21 jul. 2008

Misión Cundinamarca

Amigos Míos...
Veo que la publicación exitosa de escritos en este Blog es una realidad, situación que me emociona y me invita a leerles con mayor frecuencia. A continuación los invito a leer la presente trilogía que ha nacido en mi Blog y que por razon es de Espacio prefiero darles a leer con un Link en vez de copiar el texto.
Espero os Guste y del mismo modo les genere intenciones de comentar.
Con el mayor de los gustos me encuentro preparando una Parte IV y quien sabe cuantas más, debido a que esta conexión de relatos es una tarea de carácter extraño que me encuentro publicando. Siempre serán Noticias pues para leer o recordar, esa cotidianidad que se niega a morir.
AV

15 jul. 2008

Amenazando.

Esto es una advertencia... o una amenaza.

Quien no se reporte de acá al viernes sera borrado como participante de este blog, de igual manera quien quiera participar no dude en escribir a turint@gmail.com

He dicho.

Ya saben señores, a escribir o al menos a reportarse. El patrón ya ha hablado y quien no se manifieste esta vez SI, será borrado. (Nota de ::Theraq::)

12 jul. 2008

Asesino

(Escrito en Junio del 2007)

Un hombre que huye de lo que teme, a menudo comprueba que sólo ha tomado un atajo para salirle al encuentro (Sador, Cuentos Inconclusos, La infancia de Túrin - JRR Tolkien)



Yo recuerdo a Fernando jugando en el techo de mi casa con mi hijo.

Algún arreglo hacia y el era lo que podíamos llamar un todero, su camiseta del Junior y tenis de marca que algún jugador le había regalado estaban completamente mojados y le ayude a bajar a Jaime Andrés, sonriendo me contó lo que había hecho, se cambio y se fue para la cárcel... Fernando era un trabajador extramuros de la cárcel Modelo a quien mi papá le daba trabajo.

Al día siguiente mi esposa me pregunto que había hecho Fernando, yo espere que el niño no estuviera presente y le conté: Fernando es un asesino.

Fernando era un policía, de esos patrulleros que se las saben todas, de esos que son mas criminales que los mismos criminales, de esos que por dinero hacen lo que hacen los que dicen combatir... por eso un día vio que ganaría mas dinero por fuera de la policía que dentro de ella, encima ya tenia varios reportes disciplinarios y se sentía echado, así que se volvió independiente, se compro un arma y empezó a hacer lo que mejor sabemos hacer los seres humanos, hacerle daño al prójimo.

Pues bien, un día Fernando asesino a dos personas, ¿quienes eran?, no se, no me echaron el cuento completo, la cuestión es que lo cogieron, lo condenaron y le metieron como 20 años de cárcel... y el reloj empezó marcar, el tiempo y la vida giraron.

Después de un tiempo, por alguna razón que desconozco a Fernando le dieron permiso para trabajar extramuros, podía salir pero debía volver a dormir todas las noches, había convertido a su cárcel en su hotel después de 10 años de estar encerrado, ¿era mejor persona?, no se, creo que si, pero digamos que cuando lo conocí era persona, un tipo mamador de gallo, con muchos cuentos que echar y siempre servicial, jamas se negaba a nada y nunca se robo un peso de mi papá o mio, era de esos tipos que podías dejar en la casa con la seguridad que nada se perdería, jugaba con mi hijo como si fuera un niño también... un asesino era nuestro hombre de confianza, tal vez siempre había sido así, tal vez las personas nunca son malas de todo, tal vez incluso quien aprieta el gatillo para segar vidas es un ser humano.

Sin embargo, el odio, contrario al amor, es por siempre, hay dolores que duran eternamente y no te dejan dormir en las noches, hay dolores que la venganza reclama como suyos por siempre, hay actos que jamas se perdonan, ni con arrepentimientos, ni con años de encierro, ni siquiera con actos de bondad llenos de amor y sinceridad.

Fernando al fin termino pagando 12 años de cárcel, muy poco para alguien que mata a dos personas, mucho para quien los vive y recobro su libertad, trabajo un tiempo mas con mi papá y luego conoció a una mujer, la cual compro un taxi y el lo empezó a manejar.

Lo recuerdo por ultima vez ese día en el taller de mi papá que llego a saludar, me dio su tarjeta y me dijo que cualquier cosa que necesitara lo llamara, me invito una cerveza y se fue.

Fernando un día estaba estacionado al frente de una tienda en su carro, alguien se acerco y lo llamo por su nombre, dispararon dos veces. El primer tiro le dio en una pierna, el segundo le dio en la cara de manera tangencial a la altura de los ojos... entro por el izquierdo y salio por el derecho.

¿Quien disparo?, el sabe, nosotros no, dicen que fue familia de las dos personas que mato, que estaba haciendo "cruces" raros en su taxi ultimamente, que... no se... que mas da, lo único cierto es que Fernando no murió, pero tal vez hubiera sido mejor, quedo ciego, su esposa lo dejo al tiempo y no le quedo mas opción de irse para donde su mamá para ser un invidente mas mantenido por su familia... el destino, la venganza y el odio por fin le habían alcanzado.

11 jul. 2008

... Y fueron felices por siempre.

(Escrito en Febrero del 2007)

Nacho tenia muchisima plata y 34 años, cuenta que con lo producido en un día se podía comprar un camión cada dos días o una casa semanal, era la Colombia de otro tiempo, en los años 50s se podía hacer plata en un año trabajando, se podía uno quebrar y salir adelante, Magangue era un pueblo caliente (igual que hoy en día) pero prospero y centro de comercio.

Nacho recorría el país con sus camiones de carga, llevando de un lado a otro Café, arroz... lo que fuera, en un tiempo que la marihuana se daba silvestremente y no era negocio cultivarla. Por tal motivo era el perfecto partido para cualquier niña viva del pueblo, dice que ya había "llevado" de su casa a unas cinco mujeres para la época y no importaba su fuerte acento libanes ni que bebiera whiskey todos los días, ni que en sus farras contratara una papayera toda la noche y sacara tres putas del mejor prostíbulo para que le hicieran compañía... no, en realidad tenia dinero y pinta para que eso no importara.

Un día paso por uno de los almacenes de telas de sus paisanos y vio a una linda mujer que leía... le pregunto a su compadre como se llamaba... "esa es la hija del viejo Elias Cure, la niña de sus ojos y el viejo es muy bravo y celoso, se llama Nadime"... el viejo Nacho que no le comía cuentos a nadie entro y le pidió un par de medias, milagrosamente en ese almacén de telas vendían medias.

Dice el que le dio las medias mas feas que habían, pero a el no le importo.

- Señorita, le gusta leer?

- Si, bastante - contesto ella y hoy asegura que en las tardes no había nada que hacer aparte de leer.

- Pues yo tengo un libro que le voy a regalar - contesto el, le costo $35 y se llama El Guardián (el libro aun existe), un libro medico que explica enfermedades comunes y sus curas.

Y se lo regalo, desde ese tiempo la empezó a visitar y en un pésimo español le escribía cartas de amor durante sus viajes, el amor de aquella época tenia mas de ilusión que de realidad, mas de suspiros que de besos.

Sin embargo, el viejo Elias no necesitaba el dinero de Nacho, tenia suficiente y reprochaba la relación de su hija con ese "mujeriego borracho" de Nacif, así que trataba de todas las maneras de evitar que su hija se viera con él... pero toda historia de amor tiene su alcahueta, su celestina, y en este caso fue la mamá de Nadime, quien ayudaba a los enamorados a verse, claro, con ella en la misma habitación.

Y resultó que Elias nunca dio el permiso para que se casaran, Nacho desesperaba y un día que ella estaba de vacaciones en Barranquilla para unos carnavales el le pidió que se casaran, Nacho fue a la iglesia y llevo los papeles de los dos, pero no se había confesado desde su primera comunión así que el cura le exigió que lo hiciera, en plena confesión el padre le pregunto si alguna vez se lo había comido otro hombre (porque le pregunto eso? pregunte yo en ese momento de la conversación... no se, a lo mejor el marica era el y yo le guste, contesto) a lo cual Nacho, que nunca salia sin su revolver lo encañono, el Cura se asusto tanto que le dijo que no era necesaria la confesión, que el los casaba.

Martes de Carnaval en esta ciudad del caos, en el día mas desordenado de la ciudad, con no mas de diez testigos, Nadime había recibido un Marconi el día anterior avisando que su padre venia por ella el miércoles, tarde para evitar el destino de su hija... así se casaron Nacif y Nadime.

Y paso un año, pasaron diez, pasaron cincuenta... y el tiempo es el tiempo, nunca deja de pasar para quienes viven.

Quisiera decir que fueron felices por siempre, pero no seria cierto, la felicidad es como el amor, no dura por siempre, pero el valor de quedarse con alguien por siempre a pesar de problemas, a pesar de dolores, a pesar de la esperanza de tener a alguien mejor, tal vez sea mas grande que el amor y la felicidad... ese valor que mi generación (y las que nos siguieron) olvidó, porque de allí en adelante fuimos personas de amores efimeros y alegrías instantáneas, con capacidad de amar y dejar de amar como apagar la luz, nos dimos cuenta que el amor no era para siempre... y es cierto, pero antes no lo sabían.


10 jul. 2008

El Viejo Árbol

(Escrito en Julio del 2006)


Hace mucho tiempo fue joven, quien sabe cuando, porque yo ya lo conocí mayor, tal vez cuando esta ciudad se empezaba a construir, tal vez cuando ni siquiera estaba.

A mi vista era inmenso y aun lo sigue siendo, pero en mi admiración de niño yo le veia omnipotente, orgulloso, terrible, El Árbol.

Recuerdo mis tardes ociosas de las vacaciones de diciembre, cuando Javier, Mauricio y yo cogíamos nuestros muñecos de Star Wars y nos íbamos a la casa de Pipe en la esquina cuya sombra cobijaba El Árbol, a veces intentábamos aventuras espaciales en el, yo siempre me pedía a Han Solo y a veces entre gusanos y hormigas teníamos fantasías superiores a las de Lucas.

A veces, simplemente no hacíamos nada, nos subíamos y mirábamos reflejos del sol entre sus inmensas ramas, siempre tupidas, tal vez hablábamos de algo, pero uno se olvida de lo que hablaba a los 11 años, seguro de Fútbol, de niñas a las que no nos atreviamos a hablar, de sueños inalcanzables e ingenuos que allí parecían cercanos, del futuro.

Javier era el mas intrépido y solía ser quien subía mas alto en el árbol, pero incluso el se había caído mas de una vez de sus ramas, yo creo que El Árbol era orgulloso y quería darnos lecciones, no quería que rescatáramos aquella cometa que siempre estuvo en su punta y siempre se negó a entregar, nunca nos partimos nada, pero hubo raspones y cicatrices que incluso hoy tenemos, que mostrábamos orgullosos, que nos lavábamos en la lluvia y en el arroyito que se formaba en la calle y que cuando era muy fuerte arrastraba a nuestro infantil cuerpo.

Pensé que el árbol duraría por siempre.

Ayer sonó mi celular y mi mamá me dijo que se había caído el árbol de la esquina, "cual esquina pregunte?", "cual mas? el grande"... sentí una presión en mi pecho y tuve que ir a verlo, había cámaras de noticieros locales y nacionales porque había caído encima de la casa destruyendo mitad del techo en incluso tumbado una pared, se había rajado por la mitad y no me dejaban acercarme, como si yo fuera un extraño para el, como si fuera un curioso mas, como si El y yo no hubiéramos compartido la mas bella de las épocas, la época de ser libre y soñar con historias que se perdieron entre sus ramas....

Alguien se acerco y me dijo que era el comejen... era Mauricio y nos miramos sabiendo que compartíamos el mismo dolor, que una parte de nuestras vidas se había ido con El, que jamas dimos las gracias.

9 jul. 2008

100 metros en 5 segundos.

(Este cuento esta basado en una historia real y fue escrito en mayo del 2006)

Corría el año de 1983.

El estadio de Barranquilla era el municipal Romelio Martinez, con capacidad de 15.000 personas, pero siempre entraban 25.000, se hacían filas inmensas para entrar y ya se construiría el Roberto Melendez con capacidad para 65.000, pero en ese tiempo el fútbol lo veíamos como sardinas en lata.

Yo era un niño, un tío me llevaba al estadio y yo me la pasaba lo mas de bueno, en ese tiempo teníamos que odiar a América y Millonarios (y los sigo odiando) y era una afrenta perder con cualquiera de ellos acá... El Romelio era un fortín inexpugnable.

Pero ese día el partido era con el Pereira y Junior como siempre gano, no recuerdo el marcador, escasamente tenia 9 años... pero hay algo que por siempre se guardara en la memoria de los que fuimos ese día al estadio: El día que William Knight recorrió los 100 metros en 5 segundos.

William no era el mejor jugador del mundo, pero era de acá y hacia goles, era habilidoso y le ponía corazón al asunto (lo que pocos jugadores hacen hoy en día), pues resulta que en ese tiempo empezaba la medicina deportiva a aparecer en los equipos y el medico les recetaba una dieta diferente a cada jugador dependiendo de sus necesidades... a William le recetaron galletas con mermelada.

Pero a William no le gustaba, claro, el tipo estaba acostumbrado a comerse un matrimonio (el que no sepa que es un matrimonio remitirse a Cocina Costeña) con jugo de corozo y a merendar con butifarra y bollo de yuca... entonces cuando le daban su galleta con mermelada quedaba con mas hambre.

Pues resulta que ese día William iba para el partido con esa sensación que le hacia falta algo en el estomago y cuando llegaba al camerino se encontró con la esposa de Galvan que tenia un plato lleno de Butifarras.

"Nojoda con ese filo que yo tenia me las mame a escondidas sin que el DT se diera cuenta, creo que me las comí con todo y pellejo" dijo William después.

Y así fue, sin embargo antes de empezar el partido sintió el familiar movimiento de estomago que avecina la temida diarrea, cuenta que se le acerco a Dulio Miranda y le dijo "Viejo man, como que hoy va a llover"... sin embargo así empezó a jugar y así empezaron los retorcijones.

William intentaba aguantar, esperando que el tiempo volara y se acabara el primer tiempo, pero cuando pensó que había pasado media hora y pregunto el tiempo le dijeron que solo llevaba 10 minutos, así que empezó a sudar frío.

La gente en la tribuna se preguntaba lo extraño que se comportaba William, pero todos nos dimos cuenta que algo en realidad andaba mal cuando Kiko Barrios salio del fondo y le lanzo una bola al vacío, de esas que el acostumbraba a alcanzar.

"Cuadro, no tuve otra que apretar las nalgas y correr detrás del balón, pero algo se revolvío y tuve que dejarla ir"

El técnico se levanto molesto, William no sabia que hacer... era urgente, tenia que salir de la cancha... pero el, como profesional de esos de antes, no iba a salir con la bola en juego... no señor, así que aguanto.

"Llave, ese dia Junior parecía Alemania del 74, tocaban y tocaban y la jodida bola no salia, a mi Dulio se me parecía Beckenbauer"

Hasta que al fin salio.

100 metros separaban a William del trono donde descansaría sus penas, lastima nadie cronometro... pero lo que todos vimos fue una sagueta trigueña recorrer ese espacio en menos de 5 segundos, es cierto, William hizo el pique mas rápido de su vida.

Al rato William volvió a la cancha, su tono amarillo había cambiado y el color había vuelto... William volvió a ser el mismo de antes.

Corría el minuto 25 del segundo tiempo, no recuerdo el marcador, pero si el gol... un tiro de esquina que alguien cobro al medio del área y allí se elevo desafiando todas las leyes de la gravedad William Knnight por encima de todos... cabeceo y gol.

"Viejo man, es que yo estaba mas liviano que todos..." Dijo después.

8 jul. 2008

3:00 AM

A las 3:00 AM el diablo suele tomarse un café con sus mas queridos amigos.

Le gusta reunirse entre brujas y demonios y recordar viejos tiempos de cuando el mundo era joven e inocente, bromea con vampiros sobre el sabor de la sangre llena de drogas y con los hombres lobos sobre el sabor de la ya no tan virgen carne.

Pero incluso estos lo dejan solo al rato, aburridos de el y sus historias que repite sin cesar, el Diablo es aburrido incluso para sus súbditos.

A las 3:00 AM al diablo no le gusta sentirse solo, por eso despierta a alguien y trata de robarle su alma, pero ese alguien se burla de el, lo mira con sus cachos y patas de cabra y lo manda a donde el mismo, al demonio.

Entonces al Diablo le parece que la vida no tiene sentido, que la maldad ya no es el y le pide un cigarro al pobre tipo, pero este no fuma, así que le regala mejor una rebanada de pastel de chocolate con un vaso de leche.

- He venido a llevarme tu alma sabes? - Dice el Diablo mientras toma el primer bocado

- Alma, cual alma? mira dentro de mi Lucifer, estoy vacío - dice el tipo

Entonces el Diablo asustado se larga corriendo, dejando el pastel, dejando la leche...

"Mejor, mas para mi" piensa el tipo.

7 jul. 2008

Rosa Apache

(Escrito en noviembre del 2005)


Rosa usa Jeans de marca, camisa corta y escotada, chaqueta de cuero de esas bien costosas, zapatos no tan altos, pues mide 1.75, su cabello rubio es natural y su piel bronceada, camina con elegancia y tiene un culo bien torneado, esos que se hacen con dos horas diarias de ejercicio en el gimnasio mas caro de la ciudad, senos grandes pero no exagerados, ya uno no se acuerda cuando no tenia casi, hace tiempo se opero.

Rosa estudia en una buena universidad de Bogota, pero es Barranquillera, estudia algo que tiene que ver con servicios y sus papas de clase media, le mandan mensualmente lo del arriendo y pal sostenimiento, pero eso no alcanza para las operaciones ni para el gimnasio, mucho menos para ir al peluquero cada tres días... y menos para el Corsa 2006 que se acaba de comprar.

Rosa cuando niña soñaba con su príncipe azul y jugaba con Barbies, se graduó de un colegio de monjas y desde allí se dio cuenta que era bonita y con abrir piernas ella abría puertas, alguna vez quiso ser actriz o modelo y en alguna propaganda de poca monta aparece, pero nunca llego porque no tenia talento para esas vainas, no es inculta pero nunca le intereso demasiado la intelectualidad, quería ser bonita y deseada, quería ser como las que salen en la TV, como Britney, como Madonna, como JLo... y al costo que fuese, quería tener lo que sus padres nunca le podrían dar, quería lipos y tetas nuevas y las tuvo.

Sus papas creen que tiene un novio de plata, no saben que ella tiene dos celulares, uno para ellos y otro para los clientes, ella se hace llamar Paula para ellos, y por 300.000 la hora hace lo que sea, incluso si sus padres entran a una web podrán verla con su cara tapada.


Rosa tiene un tatuaje de una Rosa Apache en su hombro, lo hizo cuando tenia 16 y sus papas la castigaron, es pequeñita y hasta sexy, a algunos clientes les excita eso.

Hay veces que Rosa se consigue viejos que solo buscan sexo oral, ella abre sus piernas y ellos lamen hasta cansarse, ella piensa en los 300.000, solo en eso porque si se pone a pensar en la lengua que acaricia su clítoris entonces saldría corriendo... uno de los tipos le da cachetadas, ella finge que le excita y evita pensar en que su padre jamas le ha puesto un dedo encima, otro le gusta tirarle su semen en sus apreciados senos y tiene que hacer un esfuerzo para poner cara de placer cuando en realidad esta que se vomita.

300.000 pesos la hora, eso vale la felicidad para algunos, la felicidad de tener a alguien que no le cuestione ni le diga porque esto o porque lo otro... también vale la felicidad de Rosa, la felicidad de tener tetas, la felicidad de ser divina y perfecta, la felicidad de tenerlo todo y nada a la vez.

6 jul. 2008

El Diablo.

(Este no es estrictamente un cuento, pero igual fue escrito en Octubre del 2005)

Guayabera blanca y pantalón negro, recién afeitado y gafas oscuras, barbilla partida y dientes blancos y perfectos, sonriente todo el tiempo... pero si miras bien tiene patas de cabra.

Se pasea por todas las discotecas un sábado por la noche, camina entre todos, entre borrachos, drogados y abstemios, entre santos y pecadores, entre putas y vírgenes, entre heteros y gays, entre bailadores alegres y reprimidos sentados, entre todos y nos toca el hombro.

A veces escoge una niña y la viola en el baño, a veces se convierte en mujer de rojo y escote y te la chupa en una esquina, a veces es todo y nada, pero siempre esta allí mirándote y señalándote, porque sabe que el camino no es tan largo después de todo y que cada cerveza que te empinas es una menos en su camino, el que te tiene marcado.

El Diablo es un ti pazo.

5 jul. 2008

Suele ponerse peor.

(Este cuento fue escrito en octubre del 2005 y esta basado en una noticia del momento)

Tres muertes mira de un lado a otro de la calle, son las 11:30 PM y a las chicas les va bien, en la 46 con 74 la cosa esta movida, incluso una le regalo un jugo de naranja y zanahoria con una caribañola de carne... se ríe un rato solo, sabe que mas tarde tendrá dinero para meter bazuco... Tres muertes es uno de los chulos que cuida las putas del sector, pero en realidad su apellido es mas peligroso que lo que en realidad es: un pobre drogadicto que anda con un puñal oxidado, que vive de la carestía de las mujeres de la noche, que tres veces se ha pasado de droga y lo han considerado muerto, pero las tres veces ha resucitado... seguro que habrá una cuarta, solo es cuestión de tiempo.

Tres muertes no se da cuenta cuando llega Johny en su mazda 323 rojo con Norberto y Rogelio, porque en ese momento esta prendiendo su tabaco, el carro es viejo, modelo 90 y miran detenidamente a todas las putas, un bate reposa en el maletero del carro, un revolver calibre 38 en su guantera... los tres odian a las putas... porque? no se, yo, el narrador, no cuestiono odios ni razones, tal vez alguna les hizo algo, tal vez alguno tiene alguna enfermedad, tal vez son de un grupo de limpieza social, tal vez... muchos tal vez pero una sola realidad, los tres son unos hijos de puta.

Yesenia los ve pasar, a pesar de la buena noche para todas a ella le ha ido mal, y tiene que pagar el arriendo o la echan, le hace señas al carro y ellos se acercan... la vida es difícil a los 19 con una hija de 3, la vida es jodida cuando no tienes educación y tu padre te pegaba de niña cada vez que lo veías, dos o tres veces al año, la vida es jodida, muy jodida, pero no hay cosa jodida que no pueda estar peor.

Los tipos le agarran el culo desde el carro, dicen que quieren a dos, que les hagan show lesbianico, que armen una buena orgía... a Yesenia no le gustan esas vainas, pero el día esta duro y la vida es jodida, peores cosas ha hecho por plata... ella mira y ve a Claudia sola.

Claudia es su nombre, pero se hace llamar Paula Andrea, imita bien el acento paisa, dice que es de Pereira a sus clientes, pero en realidad nació en Malambo (Atlántico), tiene 24 años, un esposo que le pega y se la pasa borracho y dos hijos uno de 10 que trabaja en un semáforo limpiando parabrisas y otro de 4... fue muy bonita, hace mucho, aunque en realidad no tanto, pero la vida es jodida y le hace unas guachadas a todo el mundo.

Paula Andrea se pone pesada solo para subir la tarifa, al final se sube, Johny sonríe, sus amigos se lamen los labios, Yesenia bromea y piden que le pongan un vallenato, Tres muertes las ve irse... el mundo sigue girando.

8:00 AM del día siguiente, Tres muertes aun esta dormido pasando la traba, Johny se ha masturbado dos veces pensando en la noche anterior, Yesenia y Claudia están tiradas boca abajo en un monte en la via a Puerto Colombia, allí las encontrara alguien y no sabra de los 17 batazos que recibió Claudia y los 13 que recibió Yesenia, no sabrán que después ya moribundos les dieron un balazo en la cabeza, lo que en realidad fue un acto de misericordia.

Pero es que la vida es jodida, muy jodida y suele ponerse peor.

4 jul. 2008

Cabezas en el maletín

(Este cuento fue escrito en septiembre del 2005)

Pero porque lloras?, si todo estuvo bien, la verdad en la cama eres genial, desde que vi tu ropa interior negra sabia que seria así, además con tan pocos años y ya haces las cosas que haces... me encanto jalarte el cabello mientras estabas en cuatro, simplemente me fascino y si no hubiera sido así no habría pasado nada, te hubieras ido y jamas te habría vuelto a llamar, bueno, en realidad no te podre volver a llamar... y no hablemos mas porque me excito nuevamente, y ahora ya no es tiempo de sexo.

El tiempo de sexo ya paso, y estuvo tan bueno que por eso voy a hacer lo que te haré... pero no te asustes linda, que te quedaras conmigo por siempre... te aprietan las cuerdas... mmm la verdad es que eso me excita mas, tomare una foto... puedo?... deja de llorar, que así amarrada de brazos y piernas a la cama te ves preciosa, divina, incluso oírte lloriquear te hace mas preciosa.

A ver... que si te voy a matar?... claro, pero eso tomara un tiempo, es mas, creo que no te darás cuenta, te habrás desmayado del dolor para cuando estés muerta, así que no te preocupes, que te dolerá tanto que no sentirás la terrible llegada de la muerte... pero no llores, que todos nos morimos, y tu te quedaras para siempre conmigo.

Sabes? soy un sentimentalista de mierda, un melancólico irreparable que añora viejas películas y hoy me acuerdo de tres, a ver si las adivinas... hey! no te asustes, esta es mi sierra eléctrica y mi mascara de cuero, te dije que era un imbécil sentimental? oh si... pues bueno, primero te cortare los pies a la altura de los tobillos, luego las rodillas, y así cada parte de tu lindo cuerpo... si, se que lo arruinare, pero es la entropia sabes? todo tiende al desorden, eso es lo único que recuerdo de mis clases de termodinámica.

Pero recuerdas la película? soy un imbécil sentimental sabias? la sierra... la mascara... película gore... me encanta el gore, tal vez sea demasiado sucio, este cuarto quedara vuelto una mierda, lo se, pero me encanta, ya te dije lo de la entropia?

Y de hecho hacer esto es otra película, el copiar asesinos aunque sea de películas ya lo han filmado... sabes que película?... bueno, tal vez estés buena, pero mucho cine no has visto...

En fin, no te preocupes, que dejare casi todo acá, para que tus padres puedan enterrar algo, aunque tengan que armarte linda, pero seguro que si lo harán, aunque no se que harán con lo que haga falta, seria gracioso que usaran una calabaza o algo, pero hoy en día nadie tiene buen humor... porque claro que me llevare algo tuyo, me llevare tu cabeza, y la guardare en mi maletín negro... junto con las otras.

Recuerdas la película?

3 jul. 2008

Hermano Mayor, Hermano Menor

(Este cuento lo escribi en Julio del 2001 y tiene un plagio descarado a una escena de una famosa pelicula.)

Hay amores de amores y odios de odios, y muchas veces estos se entrelazan y es difícil ver sus diferencias, mas aun cuando la sangre y la familia esta de por medio.

Cuentan de un antiguo reino, quien renació de sus cenizas y dio luz a una época oscura, un reino que murió luego tal como todos lo hacen, mas su brillo aun se puede ver en el cielo porque sus proezas alcanzaron la eternidad.

Sus hombres hacían honor a su raza, grandes como solo ellos fueron, fieles amigos y poderosos enemigos del mal. Mas su linaje de reyes un día se perdió y su reino se dividió, en la espera del regreso del verdadero rey otras familias tomaron el rol de mandatario, pero solo hasta que regresara quienes ellos esperaban en profecías y cantos. Mas esto no fue obstáculo para ese reino porque aquellos encargados fueron merecedores de aquel reto, aunque tuvieron grandes problemas y padecieron mucho, pero hasta el fin se mantuvieron.

Hubo una familia, la ultima de ellas, la cual tuvo dos hijos, quienes crecieron bajo el cuidado de su padre pues su madre muy joven murió. Crecieron siempre sintiendo gran amor entre ellos, y a pesar de eso existía una rivalidad inmensa, incluso los habitantes de la ciudad que era capital del reino dividían su simpatía entre el hermano mayor y el hermano menor.

El Hermano mayor fue fuerte desde que nació y su altiva cara era la de un rey aunque sus títulos dijeran que solo era el heredero de un sustituto, siempre fue obedecido y era orgulloso, a veces demasiado, pero se hacia respetar, y siempre pretendía demostrar su supremacía física e intelectual sobre los demás, incluso con su hermano menor.

El Hermano menor, también era fuerte, pero de mas fácil sonrisa, le gustaba meditar y hablar de historias de otras épocas, amaba la lucha como el primogénito, mas no era fácil llevarlo a esta, “solo cuando es necesario” acostumbraba decir, muchas veces su silencio se confundía con sumisión, mas luego quien pensó así se dio cuenta de su error.

El Padre no ocultaba su favoritismo por el primogénito, pero como culparlo en aquella época en la que nacer primero era privilegio, pero aun mas, como culpar al padre si su hijo mayor se parecía demasiado a el, y no solo físicamente, su carácter era el mismo. Mientras que el menor siempre se pareció mas a su madre, callado y calculador, prefería la escucha al habla.

Sin embargo los dos crecieron con la misma educación, se entrenaron para grandes guerreros y lo fueron, respetados y admirados por sus hombres.

Cuentan que siendo aun muy jóvenes salieron a pasear escondidos durante la noche y el Hermano Mayor amante de los retos y queriendo demostrarle al Hermano Menor su superioridad le dijo que caminaran hasta un rió cercano y que cumplieran una singular competencia, este era nadar rió arriba hasta que las fuerzas los abandonaran quien primero se cansara perdería

El Hermano Menor acepto pues sintió que su Hermano Mayor trataba de menospreciarlo y se sintió con fuerzas para vencerlo, mas no fue así, nadaron bastante tiempo rió arriba y el segundo se sintió desfallecer, mientras que el primogénito lo dejo pronto atrás. Por mas que intento no pudo, sus músculos se agarrotaron y su cuerpo dejo de responder, a duras penas se acerco a la orilla y pronto el otro le alcanzo y con una sonrisa burlona le dijo “Soy mejor que tu, lo que quiere decir que no solo por nacimiento seré heredero de mi padre”

Y se sintió ofendido, mas guardo sus sentimientos, pues a pesar de todo esto quería a su Hermano Mayor y le apoyo en cualquier causa que este siguiera equivocado o no. Mas desde ese día siempre quiso vencerlo por lo que durante todos los años antes de separarse siguieron su singular reto, pero siempre lo perdió, aunque con el tiempo cada vez era por menos.

El tiempo paso y los jóvenes se volvieron hombres, guerreros que luchaban contra la oscuridad que se les enfrentaba y siempre fueron vencedores, muchas veces juntos, muchas veces por separado, y la gente contaba sus triunfos como si estuvieran apostando por ellos.

Un día su padre recibió noticias de una reunión de todos los pueblos de esas tierras para buscar una solución definitiva en contra del Señor Oscuro que era cada vez mas poderoso y no dudo en decirle a su primogénito que fuera en su representación. Este sonrió con satisfacción y no dudo en contarle a su Hermano Menor buscando que este se sintiera mal o reaccionara de manera egoísta, mas no fue así, le deseo suerte y trato de aconsejarle, pero el Hermano Mayor tuvo oídos sordos para estos consejos. Le dijo:

- Presiento que te enfrentaras a algo mas fuerte que cualquier hombre - dijo el Menor

- Al Señor Oscuro? - pregunto el Mayor

- No, a ti mismo

Pero no entendió esas palabras y pensó que su Hermano Menor intentaba asustarle por envidia, por lo que se porto de manera altiva y lo reto a nadar, a lo que este respondió que no le parecía prudente mas el Hermano Mayor insistió.

Pronto estuvieron en el rió, bajo las bellas estrellas que el agua oscura reflejaba de una manera singular, por un momento al Hermano Menor le pareció que le decían algo, pero no lo supo descifrar.

Se lanzaron al agua y nadaron largo rato, mas de lo que cualquier hombre nadaría normalmente, alcanzaron distancias inimaginables y quienes les vieron creyeron que los mismos Dioses de las aguas eran quienes nadaban en esas aguas.

Pero esta vez el Hermano Menor no desfalleció, si bien muchas veces sentía que sus fuerzas se iban, miraba al cielo y estas volvían, pero su Hermano pronto se empezó a quedar, y desapareció de su vista. Se detuvo y lo busco con su mirada, no lo vio, se dejo llevar por la corriente y se empezó a desesperar, no había alcanzado ninguna orilla, el rió lo arrastraba a sus profundidades y el no sabia donde.

Cuando empezaba a darse por vencido vio que de un lugar surgieron espumas, se dirigió a el y se sumergió, el agua estaba oscura y no veía nada, mas en la oscuridad algo brillo y nado a ese lugar estiro su mano en un intento desesperado y agarro la mano de su hermano. Lo llevo hasta la orilla y cuando estuvo allí le miro al rostro, estaba pálido, mucho tiempo después recordaría en un sueño esa expresión de su hermano. Como hombre de armas sabia como revivir a un posible ahogado y lo hizo, su hermano tosió largo rato y luego le agradeció sin atreverse a mirarle a la cara. Pronto y sin dirigirse palabra fueron a sus casas.

Al día siguiente el Hermano Menor fue a despedirse de su hermano y darle palabras de aliento, mas este ya había partido, fue corriendo a la alta torre blanca y observo el horizonte, presintió que no lo volvería a ver.


Boromir no pudo completar su misión y cayó bajo si mismo, su propia ambición le consumió, al morir recordó las palabras de su hermano y cuando vio a Aragorn acercarse a socorrerlo el vio a su Hermano Menor, Faramir de Gondor dándole la mano en las turbias aguas de un rió.

2 jul. 2008

Donna Helena

(Este cuento lo escribi en noviembre del 2004 y originalmente fue publicado en dos partes en mi blog)


"Donna Helena empezó a llorar
Sola en ese coche, lamiendo su sal
por un momento se olvido de la verdad
que todo lo que toca se le esfuma, se le esfuma, se le esfuma...

Hay un acuerdo de brujas en Gibraltar
que todo lo perpetuo deberás matar
cuerpo sobre cuerpo y cuerpo sobre el mar
el mar de los caídos sobre Donna Helena"

La Balada de Donna Helena (Fito Paez)


Negro

La oscura carretera se extendía ante mi, luces altas y el radio sin encontrar una emisora, al fin algo pero el es el estúpido de las noches que habla como si fuera interesante... "Careless Whisper" de Wham... por favor, no puedo soportar tanta azúcar esta noche.... un CD... el que salga... si, Jamiroquai.

Pronto estaba oyendo "The Return of the Space Cowboy", sola estaba la carretera, negra y solitaria... luces altas y seguía la linea amarilla... de repente alguien... un automovil negro sin luces de parqueo y una mujer ante el capó abierto, largas piernas, piel canela, cabello largo a la cintura... imposible era no parar.

- Buenas - dije desde mi Allegro

- Eh si... buenas... mi carro, no se que le paso... - dijo ella preocupada, pero cuando me miro sentí un golpe en mi sien, sus ojos oscuros me traspasaron y sus dientes brillaron como las estrellas en esa noche.

Me baje a ayudarla, como no? pronto descubrí que el motor estaba fundido...

- Se te recalentó? - le dije mirándola de nuevo, ella permanecía a mi lado y me miraba de una manera extraña, como midiéndome, como esperando algo

- No se, boto humo y ya... - contesto ella sonriendo, era la mujer mas hermosa que había visto en mi vida, minifalda negra, zapatos bajos, pero ella de mi alto, cabello mas negro que la noche... hermosa, pero terrible, pensé.

- Creo que necesitaras una grúa, te podría llevar hasta la ciudad y buscar una grúa, pero te saldrá caro - le dije

- No importa, tengo dinero - dijo ella, mientras yo pensaba que era casada de seguro

- O podemos llamar a alguien... no se, a tu esposo - dije

- No soy casada y no soy de aquí - dijo, y claro, ese acento era raro, tal vez española debía ser, pero no supe identificarlo

- De donde? - le pregunte

- De lejos - dijo y sonrió... esa mirada nuevamente.

- ... bueno, vamos - le dije casi balbuceante.


Blanco

- Como te llamas? - pregunte mientras le abría la puerta

- Helena - dijo y no pregunto el mio, no se lo dije.

Encendí mi carro y sonaba "Light Years" y empezamos a hablar, de lo divino, de lo hermoso y de lo terrible, pronto la carretera se volvió mas larga pero no pensé en ello, solo la disfrute.

La miraba de reojo y en un momento ella puso la mano sobre mi hombro y empezó a acariciarme, me contó que estaba muy sola, que su tristeza sobrepasaba el tiempo y el espacio, que no era una persona buena, pero recibió un castigo terrible, exagerado decía.

Yo me sentía perturbado por la conversación, pero fascinado a la vez, me hablo de cosas que no entendí, en idiomas que apenas descifraba, de gente muy extraña, y me hablo de ella... de sus deseos reprimidos, de la incapacidad de tener una relación duradera a pesar de que ella quería, de su sexualidad inconclusa (así la llamo), de sus perversiones.

- Me deseas? - dijo de repente

Yo nervioso no atine a decirle nada

Ella me siguió mirando un rato, de repente con una mirada felina empezó a quitarse la ropa y vi su ropa interior, roja y preciosa... me empezó a besar el cuello, desordeno mi cabello y me desabotono la camisa, empezó a besar mis tetillas y la barriga, pronto llego a mi pantalón, soltó la correa y me bajo el pantalón, con incomodidad pues manejaba, bajo mi calzoncillo y tomo mi pene entre sus manos se quedo respirando sobre el un aliento caliente... me miro por ultima vez y empezó a chupar.

La sensación fue sublime, sentí que me chupaba la vida y el placer me consumía, trataba de manejar pero era imposible, no se cuanto tiempo duro, pero lo que duro fue el mejor tiempo de mi vida, descontrolado me vine dentro de su boca, con el orgasmo mas gigante que había podido tener y creo que grite... mi vista se puso en blanco, una luz blanca... me cegó, pero no me importaba, en ese momento celestial no.

Sentí como su boca abandonaba mi pene, pero seguía viendo luz blanca, de repente eran dos... las farolas de una tractomula que se nos venia encima.


Rojo

No podía respirar, me atragantaba en mi sangre, me apretaban los hierros retorcidos de lo que antes fue mi carro, agonizaba... mire al lado donde Helena debía estar, y no estaba, de repente algo aparto el timón del auto y abrió con gran fuerza la puerta, me sacaron... pero era tarde, sentía morirme y la sangre en mis ojos no me dejaba ver, alguien los limpio.

Era Helena, vestida de rojo sangre, ahora su cabello era rojo y parecía alborotarse con el viento que no sentía, sus ojos brillaron del mismo color y la vi llorar, una lágrima cayó sobre mi boca, era sangre y su linda cara se mancho...

- Lo siento... lo siento... - atino a decir mientras mi mundo se apagaba

Y así fue como me fui del mundo.