29 dic. 2009

Mi Jardin

Tengo un jardín lleno de flores, hasta el momento tengo 4 clases, todo el mundo me las admira y me han preguntado cual es el secreto para que siempre estén hermosas...

Hoy se los diré, ojala solo quede entre nosotros:

La primera flor que sembré fueron las Azucenas Amarillas, escogí ese color porque así era la camisa que tenía él cuando le disparé en la cabeza, recuerdo todavía sus ojos miel cuando me miraban incrédulo pensando que no iba a ser capaz de apretar el gatillo, llevarlo hasta jardín me costó trabajo pero lo logre...

Un tiempo después sembré Margaritas Blancas, siempre me gustaron...hasta es momento pensé que eran mis favoritas, lo recuerdo durmiendo en la cama, parecía un bebe, su cara era preciosa por eso no la toque....agarre el cuchillo de la cocina y se lo clave en el corazón...abrió los ojos me miro espantando pero era demasiado tarde....me costo trabajo limpiar el cuarto pero su sangre me ayudo a remojar la tierra en donde lo coloque.

En la mitad del jardín tengo Eucalipto Rojo, da un aroma increíble y es una flor bastante rara, tal como lo era él...callado, poco animado y con ganas de quedarse en la casa....con él todo fue mas sencillo...simplemente lo empuje por las escaleras, debo admitir que me gustó ver como rodaba y su cabeza daba tumbos en los escalones...claro con él fue mas fácil la llevada al patio, me quedo mucho mas cerca.

Al lado izquierdo tengo los Girasoles, allí les da el sol, esta flor tiene la cualidad de buscar el sol todo el tiempo para crecer, están hermosos mis Girasoles....claro, debajo de ellos está a quien mas me costó matar, entre rabia y dolor pero lo hice....mientras se bañaba entré cuidadosamente y lo degollé, aún tengo guardada algo del agua mezclada con su sangre para regarlos de vez en cuando.

Ahora tengo semillas de Coral, ya tengo listo el hueco, lo único es que todavía no se como matarlo...había pensando en quemarlo pero acabe de pintar el cuarto y me salio algo costoso...creo que está asustado a veces lo oía gritar desde el armario pero me aburrió así que lo amordace....será que lo ahogo???

- Ernesto!!! Necesito que me ayudes a cavar, hoy habrá siembra de flores otra vez -

Ernesto es mi compañero fiel....a él solo le corté la lengua y le saque un ojo....le dejé el otro porque me podía ser de ayuda....decidí no matarlo porque él fue el único que me dijo lo que los demás no pudieron nunca.

9 dic. 2009

El colibrí

El era un hombre de éxito. Todo lo que había querido, en mayor o menor medida, lo había tenido. Se había enamorado después del dolor y en ese amor fijó todas sus esperanzas, pero nuevamente le falló el amor. La falta de palabra, decía el...

Vagó en su inconciente, subconciente, conciente y ultraconciente. Evadió. Sigue evadiendo y ahora acepta su propia mediocridad como parte de su vida. Sabe que al final nada de nada tiene importancia. Solamente quiere producirse a si mismo la mayor cantidad de felicidad que pueda.

De pie, en la cima de una montaña notó a un ave, un colibrí que se posó en su hombro derecho. Traía un mensaje de su pasado, en letras que ya no reconocía, en sentiemientos que ahora eran distantes. De pronto, un corriente de aire le trajo una idea, una pulsión por hacer algo impensable.

Vio tras de sí el terreno sobre el que estaba. Una enorme meseta de pastos verdes con un toque azul. Unas flores rojas y amarillas que se mecían con el viento. Retrocedió. Cuando se sintió listo se detuvo. Miró de nuevo al horizonte. Emprendió una carrera y en el camino, inmensas plumas tornasoleadas comenzaron a brotarle de la piel. Su boca comenzó a endurecerse, se tornó del mismo material del que estaban hechas sus uñas y comenzó a prolongarse desde la mitad hacia el frente. Comenzó a perder la memoria, trató de aferrarse al más precioso de sus recuerdos porque sintió miedo de perderlo definitivamente. Ese recuerdo del único ser que le había amado tal y como era. Luisa...

Al llegar al borde, simplemente se dejó caer. Se dejó llevar hacia su incierto presente sin recordar nada de lo que fue.

Son las 9:45 a.m. El sol decembrino brilla preciosamente en las montañas de los Andes. Ella cuida un cayeno rojo. De la nada, un colibrí se acerca a la inmensa planta a tomar un poco de néctar. En un hecho insólito, se posa luego en su hombro. Se acerca a su mejilla y refriega su pequeña cabecita contra ella. Luego se va volando.

Son las 10:00 a.m. Suena el teléfono y Luisa se entera de que Antonio fue hallado muerto en las faldas de la montaña.

Pic: "colibri" by Romulo fotos on Flickr.com
Sountrack: Love by Zoé

1 dic. 2009

Final Feliz

Empacó sin afán, se fumo un cigarrillo y se quedo mirando por la ventana un rato.

Orinó sin subir la tapa por ultima vez en ese baño, tiró la puerta descuidadamente y sin remordimiento en el alma bajo las escaleras silbando una canción de navidad en marzo.

En la cocina ella desayunaba sin ganas y no le había hecho café.

Ella no lo volteo a mirar, el no se despidió.

Y al final, como en los cuentos de hadas, fueron felices por siempre.