el ser de fuego y sombras se le acerco y como leyendo su mente le dijo en su idioma “te han abandonado, se han ido lejos en busca de la luz del Oeste y te han dejado con tu sufrimiento”. Y juro venganza.

Y el dolor desapareció, lo soltaron y como una bestia domesticada obedeció a sus torturadores, el temor y el odio lo convirtieron en un animal. Pronto conoció el nombre de su raza. Orco.

Combatió fieramente en todas las batallas antiguas y asesino cruelmente a todo ser que su camino cruzase y pronto olvido quien era y su origen, solo recordaba a su amo y su odio mas no sus motivos.

Y allí estaba ahora, agonizando. Había salido a patrullar las fronteras del reino de Doriath, aquel que no podían conquistar y habían sido emboscados por un grupo de arqueros elficos, uno de ellos era el que ahora veía, sonrió y de algún lugar surgió el recuerdo de una esperanza en su raza, su verdadera raza, la cual se cumplía ahora, pues ahora cuando sentía cerca la muerte se sintió feliz pues se vio libre de nuevo como cuando recorría los verdes campos a la luz de las estrellas.

Beleg Arco Firme se acerco al orco que acababa de morir por sus temidas flechas mientras acechaba una doncella de Doriath, de repente vio en el algo que le sorprendió... sonreía.


La primera voz observo al recién llegado a sus estancias oscuras

- Uno mas de ellos – exclamo
- Si, pero este es especial – contesto una segunda voz algo femenina
- Y que tiene de especial? – pregunto la primera
- Recordó – contesto la segunda

La primera voz permaneció en silencio y observo al ser
- Solo veo maldad y negrura, crees que merece el perdón? – pregunto
- Si, pero sus culpas deben ser expurgadas – contesto la segunda voz
- A veces eres muy condescendientes, ves bondad en donde mas oscuro es – dijo la primera voz
- Y puede ser que eso sea bueno, si muchos de nosotros lo hubiéramos hecho contaríamos otra historia hoy – replico la segunda

La primera voz permaneció callada.

El orco miro sus manos en la tenue y misteriosa luz de la inmensa estancia y noto que sus cicatrices empezaban a cerrarse, sus manos volvían a ser las de antes.

Una inmensa puerta se abrió con gran estrépito despertando al Orco de sus pensamientos y de ella surgió una luz dorada, momentáneamente le cegó, luego se dirigió hacia ella atravesando la puerta la cual se cerro a su paso.

- Bueno, sus culpas serán sanadas – dijo la primera voz

La segunda voz sonrió.



Túrin Turambar
Jaime Díaz Uribe
Marzo 13 del 2002

10 nov. 2008

Empezando de nuevo

Con la intención de revivir esto, por favor diga quien esta dipsuesto a participar de este proyecto, por favor deje un mensaje en este post, si ya es integrante no sera borrado, si quiere ser uno nuevo pues deje su correo.

La intención es escribir, no amarrarnos con palabras o plazos, pero si escribir.

22 oct. 2008

Un Beso Regalado

Un lunes a las 8:00 PM tal vez sea el mejor momento para suicidarse.

Con andar cansado me acerque a la parada del bus, porque además de toda la presión del trabajo, la soledad de esta ciudad y la repentina nostalgia de sentirse vacío, tenía el carro dañado y el corazón destrozado por sentir que el amor es algo extraño a mi persona, algo parecido al humo, que ves pero nunca puedes agarrar.

Apareció el bus y me subí en silencio, pague y recibí mis vueltos, me sentía resignado a esta vida casi automática, esta vida robótica y totalmente carente de algo que me reviente de alguna sensación, porque es que en realidad nada importa, nada sirve.

Allí me sorprendió la vida.

Cuenta esta historia, que tal vez haya sucedido en mi corazón o en mi mente (lo cual es irrelevante), que ella se subió en un lugar no determinado por mi depresión, yo estaba sentado como cualquier perdedor al final del bus y ella me miro, tenia un vestido blanco y los ojos negros, tenia una mirada que me atravesó y el cabello del color de sus ojos, tenia un lunar encima de su labio, no un lunar cualquiera, no en cualquier lugar, era uno pequeño y mandado a poner en todo la mitad de la parte de arriba de sus labios.

Me miro y se sentó en la primera banca, me sentí inquieto y me pregunte por ella, esa mirada me había dejado perturbado, su piel blanca me había trastornado y empecé a fantasear con besar ese hombro descubierto, nunca había deseado algo tan simple de esa manera y nunca mas lo volví a hacer, mis ansias no eran solo sexuales, no era sentimiento burdo, basico y primitivo, pero aun así era algo imposible de definir, quería ese hombro, esos cabellos y esos ojos para mi, quería un titulo de propiedad sobre esa piel.

¿Pero que son los sueños de un hombre? ¿donde viven y donde mueren?, tal vez se van a hacer compañía a todos las ilusiones perdidas, tal vez caminen por un inmenso bulevar sin fin, donde caminan todas las aventuras que nunca se completaron, donde reposan aquellas ideas que nunca se realizaron, donde nos ven pasar las nubes de la nostalgia y el adiós.

Los sueños de un hombre se vestían de blanco y se apresuro a bajar al llegar a una parada, caminó directo a mi y yo no podía dejar de mirarla y entonces cuando pensé que iba a timbrar se paro delante de mi, se agacho y me beso.

Un beso inesperado, el beso regalado de una extraña, una caricia en mi cara y sentí el olor de su saliva, la textura de sus labios y el sabor de su lunar, sentí que si alguna vez ha existido un cielo, el se había materializado allí, en un bus ordinario, con un ángel vestido de blanco que se bajo en esa esquina.

Permanecí sentado en aquel solitario bus y no reaccione hasta cuadras después, aun faltaba para llegar a mi destino, pero decidí correr cuadras atrás en su búsqueda.

Hoy me he subido como muchas tardes cualquiera al mismo bus, a la misma hora, hoy me he bajado en el mismo lugar donde se bajó, hoy he caminado por calles vacías esperando encontrar a la dama del vestido blanco, incluso he buscado un beso parecido, he acariciado muchos hombros, pero nunca ha sido igual, porque en ese beso estaban todas las fantasías que ni siquiera yo sabia que tenia, aquellas que no existen en realidad porque nunca se pueden realizar.

¿En que terminan los sueños de un hombre?, me pregunte antes de dormir.

En simples palabras regaladas como aquel beso, en una historia sin moralejas y sin final, en un saco lleno de las promesas que nunca se cumplieron e ilusiones que nunca se realizaran.

5 oct. 2008

CONVOCATORIA LITERARIA NOCTURNO 2008

Este Año la Organización Proyecto Nocturno realiza la cuarta versión de su Festival de Arte Joven, nuestra temática para esta ocasión es rendirle tributo a la Cultura Popular Caleña. Para ello nos encontramos realizando la convocatoria literaria en dos modalidades, Cuento Corto y Poesía, Alrededor de nuestras convocatorias, nos interesa involucrar a los jóvenes en un ambiente de tertulia y fiesta cultural por medio de las letras y la lectura de las mismas, así, las convocatorias se encuentran dirigidas a jóvenes que se encuentren en el rango de edad de 15-25 años.

Todos los Jóvenes pueden participar sin importar si son o no estudiantes, si viven o no en la ciudad de Cali o si son escritores profesionales o aficionado.

Las Obras deben ser enviadas en un sobre de Manila Sellado con la Fotocopia del Documento de Identidad y la carta donde verifique la autoría de cada una de las obras que participan de la convocatoria, el sobre lo deben enviar a la Universidad Javeriana Edificio El lago, salón 3.8 denominado Oficina de Gestión Estudiantil a nombre de La Organización Proyecto Nocturno, mencionando que es para las convocatorias de cuento y poesía.

Adjuntar todos los datos personales completos y seudónimo (es obligatorio). Las Obras pueden enviarlas también por correo electrónico, pero es indispensable los documentos que se requieren como lo son la carta de autenticación y la copia del documento de Identidad.

El Día 7 de Noviembre (Viernes) se realizará el evento más importante del Festival, a partir de las 7:00 Pm se dará inicio al CABARET LITERARIO, actividad donde ustedes son los invitados de Honor, en ella, se compartirá la noche con los mejores escritores y poetas de la región del Valle del Cauca y algunos invitados de Honor de procedencia Nacional. Esa noche ustedes darán lectura y declamación de sus obras y se presentará al Jurado de Honor de cada una de las modalidades de la Convocatoria.

En el cierre del Cabaret se anunciará quienes serán los ganadores de las menciones de Honor del Festival de este año. El Cabaret es el evento más importante de todos los que tenemos programados para el Festival en su versión 2008 y las únicas personas que no cancelarán el costo de la boletería de entrada serán ustedes los participantes.
Les recordamos que para participar en cada Modalidad son:

Cuento: Máximo 3 cuentos de 3 páginas de extensión cada uno.
Poesía: Máximo 5 Poemas de 2 Páginas de extensión cada uno.

Las Obras deben ser inéditas y no pueden participar o ser publicadas antes de la fecha del Festival en otra convocatoria o en alguna publicación.
Mayores Informes

25 sep. 2008

Muy dentro de mi

Me resulta curioso el sabor de esta carne.

Es un poco dulce y creo saber porque, la paso con un poco de vino y me llama la atención que es algo blanda, pero igual me embarga la felicidad con cada bocado, tanto que una lágrima sale de mi de vez en cuando, al sentirla muy dentro de mi, al sentirla a mi lado al comer.

Tal vez deba contar la historia completa para que sepan el porque la alegría, el porque la lágrima y el porque es tan dulce la carne junto a ella.

Toca retroceder un año atrás en mi vida y decir que esa mañana salí a trotar por la bahía y la vi por primera vez, blanca y hermosa, su largo cabello negro se movía al ritmo de un labrador dorado que la arrastraba por ese corredor y casi me atropella.

- Disculpe - me dijo con su acento de Antioquia

Yo desde ese momento la ame, me habían dicho que el amor a primera vista era una utopía, me habían dicho que el amor para siempre era una mentira, pero se equivocaba y acertaba quien me había metido esas ideas en la cabeza.

Porque en serio la ame, todas las mañanas me levantaba con la ilusión de verla, mi día era triste cuando no estaba, mi día era felicidad con el simple hecho de verla y saludarla con un leve movimiento de cabeza, porque es que el amor hace pequeñas las cosas grandes e inmensas las pequeñas.

Hasta que un día me arme de valor y hable con ella, hable como nunca había hablado con una mujer, duramos horas sentados con su perro dando vueltas a nuestro alrededor contándonos nuestras vidas, mi soledad y sus desgracias, como le habían roto su corazón en Medellin y había decidido buscar trabajo para su psicología en otros lados, con la suerte que la había encontrado junto al mar, con la suerte que me había encontrado a mi.

Empecé a darme cuenta que congeniabamos en muchas cosas y a los tres meses vivíamos juntos, me contó de su maravillosa familia, de su linda hermana, de sus increíbles padres y de la vida perfecta que tenia hasta que un idiota le partió el corazón, yo le conté mi eterna soledad, mis dificultades con las relaciones, mi eterno pesimismo y la sensación de que la desgracia siempre me rondaba.

Por única vez en mi vida fui feliz, pero siempre supe que la convivencia con otra persona no era fácil, mas si esa otra persona era yo, así que tuve que ceder en muchas cosas, cedí en dejar que ella organizara mi ropa, cedí en no dejarme llevar por mis mas básicos instintos en mis relaciones sexuales, cedí en no ver tanto fútbol ni jugar tanto con mis consolas, cedí en dejar de visitar mis sitios de Internet favoritos, pero lo que si me costo trabajo fue en dejar de ver aquellos sitios porno sado masoquistas que tanto me gustaban y ella consideraba tan impropios, así que lo hacia a escondidas y cuando ella me descubría se armaba Troya.

Pero todo valía la pena, por ella, por sus ojos, por su piel blanca, todo valía la pena, incluso cuando al año me regañaba públicamente por mi tosca manera de comportarme, por no afeitarme todos los días, por preferir quedarme en casa y no ir a las mejores discotecas de la ciudad a rumbear con ella, incluso le molestaba que a mi no me importara cuando era evidente que salia con otra persona, porque al final me consolaba saber que me engañaba con uno de mis mejores amigos, que en realidad le importaba tanto como para no hacerlo con un desconocido.

El amor no es perfecto, en realidad esa es la única verdad inmensa como el cielo.

Un día llego borracha y me insulto como de costumbre, acaba de tener sexo con mi amigo y me lo escupió en la cara, yo seguí jugando con mi consola sin decir nada, se burlo de mi y mi forma de hacer el amor, se burlo de mi y mi miserable vida, pero yo jugaba El Señor de los Anillos y estaba en el ultimo mundo, cuando debía vencer a Gollum, llevaba semanas intentando pasármelo y al fin lo estaba logrando, ella me miraba y gritaba, pero yo no oía nada, de repente arranco de un jalón el cable de energía, justo en el momento de mi triunfo.

Me levante y la vi sonriendo, saboreando mi rabia, que fue creciendo y en ese momento de iluminación descubrí otra verdad, que el amor no es por siempre y que este acababa de morir como empezó, justo ahí, en ese instante fugaz.

Me dio lastima golpear su hermosa cara y verla darse con tanta fuerza en el piso, me dio lastima patearla y hacer que se callara, me dio lastima poner mis manos alrededor de su cuello y empezar a apretar mientras sus ojos miel se ponían saltones y sacaba su lengua que empezaba a ponerse morada.

Me dio lastima pero cuando ella no se movió mas, cuando permanecio quieta y quite mis manos, a pesar de esas feas marcas en su cuello, descubrí que acababa de eyacular en mis pantalones y que mas que lastima acababa de tener el mejor orgasmo de mi vida.

Mas lastima me dio tener que cortarla en pedazos porque entera no cabía en el freezer, mas lastima me da no saber que hacer con su cabeza, porque si bien me encantaría disecarla y ponerla de adorno en la sala, pienso que a lo mejor mis visitantes pueden encontrarla algo macabra.

Pero ahora, que he horneado su carne me doy cuenta que el amor es algo extraño, nunca la dejare de amar, por eso su carne me sabe a miel, por eso se que cuando la coma mi cuerpo tomara lo mejor de ella y expulsara lo mano, solo su esencia buena permanecerá muy dentro de mi, ella empezara a ser parte de mi.

Igual pasara con el labrador... no, no me lo pienso comer, que clase de persona seria si me comiera a ese perro fiel y adorable, pero el que tanto la quería también debería tener un poco de ella.

Me tomo un vaso de vino de mas y empiezo a pensar en su hermana, que ayer llamó preocupada, le mentí lógicamente, le dije que hace un par de días no sabia de ella, que su celular estaba apagado y sus pocos amigos no daban razón, ella dijo que vendría buscarla... yo la he invitado a almorzar.

21 jul. 2008

Misión Cundinamarca

Amigos Míos...
Veo que la publicación exitosa de escritos en este Blog es una realidad, situación que me emociona y me invita a leerles con mayor frecuencia. A continuación los invito a leer la presente trilogía que ha nacido en mi Blog y que por razon es de Espacio prefiero darles a leer con un Link en vez de copiar el texto.
Espero os Guste y del mismo modo les genere intenciones de comentar.
Con el mayor de los gustos me encuentro preparando una Parte IV y quien sabe cuantas más, debido a que esta conexión de relatos es una tarea de carácter extraño que me encuentro publicando. Siempre serán Noticias pues para leer o recordar, esa cotidianidad que se niega a morir.
AV

15 jul. 2008

Amenazando.

Esto es una advertencia... o una amenaza.

Quien no se reporte de acá al viernes sera borrado como participante de este blog, de igual manera quien quiera participar no dude en escribir a turint@gmail.com

He dicho.

Ya saben señores, a escribir o al menos a reportarse. El patrón ya ha hablado y quien no se manifieste esta vez SI, será borrado. (Nota de ::Theraq::)

12 jul. 2008

Asesino

(Escrito en Junio del 2007)

Un hombre que huye de lo que teme, a menudo comprueba que sólo ha tomado un atajo para salirle al encuentro (Sador, Cuentos Inconclusos, La infancia de Túrin - JRR Tolkien)



Yo recuerdo a Fernando jugando en el techo de mi casa con mi hijo.

Algún arreglo hacia y el era lo que podíamos llamar un todero, su camiseta del Junior y tenis de marca que algún jugador le había regalado estaban completamente mojados y le ayude a bajar a Jaime Andrés, sonriendo me contó lo que había hecho, se cambio y se fue para la cárcel... Fernando era un trabajador extramuros de la cárcel Modelo a quien mi papá le daba trabajo.

Al día siguiente mi esposa me pregunto que había hecho Fernando, yo espere que el niño no estuviera presente y le conté: Fernando es un asesino.

Fernando era un policía, de esos patrulleros que se las saben todas, de esos que son mas criminales que los mismos criminales, de esos que por dinero hacen lo que hacen los que dicen combatir... por eso un día vio que ganaría mas dinero por fuera de la policía que dentro de ella, encima ya tenia varios reportes disciplinarios y se sentía echado, así que se volvió independiente, se compro un arma y empezó a hacer lo que mejor sabemos hacer los seres humanos, hacerle daño al prójimo.

Pues bien, un día Fernando asesino a dos personas, ¿quienes eran?, no se, no me echaron el cuento completo, la cuestión es que lo cogieron, lo condenaron y le metieron como 20 años de cárcel... y el reloj empezó marcar, el tiempo y la vida giraron.

Después de un tiempo, por alguna razón que desconozco a Fernando le dieron permiso para trabajar extramuros, podía salir pero debía volver a dormir todas las noches, había convertido a su cárcel en su hotel después de 10 años de estar encerrado, ¿era mejor persona?, no se, creo que si, pero digamos que cuando lo conocí era persona, un tipo mamador de gallo, con muchos cuentos que echar y siempre servicial, jamas se negaba a nada y nunca se robo un peso de mi papá o mio, era de esos tipos que podías dejar en la casa con la seguridad que nada se perdería, jugaba con mi hijo como si fuera un niño también... un asesino era nuestro hombre de confianza, tal vez siempre había sido así, tal vez las personas nunca son malas de todo, tal vez incluso quien aprieta el gatillo para segar vidas es un ser humano.

Sin embargo, el odio, contrario al amor, es por siempre, hay dolores que duran eternamente y no te dejan dormir en las noches, hay dolores que la venganza reclama como suyos por siempre, hay actos que jamas se perdonan, ni con arrepentimientos, ni con años de encierro, ni siquiera con actos de bondad llenos de amor y sinceridad.

Fernando al fin termino pagando 12 años de cárcel, muy poco para alguien que mata a dos personas, mucho para quien los vive y recobro su libertad, trabajo un tiempo mas con mi papá y luego conoció a una mujer, la cual compro un taxi y el lo empezó a manejar.

Lo recuerdo por ultima vez ese día en el taller de mi papá que llego a saludar, me dio su tarjeta y me dijo que cualquier cosa que necesitara lo llamara, me invito una cerveza y se fue.

Fernando un día estaba estacionado al frente de una tienda en su carro, alguien se acerco y lo llamo por su nombre, dispararon dos veces. El primer tiro le dio en una pierna, el segundo le dio en la cara de manera tangencial a la altura de los ojos... entro por el izquierdo y salio por el derecho.

¿Quien disparo?, el sabe, nosotros no, dicen que fue familia de las dos personas que mato, que estaba haciendo "cruces" raros en su taxi ultimamente, que... no se... que mas da, lo único cierto es que Fernando no murió, pero tal vez hubiera sido mejor, quedo ciego, su esposa lo dejo al tiempo y no le quedo mas opción de irse para donde su mamá para ser un invidente mas mantenido por su familia... el destino, la venganza y el odio por fin le habían alcanzado.

11 jul. 2008

... Y fueron felices por siempre.

(Escrito en Febrero del 2007)

Nacho tenia muchisima plata y 34 años, cuenta que con lo producido en un día se podía comprar un camión cada dos días o una casa semanal, era la Colombia de otro tiempo, en los años 50s se podía hacer plata en un año trabajando, se podía uno quebrar y salir adelante, Magangue era un pueblo caliente (igual que hoy en día) pero prospero y centro de comercio.

Nacho recorría el país con sus camiones de carga, llevando de un lado a otro Café, arroz... lo que fuera, en un tiempo que la marihuana se daba silvestremente y no era negocio cultivarla. Por tal motivo era el perfecto partido para cualquier niña viva del pueblo, dice que ya había "llevado" de su casa a unas cinco mujeres para la época y no importaba su fuerte acento libanes ni que bebiera whiskey todos los días, ni que en sus farras contratara una papayera toda la noche y sacara tres putas del mejor prostíbulo para que le hicieran compañía... no, en realidad tenia dinero y pinta para que eso no importara.

Un día paso por uno de los almacenes de telas de sus paisanos y vio a una linda mujer que leía... le pregunto a su compadre como se llamaba... "esa es la hija del viejo Elias Cure, la niña de sus ojos y el viejo es muy bravo y celoso, se llama Nadime"... el viejo Nacho que no le comía cuentos a nadie entro y le pidió un par de medias, milagrosamente en ese almacén de telas vendían medias.

Dice el que le dio las medias mas feas que habían, pero a el no le importo.

- Señorita, le gusta leer?

- Si, bastante - contesto ella y hoy asegura que en las tardes no había nada que hacer aparte de leer.

- Pues yo tengo un libro que le voy a regalar - contesto el, le costo $35 y se llama El Guardián (el libro aun existe), un libro medico que explica enfermedades comunes y sus curas.

Y se lo regalo, desde ese tiempo la empezó a visitar y en un pésimo español le escribía cartas de amor durante sus viajes, el amor de aquella época tenia mas de ilusión que de realidad, mas de suspiros que de besos.

Sin embargo, el viejo Elias no necesitaba el dinero de Nacho, tenia suficiente y reprochaba la relación de su hija con ese "mujeriego borracho" de Nacif, así que trataba de todas las maneras de evitar que su hija se viera con él... pero toda historia de amor tiene su alcahueta, su celestina, y en este caso fue la mamá de Nadime, quien ayudaba a los enamorados a verse, claro, con ella en la misma habitación.

Y resultó que Elias nunca dio el permiso para que se casaran, Nacho desesperaba y un día que ella estaba de vacaciones en Barranquilla para unos carnavales el le pidió que se casaran, Nacho fue a la iglesia y llevo los papeles de los dos, pero no se había confesado desde su primera comunión así que el cura le exigió que lo hiciera, en plena confesión el padre le pregunto si alguna vez se lo había comido otro hombre (porque le pregunto eso? pregunte yo en ese momento de la conversación... no se, a lo mejor el marica era el y yo le guste, contesto) a lo cual Nacho, que nunca salia sin su revolver lo encañono, el Cura se asusto tanto que le dijo que no era necesaria la confesión, que el los casaba.

Martes de Carnaval en esta ciudad del caos, en el día mas desordenado de la ciudad, con no mas de diez testigos, Nadime había recibido un Marconi el día anterior avisando que su padre venia por ella el miércoles, tarde para evitar el destino de su hija... así se casaron Nacif y Nadime.

Y paso un año, pasaron diez, pasaron cincuenta... y el tiempo es el tiempo, nunca deja de pasar para quienes viven.

Quisiera decir que fueron felices por siempre, pero no seria cierto, la felicidad es como el amor, no dura por siempre, pero el valor de quedarse con alguien por siempre a pesar de problemas, a pesar de dolores, a pesar de la esperanza de tener a alguien mejor, tal vez sea mas grande que el amor y la felicidad... ese valor que mi generación (y las que nos siguieron) olvidó, porque de allí en adelante fuimos personas de amores efimeros y alegrías instantáneas, con capacidad de amar y dejar de amar como apagar la luz, nos dimos cuenta que el amor no era para siempre... y es cierto, pero antes no lo sabían.


10 jul. 2008

El Viejo Árbol

(Escrito en Julio del 2006)


Hace mucho tiempo fue joven, quien sabe cuando, porque yo ya lo conocí mayor, tal vez cuando esta ciudad se empezaba a construir, tal vez cuando ni siquiera estaba.

A mi vista era inmenso y aun lo sigue siendo, pero en mi admiración de niño yo le veia omnipotente, orgulloso, terrible, El Árbol.

Recuerdo mis tardes ociosas de las vacaciones de diciembre, cuando Javier, Mauricio y yo cogíamos nuestros muñecos de Star Wars y nos íbamos a la casa de Pipe en la esquina cuya sombra cobijaba El Árbol, a veces intentábamos aventuras espaciales en el, yo siempre me pedía a Han Solo y a veces entre gusanos y hormigas teníamos fantasías superiores a las de Lucas.

A veces, simplemente no hacíamos nada, nos subíamos y mirábamos reflejos del sol entre sus inmensas ramas, siempre tupidas, tal vez hablábamos de algo, pero uno se olvida de lo que hablaba a los 11 años, seguro de Fútbol, de niñas a las que no nos atreviamos a hablar, de sueños inalcanzables e ingenuos que allí parecían cercanos, del futuro.

Javier era el mas intrépido y solía ser quien subía mas alto en el árbol, pero incluso el se había caído mas de una vez de sus ramas, yo creo que El Árbol era orgulloso y quería darnos lecciones, no quería que rescatáramos aquella cometa que siempre estuvo en su punta y siempre se negó a entregar, nunca nos partimos nada, pero hubo raspones y cicatrices que incluso hoy tenemos, que mostrábamos orgullosos, que nos lavábamos en la lluvia y en el arroyito que se formaba en la calle y que cuando era muy fuerte arrastraba a nuestro infantil cuerpo.

Pensé que el árbol duraría por siempre.

Ayer sonó mi celular y mi mamá me dijo que se había caído el árbol de la esquina, "cual esquina pregunte?", "cual mas? el grande"... sentí una presión en mi pecho y tuve que ir a verlo, había cámaras de noticieros locales y nacionales porque había caído encima de la casa destruyendo mitad del techo en incluso tumbado una pared, se había rajado por la mitad y no me dejaban acercarme, como si yo fuera un extraño para el, como si fuera un curioso mas, como si El y yo no hubiéramos compartido la mas bella de las épocas, la época de ser libre y soñar con historias que se perdieron entre sus ramas....

Alguien se acerco y me dijo que era el comejen... era Mauricio y nos miramos sabiendo que compartíamos el mismo dolor, que una parte de nuestras vidas se había ido con El, que jamas dimos las gracias.

9 jul. 2008

100 metros en 5 segundos.

(Este cuento esta basado en una historia real y fue escrito en mayo del 2006)

Corría el año de 1983.

El estadio de Barranquilla era el municipal Romelio Martinez, con capacidad de 15.000 personas, pero siempre entraban 25.000, se hacían filas inmensas para entrar y ya se construiría el Roberto Melendez con capacidad para 65.000, pero en ese tiempo el fútbol lo veíamos como sardinas en lata.

Yo era un niño, un tío me llevaba al estadio y yo me la pasaba lo mas de bueno, en ese tiempo teníamos que odiar a América y Millonarios (y los sigo odiando) y era una afrenta perder con cualquiera de ellos acá... El Romelio era un fortín inexpugnable.

Pero ese día el partido era con el Pereira y Junior como siempre gano, no recuerdo el marcador, escasamente tenia 9 años... pero hay algo que por siempre se guardara en la memoria de los que fuimos ese día al estadio: El día que William Knight recorrió los 100 metros en 5 segundos.

William no era el mejor jugador del mundo, pero era de acá y hacia goles, era habilidoso y le ponía corazón al asunto (lo que pocos jugadores hacen hoy en día), pues resulta que en ese tiempo empezaba la medicina deportiva a aparecer en los equipos y el medico les recetaba una dieta diferente a cada jugador dependiendo de sus necesidades... a William le recetaron galletas con mermelada.

Pero a William no le gustaba, claro, el tipo estaba acostumbrado a comerse un matrimonio (el que no sepa que es un matrimonio remitirse a Cocina Costeña) con jugo de corozo y a merendar con butifarra y bollo de yuca... entonces cuando le daban su galleta con mermelada quedaba con mas hambre.

Pues resulta que ese día William iba para el partido con esa sensación que le hacia falta algo en el estomago y cuando llegaba al camerino se encontró con la esposa de Galvan que tenia un plato lleno de Butifarras.

"Nojoda con ese filo que yo tenia me las mame a escondidas sin que el DT se diera cuenta, creo que me las comí con todo y pellejo" dijo William después.

Y así fue, sin embargo antes de empezar el partido sintió el familiar movimiento de estomago que avecina la temida diarrea, cuenta que se le acerco a Dulio Miranda y le dijo "Viejo man, como que hoy va a llover"... sin embargo así empezó a jugar y así empezaron los retorcijones.

William intentaba aguantar, esperando que el tiempo volara y se acabara el primer tiempo, pero cuando pensó que había pasado media hora y pregunto el tiempo le dijeron que solo llevaba 10 minutos, así que empezó a sudar frío.

La gente en la tribuna se preguntaba lo extraño que se comportaba William, pero todos nos dimos cuenta que algo en realidad andaba mal cuando Kiko Barrios salio del fondo y le lanzo una bola al vacío, de esas que el acostumbraba a alcanzar.

"Cuadro, no tuve otra que apretar las nalgas y correr detrás del balón, pero algo se revolvío y tuve que dejarla ir"

El técnico se levanto molesto, William no sabia que hacer... era urgente, tenia que salir de la cancha... pero el, como profesional de esos de antes, no iba a salir con la bola en juego... no señor, así que aguanto.

"Llave, ese dia Junior parecía Alemania del 74, tocaban y tocaban y la jodida bola no salia, a mi Dulio se me parecía Beckenbauer"

Hasta que al fin salio.

100 metros separaban a William del trono donde descansaría sus penas, lastima nadie cronometro... pero lo que todos vimos fue una sagueta trigueña recorrer ese espacio en menos de 5 segundos, es cierto, William hizo el pique mas rápido de su vida.

Al rato William volvió a la cancha, su tono amarillo había cambiado y el color había vuelto... William volvió a ser el mismo de antes.

Corría el minuto 25 del segundo tiempo, no recuerdo el marcador, pero si el gol... un tiro de esquina que alguien cobro al medio del área y allí se elevo desafiando todas las leyes de la gravedad William Knnight por encima de todos... cabeceo y gol.

"Viejo man, es que yo estaba mas liviano que todos..." Dijo después.

8 jul. 2008

3:00 AM

A las 3:00 AM el diablo suele tomarse un café con sus mas queridos amigos.

Le gusta reunirse entre brujas y demonios y recordar viejos tiempos de cuando el mundo era joven e inocente, bromea con vampiros sobre el sabor de la sangre llena de drogas y con los hombres lobos sobre el sabor de la ya no tan virgen carne.

Pero incluso estos lo dejan solo al rato, aburridos de el y sus historias que repite sin cesar, el Diablo es aburrido incluso para sus súbditos.

A las 3:00 AM al diablo no le gusta sentirse solo, por eso despierta a alguien y trata de robarle su alma, pero ese alguien se burla de el, lo mira con sus cachos y patas de cabra y lo manda a donde el mismo, al demonio.

Entonces al Diablo le parece que la vida no tiene sentido, que la maldad ya no es el y le pide un cigarro al pobre tipo, pero este no fuma, así que le regala mejor una rebanada de pastel de chocolate con un vaso de leche.

- He venido a llevarme tu alma sabes? - Dice el Diablo mientras toma el primer bocado

- Alma, cual alma? mira dentro de mi Lucifer, estoy vacío - dice el tipo

Entonces el Diablo asustado se larga corriendo, dejando el pastel, dejando la leche...

"Mejor, mas para mi" piensa el tipo.

7 jul. 2008

Rosa Apache

(Escrito en noviembre del 2005)


Rosa usa Jeans de marca, camisa corta y escotada, chaqueta de cuero de esas bien costosas, zapatos no tan altos, pues mide 1.75, su cabello rubio es natural y su piel bronceada, camina con elegancia y tiene un culo bien torneado, esos que se hacen con dos horas diarias de ejercicio en el gimnasio mas caro de la ciudad, senos grandes pero no exagerados, ya uno no se acuerda cuando no tenia casi, hace tiempo se opero.

Rosa estudia en una buena universidad de Bogota, pero es Barranquillera, estudia algo que tiene que ver con servicios y sus papas de clase media, le mandan mensualmente lo del arriendo y pal sostenimiento, pero eso no alcanza para las operaciones ni para el gimnasio, mucho menos para ir al peluquero cada tres días... y menos para el Corsa 2006 que se acaba de comprar.

Rosa cuando niña soñaba con su príncipe azul y jugaba con Barbies, se graduó de un colegio de monjas y desde allí se dio cuenta que era bonita y con abrir piernas ella abría puertas, alguna vez quiso ser actriz o modelo y en alguna propaganda de poca monta aparece, pero nunca llego porque no tenia talento para esas vainas, no es inculta pero nunca le intereso demasiado la intelectualidad, quería ser bonita y deseada, quería ser como las que salen en la TV, como Britney, como Madonna, como JLo... y al costo que fuese, quería tener lo que sus padres nunca le podrían dar, quería lipos y tetas nuevas y las tuvo.

Sus papas creen que tiene un novio de plata, no saben que ella tiene dos celulares, uno para ellos y otro para los clientes, ella se hace llamar Paula para ellos, y por 300.000 la hora hace lo que sea, incluso si sus padres entran a una web podrán verla con su cara tapada.


Rosa tiene un tatuaje de una Rosa Apache en su hombro, lo hizo cuando tenia 16 y sus papas la castigaron, es pequeñita y hasta sexy, a algunos clientes les excita eso.

Hay veces que Rosa se consigue viejos que solo buscan sexo oral, ella abre sus piernas y ellos lamen hasta cansarse, ella piensa en los 300.000, solo en eso porque si se pone a pensar en la lengua que acaricia su clítoris entonces saldría corriendo... uno de los tipos le da cachetadas, ella finge que le excita y evita pensar en que su padre jamas le ha puesto un dedo encima, otro le gusta tirarle su semen en sus apreciados senos y tiene que hacer un esfuerzo para poner cara de placer cuando en realidad esta que se vomita.

300.000 pesos la hora, eso vale la felicidad para algunos, la felicidad de tener a alguien que no le cuestione ni le diga porque esto o porque lo otro... también vale la felicidad de Rosa, la felicidad de tener tetas, la felicidad de ser divina y perfecta, la felicidad de tenerlo todo y nada a la vez.

6 jul. 2008

El Diablo.

(Este no es estrictamente un cuento, pero igual fue escrito en Octubre del 2005)

Guayabera blanca y pantalón negro, recién afeitado y gafas oscuras, barbilla partida y dientes blancos y perfectos, sonriente todo el tiempo... pero si miras bien tiene patas de cabra.

Se pasea por todas las discotecas un sábado por la noche, camina entre todos, entre borrachos, drogados y abstemios, entre santos y pecadores, entre putas y vírgenes, entre heteros y gays, entre bailadores alegres y reprimidos sentados, entre todos y nos toca el hombro.

A veces escoge una niña y la viola en el baño, a veces se convierte en mujer de rojo y escote y te la chupa en una esquina, a veces es todo y nada, pero siempre esta allí mirándote y señalándote, porque sabe que el camino no es tan largo después de todo y que cada cerveza que te empinas es una menos en su camino, el que te tiene marcado.

El Diablo es un ti pazo.

5 jul. 2008

Suele ponerse peor.

(Este cuento fue escrito en octubre del 2005 y esta basado en una noticia del momento)

Tres muertes mira de un lado a otro de la calle, son las 11:30 PM y a las chicas les va bien, en la 46 con 74 la cosa esta movida, incluso una le regalo un jugo de naranja y zanahoria con una caribañola de carne... se ríe un rato solo, sabe que mas tarde tendrá dinero para meter bazuco... Tres muertes es uno de los chulos que cuida las putas del sector, pero en realidad su apellido es mas peligroso que lo que en realidad es: un pobre drogadicto que anda con un puñal oxidado, que vive de la carestía de las mujeres de la noche, que tres veces se ha pasado de droga y lo han considerado muerto, pero las tres veces ha resucitado... seguro que habrá una cuarta, solo es cuestión de tiempo.

Tres muertes no se da cuenta cuando llega Johny en su mazda 323 rojo con Norberto y Rogelio, porque en ese momento esta prendiendo su tabaco, el carro es viejo, modelo 90 y miran detenidamente a todas las putas, un bate reposa en el maletero del carro, un revolver calibre 38 en su guantera... los tres odian a las putas... porque? no se, yo, el narrador, no cuestiono odios ni razones, tal vez alguna les hizo algo, tal vez alguno tiene alguna enfermedad, tal vez son de un grupo de limpieza social, tal vez... muchos tal vez pero una sola realidad, los tres son unos hijos de puta.

Yesenia los ve pasar, a pesar de la buena noche para todas a ella le ha ido mal, y tiene que pagar el arriendo o la echan, le hace señas al carro y ellos se acercan... la vida es difícil a los 19 con una hija de 3, la vida es jodida cuando no tienes educación y tu padre te pegaba de niña cada vez que lo veías, dos o tres veces al año, la vida es jodida, muy jodida, pero no hay cosa jodida que no pueda estar peor.

Los tipos le agarran el culo desde el carro, dicen que quieren a dos, que les hagan show lesbianico, que armen una buena orgía... a Yesenia no le gustan esas vainas, pero el día esta duro y la vida es jodida, peores cosas ha hecho por plata... ella mira y ve a Claudia sola.

Claudia es su nombre, pero se hace llamar Paula Andrea, imita bien el acento paisa, dice que es de Pereira a sus clientes, pero en realidad nació en Malambo (Atlántico), tiene 24 años, un esposo que le pega y se la pasa borracho y dos hijos uno de 10 que trabaja en un semáforo limpiando parabrisas y otro de 4... fue muy bonita, hace mucho, aunque en realidad no tanto, pero la vida es jodida y le hace unas guachadas a todo el mundo.

Paula Andrea se pone pesada solo para subir la tarifa, al final se sube, Johny sonríe, sus amigos se lamen los labios, Yesenia bromea y piden que le pongan un vallenato, Tres muertes las ve irse... el mundo sigue girando.

8:00 AM del día siguiente, Tres muertes aun esta dormido pasando la traba, Johny se ha masturbado dos veces pensando en la noche anterior, Yesenia y Claudia están tiradas boca abajo en un monte en la via a Puerto Colombia, allí las encontrara alguien y no sabra de los 17 batazos que recibió Claudia y los 13 que recibió Yesenia, no sabrán que después ya moribundos les dieron un balazo en la cabeza, lo que en realidad fue un acto de misericordia.

Pero es que la vida es jodida, muy jodida y suele ponerse peor.

4 jul. 2008

Cabezas en el maletín

(Este cuento fue escrito en septiembre del 2005)

Pero porque lloras?, si todo estuvo bien, la verdad en la cama eres genial, desde que vi tu ropa interior negra sabia que seria así, además con tan pocos años y ya haces las cosas que haces... me encanto jalarte el cabello mientras estabas en cuatro, simplemente me fascino y si no hubiera sido así no habría pasado nada, te hubieras ido y jamas te habría vuelto a llamar, bueno, en realidad no te podre volver a llamar... y no hablemos mas porque me excito nuevamente, y ahora ya no es tiempo de sexo.

El tiempo de sexo ya paso, y estuvo tan bueno que por eso voy a hacer lo que te haré... pero no te asustes linda, que te quedaras conmigo por siempre... te aprietan las cuerdas... mmm la verdad es que eso me excita mas, tomare una foto... puedo?... deja de llorar, que así amarrada de brazos y piernas a la cama te ves preciosa, divina, incluso oírte lloriquear te hace mas preciosa.

A ver... que si te voy a matar?... claro, pero eso tomara un tiempo, es mas, creo que no te darás cuenta, te habrás desmayado del dolor para cuando estés muerta, así que no te preocupes, que te dolerá tanto que no sentirás la terrible llegada de la muerte... pero no llores, que todos nos morimos, y tu te quedaras para siempre conmigo.

Sabes? soy un sentimentalista de mierda, un melancólico irreparable que añora viejas películas y hoy me acuerdo de tres, a ver si las adivinas... hey! no te asustes, esta es mi sierra eléctrica y mi mascara de cuero, te dije que era un imbécil sentimental? oh si... pues bueno, primero te cortare los pies a la altura de los tobillos, luego las rodillas, y así cada parte de tu lindo cuerpo... si, se que lo arruinare, pero es la entropia sabes? todo tiende al desorden, eso es lo único que recuerdo de mis clases de termodinámica.

Pero recuerdas la película? soy un imbécil sentimental sabias? la sierra... la mascara... película gore... me encanta el gore, tal vez sea demasiado sucio, este cuarto quedara vuelto una mierda, lo se, pero me encanta, ya te dije lo de la entropia?

Y de hecho hacer esto es otra película, el copiar asesinos aunque sea de películas ya lo han filmado... sabes que película?... bueno, tal vez estés buena, pero mucho cine no has visto...

En fin, no te preocupes, que dejare casi todo acá, para que tus padres puedan enterrar algo, aunque tengan que armarte linda, pero seguro que si lo harán, aunque no se que harán con lo que haga falta, seria gracioso que usaran una calabaza o algo, pero hoy en día nadie tiene buen humor... porque claro que me llevare algo tuyo, me llevare tu cabeza, y la guardare en mi maletín negro... junto con las otras.

Recuerdas la película?

3 jul. 2008

Hermano Mayor, Hermano Menor

(Este cuento lo escribi en Julio del 2001 y tiene un plagio descarado a una escena de una famosa pelicula.)

Hay amores de amores y odios de odios, y muchas veces estos se entrelazan y es difícil ver sus diferencias, mas aun cuando la sangre y la familia esta de por medio.

Cuentan de un antiguo reino, quien renació de sus cenizas y dio luz a una época oscura, un reino que murió luego tal como todos lo hacen, mas su brillo aun se puede ver en el cielo porque sus proezas alcanzaron la eternidad.

Sus hombres hacían honor a su raza, grandes como solo ellos fueron, fieles amigos y poderosos enemigos del mal. Mas su linaje de reyes un día se perdió y su reino se dividió, en la espera del regreso del verdadero rey otras familias tomaron el rol de mandatario, pero solo hasta que regresara quienes ellos esperaban en profecías y cantos. Mas esto no fue obstáculo para ese reino porque aquellos encargados fueron merecedores de aquel reto, aunque tuvieron grandes problemas y padecieron mucho, pero hasta el fin se mantuvieron.

Hubo una familia, la ultima de ellas, la cual tuvo dos hijos, quienes crecieron bajo el cuidado de su padre pues su madre muy joven murió. Crecieron siempre sintiendo gran amor entre ellos, y a pesar de eso existía una rivalidad inmensa, incluso los habitantes de la ciudad que era capital del reino dividían su simpatía entre el hermano mayor y el hermano menor.

El Hermano mayor fue fuerte desde que nació y su altiva cara era la de un rey aunque sus títulos dijeran que solo era el heredero de un sustituto, siempre fue obedecido y era orgulloso, a veces demasiado, pero se hacia respetar, y siempre pretendía demostrar su supremacía física e intelectual sobre los demás, incluso con su hermano menor.

El Hermano menor, también era fuerte, pero de mas fácil sonrisa, le gustaba meditar y hablar de historias de otras épocas, amaba la lucha como el primogénito, mas no era fácil llevarlo a esta, “solo cuando es necesario” acostumbraba decir, muchas veces su silencio se confundía con sumisión, mas luego quien pensó así se dio cuenta de su error.

El Padre no ocultaba su favoritismo por el primogénito, pero como culparlo en aquella época en la que nacer primero era privilegio, pero aun mas, como culpar al padre si su hijo mayor se parecía demasiado a el, y no solo físicamente, su carácter era el mismo. Mientras que el menor siempre se pareció mas a su madre, callado y calculador, prefería la escucha al habla.

Sin embargo los dos crecieron con la misma educación, se entrenaron para grandes guerreros y lo fueron, respetados y admirados por sus hombres.

Cuentan que siendo aun muy jóvenes salieron a pasear escondidos durante la noche y el Hermano Mayor amante de los retos y queriendo demostrarle al Hermano Menor su superioridad le dijo que caminaran hasta un rió cercano y que cumplieran una singular competencia, este era nadar rió arriba hasta que las fuerzas los abandonaran quien primero se cansara perdería

El Hermano Menor acepto pues sintió que su Hermano Mayor trataba de menospreciarlo y se sintió con fuerzas para vencerlo, mas no fue así, nadaron bastante tiempo rió arriba y el segundo se sintió desfallecer, mientras que el primogénito lo dejo pronto atrás. Por mas que intento no pudo, sus músculos se agarrotaron y su cuerpo dejo de responder, a duras penas se acerco a la orilla y pronto el otro le alcanzo y con una sonrisa burlona le dijo “Soy mejor que tu, lo que quiere decir que no solo por nacimiento seré heredero de mi padre”

Y se sintió ofendido, mas guardo sus sentimientos, pues a pesar de todo esto quería a su Hermano Mayor y le apoyo en cualquier causa que este siguiera equivocado o no. Mas desde ese día siempre quiso vencerlo por lo que durante todos los años antes de separarse siguieron su singular reto, pero siempre lo perdió, aunque con el tiempo cada vez era por menos.

El tiempo paso y los jóvenes se volvieron hombres, guerreros que luchaban contra la oscuridad que se les enfrentaba y siempre fueron vencedores, muchas veces juntos, muchas veces por separado, y la gente contaba sus triunfos como si estuvieran apostando por ellos.

Un día su padre recibió noticias de una reunión de todos los pueblos de esas tierras para buscar una solución definitiva en contra del Señor Oscuro que era cada vez mas poderoso y no dudo en decirle a su primogénito que fuera en su representación. Este sonrió con satisfacción y no dudo en contarle a su Hermano Menor buscando que este se sintiera mal o reaccionara de manera egoísta, mas no fue así, le deseo suerte y trato de aconsejarle, pero el Hermano Mayor tuvo oídos sordos para estos consejos. Le dijo:

- Presiento que te enfrentaras a algo mas fuerte que cualquier hombre - dijo el Menor

- Al Señor Oscuro? - pregunto el Mayor

- No, a ti mismo

Pero no entendió esas palabras y pensó que su Hermano Menor intentaba asustarle por envidia, por lo que se porto de manera altiva y lo reto a nadar, a lo que este respondió que no le parecía prudente mas el Hermano Mayor insistió.

Pronto estuvieron en el rió, bajo las bellas estrellas que el agua oscura reflejaba de una manera singular, por un momento al Hermano Menor le pareció que le decían algo, pero no lo supo descifrar.

Se lanzaron al agua y nadaron largo rato, mas de lo que cualquier hombre nadaría normalmente, alcanzaron distancias inimaginables y quienes les vieron creyeron que los mismos Dioses de las aguas eran quienes nadaban en esas aguas.

Pero esta vez el Hermano Menor no desfalleció, si bien muchas veces sentía que sus fuerzas se iban, miraba al cielo y estas volvían, pero su Hermano pronto se empezó a quedar, y desapareció de su vista. Se detuvo y lo busco con su mirada, no lo vio, se dejo llevar por la corriente y se empezó a desesperar, no había alcanzado ninguna orilla, el rió lo arrastraba a sus profundidades y el no sabia donde.

Cuando empezaba a darse por vencido vio que de un lugar surgieron espumas, se dirigió a el y se sumergió, el agua estaba oscura y no veía nada, mas en la oscuridad algo brillo y nado a ese lugar estiro su mano en un intento desesperado y agarro la mano de su hermano. Lo llevo hasta la orilla y cuando estuvo allí le miro al rostro, estaba pálido, mucho tiempo después recordaría en un sueño esa expresión de su hermano. Como hombre de armas sabia como revivir a un posible ahogado y lo hizo, su hermano tosió largo rato y luego le agradeció sin atreverse a mirarle a la cara. Pronto y sin dirigirse palabra fueron a sus casas.

Al día siguiente el Hermano Menor fue a despedirse de su hermano y darle palabras de aliento, mas este ya había partido, fue corriendo a la alta torre blanca y observo el horizonte, presintió que no lo volvería a ver.


Boromir no pudo completar su misión y cayó bajo si mismo, su propia ambición le consumió, al morir recordó las palabras de su hermano y cuando vio a Aragorn acercarse a socorrerlo el vio a su Hermano Menor, Faramir de Gondor dándole la mano en las turbias aguas de un rió.