30 dic. 2007

Jesús

Un día que Dios estaba distraido, caminando por el mundo, se emborracho y le pago de mas a una puta para acordarse como era eso del sexo... a los 9 meses nacía el hijo del creador.

Dios no lo quiso reconocer, pero su madre sin saberlo y con una gonorrea que le comía las entrañas le puso Jesús.

Jesus creció en la zona cachacal, de una ciudad que llamaron Barranquilla, de la que Dios pronto se olvido y se dedico a todas las cosas que tiene que hacer gente como el, castigar a los infieles y hacer que la vida sea tan mierda como se pueda.

Pero Jesús seria su hijo descarriado, se dio cuenta de su condición divina y empezó a recorrer las calles descalzo, sin bañarse y con barba enmarañada, le contaba a quien quería escuchar que el amor era el motor del mundo, que la felicidad era un estado del alma y que el odio había que sacarlo del corazón.

Cantaba canciones en las esquinas, con voz desafinada contaba historias de viejos mundos, de sueños incomprendidos y de aventuras sin esperanza, se hizo el señor de las causas perdidas y la gente de vez en cuando le daba una moneda.

Por alguna razón mucha gente empezó a escucharlo, sus discípulos fueron tres putas, cuatro viciosos, dos maricas y tres locos que se reunían en el Paseo Bolívar y nos decían que su reino era de este mundo, que Dios se había olvidado de ellos y que debíamos olvidarnos de el, que la bondad no es condición divina, que el amor era humano y que la piedad es un sentimiento mundano.

Gritaba que el pecado era una falacia, que el sexo era la mas grande expresión del amor y que nuestros cuerpos nos pertenecían, mientras empinaba una botella del licor mas barato, después borracho se dormía en cualquier anden hasta el día siguiente.

Pero un día mientras su madre le pegaba venéreas a quien pudiera, mientras su discípulo preferido se drogaba con un frasco de Boxer y mientras yo dormía en mi cama sin soñar, llegaron unos tipos y lo golpearon hasta casi matarlo, allí quedo tirado en la madrugada y se arrastro hasta la Iglesia San Nicolás, allí espero el amanecer o que su padre se diera cuenta de su angustia, pero Dios no se fijo.

Como no se fijaron al día siguiente los comerciantes del lugar, pasaban al lado de el solo quejandose de su olor, Jesús agonizó tres días a pleno sol y sin nadie que le diera una gota de agua, cuando estaba a punto de morir se acerco un policía y el, lleno de mierda que había defecado esos tres días le miro a los ojos, el agente se dio cuenta quien era y trato de levantarlo pero Jesús se negó.

- En verdad te digo que tu estarás conmigo en el reino de los cielos - le dijo antes de morir.

El Policía levanto el cadáver y le costeo el entierro. No hubo curas, ni ceremonias, 12 pelagatos lo acompañaron y dicen que hasta Dios sintió alivio que que se hubiera ido.

El poeta del amor se fue porque es mas fácil creer en un Dios lejano que en nuestra humanidad, es mas fácil creer que alguien nos cuida cuando nosotros mismos no podemos hacerlo, es mas fácil creer en alguien que esta en el reino de los cielos, con toda su gloria y escolta de ángeles, en un imaginario lugar que nunca conoceremos, que en el loco de la esquina, que en alguien como nosotros.

Tres días después al policía se le disparo su arma de dotación y se mato.

12 dic. 2007

El Nudo de Sofía

To-morrow, and to-morrow, and to-morrow,
Creeps in this petty pace from day to day,
To the last syllable of recorded time;
And all our yesterdays have lighted fools
The way to dusty death. Out, out, brief candle!
Life's but a walking shadow, a poor player,
That struts and frets his hour upon the stage,
And then is heard no more. It is a tale
Told by an idiot, full of sound and fury,
Signifying nothing.

Shakespeare, Macbeth Act 5, scene 5, 19–28

Llovía a las 7:00 AM, tome mi maletín mientras oía a mi esposa lavar platos del desayuno, ni un adiós ni un beso de despedida, solo frialdad y ausencia, solo silencio y distancia, de eso salí acompañado y abrí mi paraguas al saludar al celador, ya mi amigo esperaba en su carro para ir al mismo trabajo, a la misma rutina, al mismo sin sentido de tener que ganarse el pan con el sudor de la frente en una oficina en un edificio, en algún lugar donde sentirnos importantes, donde jugar con el dinero de alguien mas para generarle mas riqueza y mas pobreza, jugar con sueños prestando dinero que nadie podrá pagar.

Y allí estaba, bajo la fría lluvia se mojaba una joven en su uniforme de colegio, la mire y casi me resbalé, ella me miro y sentí su calidez recorrer mi cuerpo, sentí que conocía a esa niña, sentí ganas de volver y masturbarme pensando en ella, pues hoy en día era mejor esconderse en el baño y hacerlo que tener sexo con mi mujer, un tempano congelado por el desamor, por nuestro desamor.

Entre al carro, llegue a mi trabajo y todo sucedió igual, igual, nada cambio, todo es lo mismo, todos los días, ni siquiera el clima, frío y lluvia, ni siquiera la gente, autómatas de risas frías y pendientes de números, autómatas sin sueños ni pasiones.

Era de noche cuando regrese y estaba ella sentada en las escaleras, vestía un jean viejo y una camiseta verde, no llevaba chaqueta ni brasier, no tenia maquillaje y su rubio cabello estaba sin peinar, sus ojos negros me miraron y quede paralizado

- Mi nombre es Sofia - dijo y estiro la mano totalmente seria e inexpresiva

Le dije mi nombre y la toque

- ¿Que haces acá afuera?, hace mucho frio - le dije

- Mis padres no estan, no se ha donde han ido, soy Sofia - dijo nuevamente - vivo encima de tu apartamento, creo que nos hemos visto antes

- Si, creo, no te puedes quedar acá, sube, mi esposa te preparara algo de comer, hace mucho frio - le dije, algo aturdido

Abri la puerta y todo estaba oscuro adentro, mi esposa solia salir no se a donde, no se con quien, ni me importaba, tal vez esta noche llegara borracha y me la chupará mientras yo intento dormir y se tragará mi semen como para que yo no le pida sexo despues, tal vez se mate en un accidente de transito, me da lo mismo, es igual.

Le explique a Sofia y le dije que se sentara, que le iba a preparar algo de comer, un sandwich de jamón y queso y un vaso de leche, ella comio en silencio, de repente oi gritos arriba.

- ¿No es de tu apartamento? - le dije

Ella asintio

- ¿Tus padres?

- Si, lo siento, me voy - dijo ella

- No es necesario, esperemos que todo se calme

- Nada se calma nunca, todo siempre es asi, nadie cambia, nadie, todo permanece igual - me djjo

La mire y senti su tristeza, su soledad y quise abrazarla, pero estabamos en la mitad de una ciudad sin corazón, nadie se abraza, nadie se quiere.

Empece a desatar mi corbata.

- ¿Cuantos nudos de corbata sabes hacer? - me pregunto

- Uno

- ¿Me enseñas? - dijo y la vi sonreir

- Claro

Al rato lo sabia hacer

- Ahora yo te voy a enseñar uno a ti, prestame una cuerda - me dijo

Consegui una y empece a mirarla, al rato tenia un nudo para la horca

- ¿Porque sabes hacer ese nudo? - le dije

- Es bonito, algo dificil pero bonito, ademas es tragico, que mas tragico que aquello que haces para a muerte, eso que toma nuestra vida y se la lleva... me gusta pensar en este nudo, me gusta - contesto mirandome fijamente

La mire un rato mientras ella se ponia de pie, el piso de arriba estaba en silencio.

- Me voy - dijo

La vi partir mientras yo me arropaba con mi soledad, me refugiaba en mi desencanto y me escudaba tras mis sueños rotos.

Me desperte al día siguiente mientras mi esposa roncaba, al rato estaba anudando mi corbata y vi el nudo de Sofia, lo toque y me imagine que era su piel, una piel que duele y palpita, una piel suave y de rosas, una piel.

Sali presuroso y me cruce en las escaleras con dos policias, abajo vi las luces de una ambulancia y el portero me miro preocupado, lo mire sin preguntar nada.

- La niña del segundo piso, se ahorco anoche en su habitación.

La sensación de ese momento no la puedo describir en palabras, tal vez deberia dejar esta historia hasta acá, porque seguramente quien me lea no podra entenderme, entender lo que despues me dijo el celador, entender como senti que Sofia, colgada de alguna viga de su apartamento me parecio valiente y soñadora, que su felicidad inalcanzable le habia llegado, que su color morado y su lengua afuera, tal vez no demostraran su estado de conciencia, su sueño realizado y el escape a una muerte eterna, una muerte en vida, una muerte que significa el vivir vacio.

- Dejo una nota, decia: Por la ausencia - me dijo

Ese día fue igual, nada cambia, nada, el mundo gira y nosotros con el, cuando llegué a mi oscura casa esa noche me senté frente a mi computador y empecé a escribir esto, descubrí que yo no quiero girar, que me quiero quedar, que la ausencia de Sofia es mi ausencia, que este nudo, el nudo que ella me hizo, es mi escape, mi adios y mi bienvenida, mi muerte y mi vida, que en algún lugar mas alla del tiempo yo la vere sonreir y no habras mas vacios, solo felicidad.

No me despido de nadie, solo de mi mismo.

11 dic. 2007

Mega Histora Conjunta


- TERCERA PARTE -


Ya se vislumbraba la noche de jueves de octubre en “Billares Lima “Julieta se dignaba a cargarle la borrachera como de costumbre esos últimos siete días a Ricardo este ya en un estado de medio borracho y alborotado hijueputiaba a Julieta, no se entendía por que una nena medio conservadora y de buena familia se enredaba con un tipo que lo único que sabia era jugar billar para perder. Los compañeros aseguraban que era que estaba medio (enculada) como se dice en el argot popular. Ya tirándose como a eso de la media noche y estos dos siendo los últimos clientes don Antonio detrás de su bigote blancuzco con algunos visos negros y una gripa permanente grita:

- Carmela cerremos de una puta vez este billar a ver si logro descansar y deje así que mañana limpia.

Por otro lado Diego no profundamente dormido examinaba lo que le había sucedido con aquella mujer sus pensamientos trastornados de juventud y clímax presionaban violentamente sus sentidos, por primera vez aquel pequeño niño experimentaba lo que era la sexualidad. A la mañana de el viernes diego despierta asustado tras un sueño de pasión y lujuria enredado en la sabanas siente un frió arrollador que contrae sus músculos e inmediatamente lo pone a titilar, se levanta y nota que su cama esta mojada (un sueño deliciosamente muy húmedo)

Como de costumbre Diego roba canicas, juega, gana dinero, pasa por el billar mira a Carmela y así sucesivamente transcurren los días, ya llevaba cierto dinero guardado, lo que no sabían nadie era que esta mujer había cambiado totalmente los pensamientos de un joven que aun seguía siendo inocente.

Un día como cualquiera donde Ricardo y Julieta ya estaban incursionando otra borrachera y aun mas se le agregaba maltrato ya que este tipo se volvió agresivo e insultaba y golpeaba a Julieta. Y Carmela ya mamada de que este niño pasara y entupidamente anonadado se quedara mirándola por un buen par de horas iniciaban la rutina en los billares.

Y si, justamente Diego hace su rutina diaria pero esta vez se escapo mucho mas temprano de lo normal como a eso de las 5:00 de la tarde este día iba hacer totalmente diferente Diego alcanzaría el valor para hablar con Carmela he invitarla con las pocas monedas que tenia a una buena y grande gaseosa colombiana, Paradójicamente el par de chicos de once que ya había visto salían por el mismo callejón encontrandocen de frente con Diego este sin guardar prisa seguía su trayecto hacia donde la mujer morena de ojos ámbar.

Una cuadra antes de voltear para llegar al “billar lima” los chicos de once cogen a Diego por la espalda atrancándolo, lo golpean y dejándolo muy mal herido en el piso se escapan.


Continuara .............

5 dic. 2007

Sin Título

Sentado en estado de letargo, sexy y barrigón, con maletín de cuero en mano derecha y pucho de canela en los secos labios. Trasnochado, desesperado, en sala de espera y con el alma a ritmo de hilo dental. Colonia de alcohol de menta sobre su peludo pecho, zapato mocasín con moneda falsa en su lengüeta, mirada de niño de colegio sobre la nariz, párpados manchados de noches de fuga y almohadas húmedas, pantalón largo, blanco, viejo y sucio, camisa guayabera azul con los tres botones iníciales sin adjuntar, todo un modelo de polideportivo local.

Sentada en estado desesperación, sexy y delgada, con blusa azul sin lavar, sandalias color dorado al borde de la cama, cabello sin cepillar, ondulado de tanto halar contra su nuca, frente con marcas de acné y sin ser levantada, nariz con manchas de sangre, senos caídos por la violencia de la soledad, piernas sin tres días de depilación, desnuda y sin amante que la abrace se estira lentamente sobre un juego de sábanas grises que han servido como altar en un cortejo de cabras y bueyes.

Cualquier octubre sirve de ocasión para cualquier transeúnte que al dejarse tentar por una tarde de café con amigos se desvive por hablar en ocasiones más allá de lo que la conciencia le reprocha, sirve para caminar en centros comerciales y antojarse en las vitrinas de los centavos que visten y muelen a los maniquís, yeso molido o yeso moldeado sirve para lo mismo, para colgar ropa en vitrinas. Con su maletín, después de comer y beber se dispone a caminar tras rejas de decepción, se concentra en esquinas, se acomoda en bancas, se pavonea en almacenes de ropa, se expone ante la indignación ajena con su glorioso atuendo, le suda cada axila al ritmo de la respiración, se le brota la quijada de aquel néctar lleno de grasa consecuencia de una mala alimentación, se entrega en pasillos sin virar a un lado o a otro para sumergirse en esas soledades que su dinero y su simbólica presencia le permiten. Un vigilante de seguridad, sujeto de corbata y camisa del mismo color pero con tonalidades diferentes revisa los pasos del caballero aquel, le saluda con la amabilidad del vecindario, le brinda un espacio en la fila de sustitutos y le propone tomar la caja rápida.
Lento, lleno de sudor y con un brillante reloj rodeado de bellos en la muñeca entrega el maletín al joven cajero del Banco, sí, del banco. Revisa el conteo de billetes y sonríe con un placer propio de jóvenes y criminales, se desvive por llegar a la cita pactada, inclusive insiste al joven cajero apurar su conteo y su respectivo ritual de aprobación, como siempre, una papeleta llena de sellos y firmas da constancia de un negocia aprobado, le permite dar paz al transeúnte sexy y barrigón, quién apresurando el paso retorna a su nostálgica travesía, allí, donde la nostalgia alquila un techo para hacer de la suyas lo esperan dos morenos, uno mueco, uno flaco de estatura promedio, una rubia de senos copa D y un pequeño aprendiz de marihuanero, todos juntos haciendo oda al crimen organizado, a esas familias que sólo viven para matarse entre ellas, con ansiedad y bravura le esperan.

Cae el sol con la misma depresión con que la blusa azul fue sometida al sudor de un cuerpo mal elaborado, mal administrado y dejado en condiciones llenas de cerveza y tabaco, nuestro caminante hace presencia en una casa de dos pisos, vieja, fea y en mal estado, ansioso por encontrar a sus jueces entra desesperado para dar constancia de que el pago se ha efectuado de manera provechosa y ausente de sospecha, lastimosamente y para su débil estado de gracia sólo encuentra, en la habitación, al fondo, sin ropa, con uñas postizas, las sandalias al lado de la puerta del baño, la blusa bajo el borde de la cama, dos copas aguardienteras en el suelo, un cenicero lleno de colillas, un cabello maltratado y con rasgos de sangre, una mujer no mayor a los dieciocho marzos de existencia, con el tabique señalando al occidente, con la mirada buscando la paz eterna y el pulso sanguíneo estancado en un hematoma propio de un artista, creado para dejar huella y manchar conciencias.

Sexy y barrigón, arrodillado y con el rostro frente a frente con el suelo, con la quijada temblando y las rodillas vibrando de odio y dolor. Había olvidado que la Ausencia del tiempo era más peligrosa que la presencia de billetes y esperanzas, el pacto se había cerrado trece minutos atrás con la muerte de su pequeña hija, los captores, al no recibir noticias del pago sugerido y viendo la tardanza del barrigón transeúnte dejaron en el filo de la muerte la decisión de cerrar toda posibilidad de canje y esperanza.

Sólo aquellos que sufren la ausencia del tiempo en esos pasos que de transeúntes vuelven sedentarios, comprenden el valor de la ausencia y sus excesos, excesos que siempre son sinónimo de dolor y sufrimiento.

FIN.

3 dic. 2007

Palabra nueva...

¡¡Ahora sí escribo!!!
Se acabó la universidad por el semestre.. Y por cierto me fue bien; así que acá dejo la palabra que tengo pensada:

Ausencia

Si ya está, me avisan a ver si la cambio.

30 nov. 2007

(Mega Historia Conjunta)

- Segunda Parte -

Ricardo Villafuerte, delgado como sus mismas noches de billar y sexo, de estatura media, lo suficiente para confrontar aquellas manos de billar en el atardecer universitario, era afanado por sus contendores en cada turno, con la paciencia del agua vigilaba su taco y lo rozaba con la bola blanca, su mirada se unía casi con el verde de la mesa, se asemejaba a sus ojeras que ya entraban en el conteo de siete noches sin desaparecer, a su lado, Julieta, una joven de familia conservadora le acompañaba, su presencia no veneraba el gusto por el billar ni mucho menos su afición por los hombres, era una apuesta perdida y debía pagarla acompañando a su compañero de clase aquel jueves de octubre, abajo en el primer piso, Carmela dialogaba con un precoz visitante, ojos marrones, pantalones cortos de jean gris y camisa manga corta de color blanco, su mirada de incrédulo delataba su edad, lo aproximaba a los trece años, las canicas en sus bolsillos y sus medias alzadas hasta las rodillas lo invitaban a salir del bar si por la voluntad de doña Carmela fuese, sin embargo, al fondo, con su bastón de guayabo y su mirada de marinero, don Antonio le insinuaba que lo dejase quedar, ella sin embargo acompañó al menor a la salida mientras que éste con su deseo de conocer el mundo de los mayores alcanzaba a ver en el segundo piso al par de muchachos tomar cerveza y gritar alrededor de la mesa de billar, se trataba de Ricardo, acababa de meter dos bolas en la mesa para odio de sus contendores, hombres mayores y sin oficio, sólo clientes y amantes de doña Carmela, nada más que eso.

Julieta bajaba las gradas para servirse de otra cerveza, asustada por el exceso de testosterona se refugiaba en la barra del establecimiento donde una señorita que ya se vestía de veinte febreros le destapaba la botella de la cerveza que apenas dos minutos había encomendado, al lado de la barra y en su mesa de siempre don Antonio hablaba solo pero con entusiasmo, narraba sus experiencias en las fuerzas militares y de cómo una tiro en la pierna lo hizo renunciar al oficio militar.
Carmela de vez en vez se le acercaba con un trago de ron para agradecerle esas conversaciones innecesarias, sólo como pretexto para limpiar la mesa y recoger las doce botellas vacías de cerveza que como buen dueño del billar consumía sin responsabilidad alguna, momento preciso para preguntar por el infante que salía del negocio.

- No es más que un niño perdido, seguramente anda buscando a sus hermanos pero no lo creo, además no es momento de andar cuidando bebés, ya bastante tuve con criar este bar de mierda, la idea de convertirlo billar fue buena, no sé en qué estaba pensando cuando apoyé la idea de volverlo café, ni los intelectuales pagaban el café. Malditos poetas de barrio, en vez de andar pavoneándose con ese tema del comunismo deberían trabajar para tener si quiera tres miserables billetes, ¡sólo tres billetes!, no le pido más a la vida, sólo que paguen. Por lo menos el billar da para comer y vivir en paz -

- No me dejes con la incertidumbre mujer, ese niño tenía algo especial, lo vi, lo vi –

- Tú lo que viste fue a un perdido, hace mucho que no te bañas, ni siquiera para dormir, deberías bañarte si quiera para el día que la muerte te llegue enterrarte limpio y dignamente –

- ¿Acaso ya quieres que me muera mujer? –

- No don Antonio, sólo quiero que te bañes de una puta vez –

Julieta subía las gradas con un par de botellas en cada mano mientras pensaba en la apuesta perdida, el hecho de darse cuenta que su amiga Enrica no era virgen le demandaba no solamente una apuesta perdida sino, una amiga perdida, la moral de su hogar no le permitía hablar de sexo, y la moral de sus amigos no le permitía hablar del hogar, por eso Enrica no había sido invitada a esa tarde de cerveza, música y billar.
Muchos desconocidos para ella en un solo lugar, pero sus dos amigos de cacerías y cuadernos le enseñaban de poco en poco a morder esa manzana llena de discordia que en el hogar se toma con leche, es decir, le guiaban a caminar por la senda de una adolescencia prematura, quizás su primer contacto con el taco de billar la tacharía para siempre de una mujercita de casa con ganas de putear en la cama de sus padres, pero ella muy bien sabía que no caería en el curioso camino del sexo, mucho menos con sus compañeros de colegio, todo lo contrario, no veía la hora de graduarse para irse de esa fría ciudad y estudiar arquitectura, le encantaban las estructuras, le fascinaba el dibujo y en especial hacer maquetas con palos de paleta, su amiga Enrica que a esa hora ya visitaba a su novio Germán, sólo pensaba en hacer dinero, no en construir casitas de paleta.

Ricardo le recibió las cervezas a Julieta y susurrándole al oído un gracias le dejó por sorpresa, se sentó en la mesa cerca de la mesa de billar para ver a su hermano perder en el juego, él ya había ganado sólo quería tomarse sus cervezas y conversar con Julieta, pues el hecho de ganar una apuesta le obligaba a gozar el momento, su mirada a pesar de estar en conexión con la conversación de Julieta iniciaba se desvivía por conocer a la mulata que atendía en la barra, sabía que tenía veinte años porque alguna vez la escuchó hablar con don Antonio, pero era precisamente don Antonio el que le inspiraba miedo y timidez, el que no le permitía acercarse a la barra a conversar con la mulata a menos que fuese para pedir una cerveza o unos cigarrillos, en las mesas atendía doña Carmela razón por la cual era difícil hablar con la adolescente que sacaba las botellas del refrigerador.

Eran las seis treinta y el sol se había fugado ya hace más de media hora, los jugadores de la mesa se retiraban para sentarse en sus respectivas mesas y hablar de todo y nada a la vez, sólo quedaba el hermano de Ricardo y otro joven acomodando las bolas para iniciar otra partida de billar, Julieta que esperaba el momento de irse a casa no lograba captar la atención de Ricardo. Don Antonio seguía discutiendo con Carmela sobre su negocio y ella, en la barra veía el agua que comenzaba a caer a la entrada de “Billares Lima”, justo en ese momento comenzaba a llover y la música no paraba de sonar.


Continuará...

19 nov. 2007

Historia Conjunta

Pues parece que hemos entrado en un receso, despues de la emoción inicial muchos se han retirando, asi que seria bueno que aprovechemos este momento para decir quien piensa seguir en este blog y quien no, por tal motivo dare una semana para que los interesados (incluso los que no pertenecen a este proyecto, pero quieren hacerlo) manifiesten en los comentarios su deseo de seguir, sino los retirare el proximo lunes.

La idea de Theraq es muy parecida a lo que habia manifestado en un principio, crear una historia conjunta.

Hay dos formas de hacerla, una escogiendo alguien al azar y que escriba lo que le de la gana, otro debe seguirla, en un orden escogido o al que primero comente, no se, el cuento es que cada narrador tiene todo el poder en su capitulo.

En la otra se escoge un tema o un genero, podemos escribir una historia comica, una parodia, una de terror, lo que sea, pero tambien el escritor tiene todo el poder en cada capitulo.

De la primera pueden salir cosas curiosas, porque es totalmente inesperado lo que se va a escribir, la segunda llevaria mas orden porque sabriamos que genero es... no se, uds digan y apuntense.

3 nov. 2007

Poetas suicidas y escritores fracasados. Parte 5.


El mejor álbum de Guns and Roses es “Appetite for destruction”, es perfecto de principio a fin, su portada es insuperable, pero me gusta mas su imagen interna, donde un robot acaba de violar una mujer, su ropa interior a medio bajar y la posición obscena en la que yace siempre me ha excitado.

Suena It`s so easy y el movimiento rítmico de Daniela encima mio genera un ruido… plaf, plaf, plaf… tiene sus ojos cerrados y agarro sus tetas operadas, 34 años, soltera, ningún hijo, se hace pasar de mujer decente, pero es una degenerada más, su novio le dice que se van a casar, pero ella tira conmigo, esas cosas del sexo y el amor.

Por alguna razón a la mayoría de las mujeres les gusta la posición de ella arriba, tal vez porque manejan la situación y la velocidad, aunque a veces cuando las veo cansadas me muevo yo, las agarro del hombro y les doy duro, a ver que cara ponen, a veces fingen, a veces no.

Pero la mejor técnica es la que voy a hacer ahora, voy a desconectar la maquina, desconectar mi cerebro de mi verga y dejarla así, erecta, como un palo insensible en la que Daniela se ensartara hasta quedar saciada, mi mente se ira otros lugares, al ritmo de ese sonido, esperando sentir que se contrae, esperando sentir mucha mas humedad en su vagina que la que siento ahora, esperando que ella sienta mientras yo estoy ausente, con mi mente en blanco.

Es en ese momento es en el que ella alcanza el orgasmo, cuando yo no estoy, cuando sinceramente no estoy sintiendo nada, mientras yo vago por cielos rojizos y tierras verdes de los sueños febriles de algún escritor de fantasía oscura, donde viejas historias provenientes del humus de la realidad se hacen factibles y eternas.

Y entonces conecto la maquina, la verga entra en conjunción con el cerebro, es hora de derramar mi semen, a lo que vinimos, a tratar (pero sin lograrlo, lo cual es la gracia) de fecundar una perra mas y llenarla toda con ese liquido blanco y pastoso, de complacerme porque al final de cuentas me importa un demonio ella, si esta fingiendo o no me da igual, tal vez mañana prefiera masturbarme antes de seguir teniendo sexo con Daniela.

Ella se queda en silencio, mientras yo me siento, busco donde quedo mi ropa, siento que me mira mientras me cambio.

- ¿Ya te vas?

No contesto, esa manía femenina de preguntar lo obvio a veces desespera.

- Si quieres puedes quedarte un rato mas, Fabio esta de viaje, puedo preparar algo rico para comer.

- No, Dani, gracias de verdad, pero tengo que irme, tengo que ir a un entierro
Ella me sigue mirando, seguro pensara que soy un malparido, tiene razón.


Los cementerios son los lugares donde el metro cuadrado de tierra es el mas caro del mundo, me enferma toda la parafernalia que tienen, deberíamos quemar nuestros muertos o comerlos, que mas da, al final de cuentas es carne lo que queda y hasta mal sabor tendrá.

Y ahí estoy yo, a lo lejos mirando una familia enterrando a sus seres queridos, viendo ese color oscuro de las ropas recortándose contra un cielo azul despejado, la brisa fuerte de diciembre hace que las mujeres agarren sus faldas y su cabello, pero allí hay una figura vestida de blanco, su cabello rojo rizado se mueve en el viento sin preocupación, soy el voyeur de la desgracia y la tristeza, soy un intruso de las lagrimas ajenas.

Patricia (pues ya empiezo a llamarla por su nombre) tiene al lado a su hermano y agarra su brazo, otro joven la abraza y le da un beso en la mejilla, ella tal vez sabiendo que yo estoy acá voltea y me mira, no llora, su expresión no denota nada y hasta me parece verle sonreír, el joven a su lado me mira también con expresión extrañada, le pregunta algo y ella contesta, yo los sigo mirando.

Me voy cuando veo que esta terminando, empiezo a caminar cuando oigo mi nombre, me detengo, me siento estúpido al sentir algo de emoción cuando descubro que es ella quien me llama, volteo y viene caminando rápidamente hacia mi, creo que me va a besar, pero se detiene casi estrellándose conmigo, se queda en silencio y suspira, veo su nariz, su boca y sus ojos, detallo sus cejas y pestañas, miro sus pecas y sus orejas, entonces sonríe y ese día iluminado me ciega, me trastorna y me deja pasmado, no hay palabras que decir.

- Hola, gracias por venir – dice ella por fin
- Lo siento mucho – le digo pero no me atrevo a abrazarla
- ¿Como va tu libro?
- ¿Cual libro?
- El que leías ese día
- Ahhh… si, ya lo termine, ahora leo algo de Neruda que me regalaron, Para Nacer he Nacido
- Neruda apesta
- Tal vez por eso se me ha hecho ilegible
- Quiero verte esta noche – dice por fin

Mientras intercambiamos teléfonos llega el joven que la acompañaba, me mira con extrañeza y ella sonriente me lo presenta, como un autómata le doy la mano.


Me acabo de comprar el Fifa 2008 para PS 2, juego con el Barcelona, Juan Carlos con la selección italiana, voy perdiendo 2-1, minuto 88 Ronaldinho lleva el balón, pase certero a Henry que elude a un jugador en el borde del área, la toco a Eto’o que esta en el punto penal, barrida de un defensor italiano y le cae de carambola Messi, presiono cuadrado levemente y con un toque magistral al lado contrario de donde esta el portero, anota.

- Gol hijueputa!!! Ahí tienes malparido, pa que respetes – le digo en el colmo de la emoción
- Culo de gol de leche, pero ya me canse de ti maricón, ahora si vas a ver porque somos los campeones del mundo.

Pero no, se acaba y nos vamos a la prorroga, pero nada, después de que Xavi se come una opción clarísima (la bestia la mando al cielo) y Toni me estrella un balón en el palo mientras Valdes se estira para la foto (con los respectivos comentarios graciosos de los autómatas comentaristas mexicanos) se acaban los alargues y nos vamos a penaltis.

En eso suena el timbre.

- ¿Quien hijueputas timbra a las 10:00 PM en una casa decente? – dice Juan
- Espero que sea tu madre, ayer se me quedaron unos calzoncillos en tu casa y seria barrisimo que tu papá se diera cuenta – le digo mientras me levanto de mi cama hacia la puerta.

Mientras Juan grita algo a mi el mundo se me vuelve insonoro, un vestido blanco y una cara llena de lagrimas, esta frente de mi, su cabello recogido y una maleta en la mano, su nariz roja y sus labios temblorosos, su dolor se hace mío, todo mío y nuevamente no se que decir.

- ¿Puedo quedarme? –me dice

¿Como negarme?, así que me aparto de la puerta y la dejo entrar, Juan grita algo nuevamente, pero yo no entiendo, yo solo la veo a ella que entra y baja su maleta en la sala, limpia sus lagrimas con las manos y me sonríe, en eso sale Juan y se la queda mirando.

- Ehhh.. mucho gusto, Juan Carlos – dice mientras estira la mano
- Hola, Patricia – dice ella mientras le da la suya y me mira – ¿estas ocupado?
- Si, digo, no… estaba jugando… en fin… no, no lo estoy – contesto
- ¡Estamos en una definición por penales! – me dice Juan casi reclamándome
- Estábamos.


El noticiero me cuenta de violencia y política, de narcotráfico y farándula, de guerrilla y futbol, yo lo veo en pantaloneta y camiseta, Patricia hace algo en el baño, le pregunte que paso y ella no contesto, solo se metió a bañar y ahora la oigo hacer algo, quiero decirle cualquier cosa y solo se me ocurre: ¿Hasta cuando te vas a quedar?.

Ella se toma todo el tiempo para responder, abre la puerta y sale desnuda, me mira y dice: Hasta que me aburra.

2 nov. 2007

IMAGINA

Por un momento... Imagina que eres... una persona normal Que se preocupa, que ríe, que llora. Como cualquier otra persona. Por un momento, imagina... Que a tu lado, tienes a la mujer... Que se ha confesado tu eterna compañía... Por un momento, imagina... Que el mundo no es perfecto... Pero... que para ti... No podría ser mejor... Por un momento, imagina... Esa sensación dulce de un primer beso... Lleno de amor, de cariño... Esas caricias que se traducen... mas allá de todo entendimiento... Por un momento... Imagina esa mirada de la persona que te ama... Que te llena de valor y de confianza... Que te hace invencible... Y te llena de vida... Por un momento... Olvida la oscuridad y las pesadillas Olvida el mal... y el dolor. Y entrégate e ese ser que te da fuerzas... Siente como te vuelves parte de ella Y ella de ti... Por un momento... Olvídate de Dios y sus enigmas... Olvídate del infierno y sus placeres... Y vive solo para ella... O para él... Y en ese momento... en ese instante... sabrás el por qué de la vida... Sabrás que el amar es hermoso... Y que tu alma, solo debería de existir para eso... Aunque solo fuera... Por un momento... Ahora... imagina que en tu corazón y en tu alma... Ansias verla otra vez... Por un momento... solo un momento... Imagina... que será... dentro de unas horas... que volverás a verla... y entonces, trabajas como nunca... Por que sabes que al terminar... Podrás verla de nuevo... Imagina... Que el día termina... Con la promesa de su sonrisa y de sus labios Y como un niño.... Echas a correr pensando en ella Y mientras la luz del día se pierde... Tu no sientes temor... Pues sabes que su mirada, te llenara de luz. Y apartara... la oscuridad. Imagina... que de repente tu sonrisa se borra... Pues donde ella debería de estar... Solo hay luz... Pero una luz de muerte... Con los aullidos lastimeros de las sirenas... Haciéndole compañía... Imagina que se siente en ese momento... Imagina... la desesperación De no saber que sucede... Imagina el dolor... el temor... De ver... que tu peor pesadilla... Se hace realidad... Imagina... que todo se desvanece, y como un loco Corres... buscándola a ella... Y si... La encuentras... Derrumbada... moviendo levemente las manos... tratando de alcanzarte... Y entonces gritas... Por que sabes... comprendes de inmediato... Que fue lo que paso... Imagina... Que caminas hacia ella... con pasos cortos y lentos... Pues tus piernas... se niegan a moverse Tu no te resistes, y caes de rodillas... frente a la persona que amas... Imagina que... Como un susurro... Dejas que su nombre... se escape de tus labios... Pero ella no te contesta... sus labios dejan de temblar... Y sus ojos... ¡Oh Dios! sus ojos... Tan fríos... tan muertos... Imagina entonces... que tomas su mano... Como si con tu amor... Quisieras revivirla... Pero antes... de que ella despierte de ese sueño... Antes de que tu despiertes... de ese sueño... Una mano desconocida te arroja hacia atrás... Y es el mismo desconocido... El que lentamente, cubre el rostro... De tu amada... Y lo odias por ello... Pero el se acerca, y te da una manta... ¿¡Por que!? Si no tengo frío... le gritas... Lo único que deseas... es despertar... de esta pesadilla... Y encontrar su mirada... En tus ojos... Imagina... que eso nunca pasa. Imagina... que por mas que quieras... No puedes despertar... De ese sueño... Por que ese sueño... No es un sueño... Solo es... la realidad.

28 oct. 2007

SECRETO

Desde hace más de quince años el gobierno prohibió el uso de tinta indeleble como prueba fehaciente de haber sufragado.

– Era como mancharte el índice tras haberlo introducido en un cuerpo corrupto -. Hoy a pesar del tiempo transcurrido se siente al votar un asco de manos por lavar.

26 oct. 2007

Alicia I

habia predicciones para ruina de la ciudad. luna llena. un eclipse. y todo estaba pasando esa noche seguia sentada bebiendo vino y no le importaba, a su lado una blanca mujer dulce compañia condenada por a quella aristocracia que se estaba muriendo, pero que los espasmos ambulantes seguian viendo viva. ella ya sabia su destino, ya estaba condenada y maracada por una tradicion. en medio de su colapso nervioso frecuente alicia mira fijamente la pequeña espada plateda llamativa ante sus ojos ambar, que lleva en la mano aquella mujer pura y delicada, esta se acerca cautelosamente en pequeñas gotas ardientes y susurrandole al oido le dice " sumerguir mi cuerpo en ti, entrar hasta lo mas profundo de tu templo, rejugiar caricias, llevar tu mar hasta mis deseos y explorar lo mas intimo de tu selo, beber de tus amargas y dulces mieles y saborear todo el sabor de tu cuerpo, verte llegar hasta el cielo prendidida de mi cuerpo, disfrutando de tu ser y trayendo un recuerdo fresco y nuevo. sigueme. sigueme." esa noche como muchas pero diferente a todas alicia se mira al espejo llora, y sabe que su unica opcion es irese lejos con esa blanca mujer. antes de que su ciudad caiga en ruina. y murmurando solo decia " si fuera posible escapar, tan solo estoy interesada en la libetad". pero igual tomo su mano y solo un pinchaso fue para que los sueño se postrara a sus pies. y sus parapados no aguantaran mas, cayo delicadamente sobre la mesa. Alicia veria una nueva luz y de nuevo besaria el fuego.algun dia en aquella ciudad alicia aun espera morir. y por fin ser expulsada.

A la vuelta de la esquina

El sol del amanecer ilumina a Kata, que camina sin ganas por la calle polvorienta. Mil pensamientos cruzan por su cabeza, y ninguno de ellos la hace sonreír.

“Regale a Mamá en su día”. “Día de la madre, 20% de descuento”, pregonaban los carteles de los negocios.

“Muy irónico”, piensa Kata.

No puede evitar pensar en su madre… De pequeña se llevaban bien, ella la adoraba.
Les gustaba cantar juntas, y reían siempre, tanto.
Su madre hacía tortas de chocolate, y Kata la ayudaba, mas estorbando que otra cosa.

Después, Kata creció, se volvió rebelde, su madre ya no la entendía… Comenzó a salir más y más con sus amigas… y a hablar menos con su mamá, quien “nada sabía de la vida”.
Las dos mujeres se separaban cada vez más, mientras Kata aumentaba sus salidas, y comenzaba a frecuentar discotecas, bares, locales nocturnos …

Luego llegó el divorcio de sus padres, y su madre se sumergió tanto en sus propios problemas que no supo ocuparse de Kata… La mujer no pudo superar el fracaso de ese matrimonio, y el alejamiento del hombre que tanto había amado, que aún quería. Se hundió en la depresión, mientras Kata salía con sus amigas y no hablaba ya más con aquella madre histérica y triste.
El dolor y la soledad terminaron por afectar la salud de la madre. Al año, la mujer fallecía, dejando a Kata sola con un padre ausente y una tía poco interesada en la suerte de su sobrina. Kata estaba por cumplir los quince años…


El sol continúa su carrera por el cielo, mientras Kata entrecierra los ojos. Sus pasos son lentos. Le duele la cabeza, y solo piensa en su cama. El turno ha sido largo esa noche, y los clientes le han dejado muy pocas propinas…


No recuerda bien ya el punto exacto en el que las salidas nocturnas con sus amigas se convirtieron en otra cosa. La noche siempre había sido su ambiente, y con la muerte de su madre y la indeferencia de su padre y su tía, Kata perdió todo control.
Empujada por la necesidad de independizarse, Kata busco trabajo y entró finalmente en uno de sus bares favoritos. Primero fue camarera, pero al tiempo entendió que el verdadero dinero estaba en otra parte...


Al caminar, Kata masajea su vientre, aún chato, mientras las lágrimas ruedan por sus mejillas. Hoy se ha enterado… Justo hoy: Día de la Madre. Sería gracioso sino fuera tan triste.
El nombre del padre no tiene importancia. No lo sabrá nunca. Para él solo fue una transacción, pero para Kata, puede ser el fin de la vida como la conoce… Podría tal vez intentar “arreglarlo”… pero arriesga su vida, ya que es ilegal, y ella no tiene el dinero para ir a una buena clínica…

Sin ver a donde va, Kata dobla la esquina, Un rayo de sol la enceguece por un segundo, y cierra los ojos, aún nublados por las lágrimas. Cuando los vuelve a abrir, nota algo extraño, que la hace abandonar por un segundo el oscuro torbellino de sus pensamientos.
El barrio ha cambiado. Un segundo antes se encontraba en la esquina de su calle, por donde se llegaba a la pensión donde vivía, y luego… Todo era distinto. Hasta el cielo tenía otra tonalidad, la luz tenía otra calidad, y ese olor en el aire le recordaba…

Un reflejo adelante llamó su atención. Se trataba de un puestucho desvencijado que nunca había visto, pero que tenía, bien visible, un cartel que decía “Informaciones”.

Distraída, Kata se acercó al puesto. Era una pequeña oficinita con paredes de un material plástico, algo arruinadas, y que tenía una ventanita en su parte delantera. Parecía un viejo puesto turístico.
La ventanita estaba cerrada, pero encima de esta había un cartel:

“Oficina de Informaciones” decía en letras grandes.

Y mas abajo “Usted esta aquí”. Pero ningún mapa de calles acompañaba la leyenda.
Solo un dibujo de una cruz roja sobre un cuadrado amarillo, rotulado “Cruces”

Irritada y confundida, Kata estaba por irse, pero algo la hizo seguir leyendo. En letra más chica, el cartel explicaba:

“Bienvenido a los Cruces, o Esquinas de Vida.”
“Nuestro pequeño paraje, del que estamos orgullosos, es de una calidad única. La mayoría de nuestros visitantes solo vienen una vez en su vida.
Estamos felices de recibirlo”

“Historia: Nuestro pequeño paraje existe desde siempre, aunque no sea fácil de encontrar. Se trata simplemente de un sitio de paso, desde donde los caminantes pueden tomar un rumbo nuevo.
Como usted sabrá, las esquinas no solo representan cambio de dirección geográfica, sino también, oportunidad, cambio de perspectiva, novedad… al mismo tiempo representan un ciclo siempre renovado, porque cada esquina termina en otra esquina, y luego en otra, formando así una cuadra, sobre la que se puede girar eternamente… o a partir de la cual se puede tomar un camino totalmente diferente.”


Estas palabras despertaron ecos antiguos en Kata, quien no podía dejar de leer.


“Transportes: Para llegar aquí, usted debe tomar caminos difíciles, pasar por decisiones equivocadas y atravesar duros eventos. Solo así se puede visitar nuestro sector”

“Recomendaciones: Si ha llegado hasta aquí, es porque, a pesar de todo, alguien ha decidido que usted merece una segunda oportunidad.
Como usted sabrá, las esquinas pueden representar grandes cambios de dirección.
He aquí lo que ha de hacer:
Si quiere revisar los errores cometidos en su camino y corregir algunos, debe doblar a la derecha en cada esquina que encuentre, hasta llegar a destino. Si quiere hacer borrón y cuenta nueva, debe doblar a la izquierda, en cada esquina, hasta llegar a destino. Si usted es indeciso, y quiere tomarse un tiempo, solo siga derecho… hasta que se canse de caminar sin rumbo”

“¡Gracias por visitarnos! ¡Y buena suerte!”

Eso era todo. El cartel amarillento no decía nada más, pero era más que suficiente.

Sin saber que pensar, Kata volvío a mirar el lugar en el que estaba. A pesar de su pesar, de su dolor y su confusión, esas palabras habían despertado algo en ella. Sentía que algo fuera de lo común estaba pasando. Algo le decía que realmente, alguien había decidido acordarle una segunda oportunidad…

Como en trance, comenzó a caminar.

Dobló a la derecha, una, dos, cinco veces… Allí estaba el bar, la noche en que aquel hombre la tomaba.
Corrió hacia la próxima esquina, y dobló otra vez más a la derecha, y otra, y otra. Vio la noche en la que le hicieron la primero proposición indecorosa, esa que la precipitó en el oficio más antiguo del mundo.
Derecha, derecha, derecha. Kata corría cada vez más rápido. Allí estaba el bar, la noche en que entró a trabajar como mesera… luego la primera noche en que se cayó desmayada de tanto beber…el día en que se fue de casa de su tía…
Kata seguía aún doblando a la derecha en cada esquina… Y cada vez, en lugar de girar sobre la misma cuadra, antiguos lugares y eventos aparecían.
Sus pies parecían volar sobre las calles, aún polvorientas, mientras su vida retrocedía, y Kata con ella. Volvió a ver las primeras peleas con su tía. Vio las tardes solitarias, esperando aún una improbable llamada de su padre. Volvió a ver a su madre, enferma, deprimida.
Corrió, corrió, corrió. Siempre a la derecha, mientras sus pasos, y sus recuerdos, la llevaban a un día en particular. Con la respiración entrecortada, Kata se detuvo en fin.
Su cuerpo era distinto también. No sabía que edad tenía, pero sus pechos no habían crecido aún, así que debía ser pequeña.

“¡Regale a mamá en su día!” Volvían a pregonar los carteles, pero esta vez, en otra calle, y en otras tiendas.

Los pasitos de Kata eran cortos, pero rápidos y alegres. Iba saltando y riendo, con la risa de la niña que volvía a ser. Hoy era el día de la madre, y ella tenía que abrazar a la suya, y decirle cuanto la quería.

23 oct. 2007

Matar un Dragón.

Este cuento lo escribí hace unos 3 o 4 años, esta inspirado en la dinámica que se daba en una lista de correo temática sobre Tolkien y la Tierra Media, no va de acuerdo a su historia y tiene tono humoristico, espero que les guste:


- Ves algo? – dijo el enano al humano desde una colina donde se observaba una gran fortaleza cuya pared frontal, por el lugar donde había estado la puerta, estaba destruida
- Si, veo destrucción, si allí esta un dragón debe ser uno grande... pero espera, subamos un poco mas y veremos que esta dentro de esas paredes – dijo el hombre

Subieron un poco mas, el hombre escuchaba al enano refunfuñar y meneaba la cabeza de un lado a otro, al poco rato estuvieron allí.

- Mierda – dijo el enano
- No, es un dragón, la mierda no se hecha a dormir – dijo el hombre mientras se sentaba dando la espalda a la fortaleza
- Y ahora? – pregunto el enano
- Ahora? Pensé que tu que fue el que nos metió en este problemilla tendrías un plan – contesto el hombre.
- Yo? Pero si tu eres quien vive diciendo que eres un matador de dragones, que mataste a no se cual no se cuando, que tu espada negra esto, que el yelmo no se que... – contesto el enano enfadado
- Pues si, si lo mate, pero hace mucho... – el hombre se puso de pie - sin embargo yo no le prometí a la doncella enana que mataría un dragón y que le traería la joya mas bella que custodiaba y una escama, y menos en el lecho de su padre que luego te descubriría allí y te obligaría so pena de decapitación a cumplir tu palabra... y encima conmigo!!! Yo que pensé que los enanos eran decentes...
- Y lo somos! Lo que sucede es que bueno, tu sabes, unas cuantas cervezas de raíz de mas y bueno... yo soy un enano, ella es una enana, las hormonas... – dijo el enano
- Bueno, vale... a caminar – dijo el hombre bajando la colina en dirección de la fortaleza
- Que... que vas a hacer? – dijo el enano
- Pues matar un dragón.

El dragón soñaba, soñaba con volar, a través de coloridas nubes bajo un cielo esplendoroso y de repente allí estaba, una inmensa población llena de hombres que huían al verle, el bajo en picada alcanzando grandes velocidades y soltaba un chorro de fuego que incendiaba la población y se volvía a elevar, era el Dios del cielo, el terror de todos y único, el ultimo de su especie... de repente, un ruido

El dragón entreabrió sus ojos pero los cerro inmediatamente, quería volver a soñar, pero de nuevo el ruido y ese olor... olor a guerreros... “a guerreros?” pensó,”pero si todo el mundo me teme, hace siglos que nadie viene por acá y yo poco salgo” volvió a oler, si, un enano y un hombre... “que querrán?”... de repente recordó que los guerreros matan dragones y abrió sus ojos y con gran estrépito se levanto y volteo levantando polvo, pronto una nube nublo la vista de todos... menos la de un dragón.

- Eh, ustedes, sois estúpidos o que? Ya os he olido así que salid de esa pared – dijo el dragón rojo parado sobre sus dos patas traseras
- Mmm bueno, el hombre es algo estúpido, pero ya apr... ouch! – dijo el enano al ser pisado por el hombre
- Calla... deja hablar a un Matadragones de verdad... – aclaro su garganta y con vos ceremoniosa agrego – Os saludo Dragón, soy Túrin Turambar, heredero de la Casa de Hador, Matador de Dragones y portador temido de la Espada Negra, venimos a retarte en duelo y librar al mundo del mal... ouch! – ahora el enano pisaba a al hombre – ahhh si, este es Mellon... mi ami... es decir, mi escudero... ouch... es decir, mi compañero de aventuras
- Tur... que? – pregunto el Dragón
- Túrin, Turambar... Matad...
- Si, eso ya lo ... y a que dragón mataste si se puede saber – contesto el dragón que parecía sonreír
- A Glaurung, acaso no lo sabéis? – dijo Túrin con tono indignado
- Nop, la verdad, sabia que lo habían matado, pero no sabia como, y que tal fue la cosa? – pregunto el dragón
- Uf, dificilísimo, queréis que os cuente la historia... ouch! – el pisón del enano le interrumpió
- Un momento, venimos a matar al dragón no a que sepa como mataste a esa lagartija – dijo el enano
- Lagartija? – contesto el dragón – bueno... eso puedo considerarlo un insulto, mas sabiendo que era mi padre
- Mierda – dijo el enano
- Oh si, ahora si que nos metimos en la boca del lo... es decir, del dragón seguro querrá vengar a su padre y nosotros moriremos pero nuestras canciones se oirán por siglos – dijo Túrin
- Y quien sabrá? No hay nadie en millas a la redonda... seremos un par de muertos mas – dijo el enano
- Oh no, no os asustéis, Glaurung era muy mal padre, le pegaba mi mamá y nunca estaba, siempre en campaña y esas cosas – contesto el Dragón – es mas, se lo merecía

El enano y el hombre se miraron asombrados

- Bueno, y entonces ha que han venido? – pregunto el dragón
- Pues a matarte y llevarnos el tesoro - dijo Mellon
- A mi? Y que os he hecho?... además tesoro no hay, en la ultima temporada de lluvias el piso inferior cedió y se llevo todo a quien sabe donde, talvez quedaron unas cosas por allí regadas y si quieres llevárosla... – dijo el Dragón
- Pero... pero, no pelearas, no volaras por los aires para aterrarnos... – dijo Túrin
- Volar?... sois crueles o que? No veis que soy hijo de Glaurung, no tengo alas! – dijo el Dragón – esa es mi frustración, mi sueño irrealizado, siempre quise ser un Dragón alado
- Con razón a mi se me hacia que faltaba algo – dijo Mellon rodeando al dragón para mirarle mejor
- Mmm... entonces no luchareis? – dijo Túrin
- No hombre, si queréis morir mas adelante al oeste hay un desfiladero, seguro que si os tiráis de cabeza moriréis inmediatamente – contesto el Dragón
- Bueno, Túrin es tan cabeza dura que seguro se salva... ouch! – dijo el enano esta vez pisado por su amigo
- Calla! Estamos en un problema, yo no voy a matar un dragón que no quiere luchar... como llevaremos una joya y una escama y de paso conservamos nuestras cabezas? – dijo Túrin
- Mmmm por la joya no importa – dijo el Dragón - pero no pienso daros una escama así como así... ouch!
- Vamos cobarde! Pelea lagartija! – dijo Mellon que le acababa de pisar la cola y mostraba su hacha tratando de ser amenazador
- Mmm el enano esta loco – dijo el dragón
- Si, nació así – dijo Túrin
- Pobre – contesto el Dragón
- Pobre yo que me lo tengo que aguantar – contesto Túrin sonriendo al ver lo amenazante que se veía Mellon frente aun inmenso dragón – pero hay una manera de que me entregues esa escama sin matarnos
- Cual? – preguntaron Mellon y el dragón a la vez
- Aquí cerca vive un amigo, un mercader... alguna vez me contó que había comprado unas alas de Balrog, seguro una imitación porque todos saben que no tienen alas, además eran mecánicas... talvez si...

La luz del amanecer se asomaba tras la colina, de repente una sombra oscureció la fortaleza... un dragón la dominaba, encima de el iba Túrin y al lado de ellos estaba otro hombre y Mellon

- Y bien? - dijo el Dragón
- Pues nada, corred colina abajo y subid en aquella rampa que construimos, debes ir batiendo las alas luego... pues bueno, como lo practicamos, debes planear, si sientes que pierdes altura las agitas como te enseñe – dijo el hombre
- Postalberto, dime una cosa... esto ha sido probado antes? – dijo Túrin que ahora estaba algo dudoso, subido en la montura que le habían puesto al dragón no se sentía tan valiente
- No, pero funcionara – dijo Postalberto con una mirada neurótica
- O nos mataremos – dijo el Dragón
- Pues podemos contar lindas historias de su combate y esas cosas... se oirán grandes canciones por largo tiempo – dijo Mellon en tono burlón - al menos esta vez habrá alguien que sobreviva
- Calla Cabezón!!! – dijo Túrin
- Bueno, unos siglos mas unos siglos menos que mas da... Matador de Dragones, nos vemos en el cielo!!! – dijo el Dragón mientras emprendía carrera hacia la inmensa rampa

En realidad hubo canciones, aunque casi nadie las creyó, solo los pocos que vivían cerca de esa desolada tierra que un Dragón reptante había destruido hace mucho, tanto que nadie recordaba, vieron la proeza, pero en el pueblo donde una doncella enana vivía, que si recibió la escama y la joya prometida, vieron un dragón que volaba sobre ellos, y un hombre lo cabalgaba, aunque después se dijo que luchaban, los mas viejos decían que parecían viejos amigos que reían y se divertían...

20 oct. 2007

No votaras

En el telénoticiero la alocución del Señor presidente fue enfática, ratificó,

- Los tarjetones son los fusiles de la democracia -.

Apagó el televisor y decidido salió al puesto de votación, ya en el cubículo tachó con saña a los que su penuria había elegido.

Al día siguiente la ciudad se vistió de luto.

19 oct. 2007

Solo un juego!!!

Fernando, joven triste de mirada alegre, ayer fue su ultima oportunidad, hoy amanecio muerto en un cuerpo con vida, ella lo dejo , lo abandono, solo por que el le dijo que queria ser el padre de sus hijos, ella maria luisa renacio de aquella muerte en la que el la tenia, comenzo una nueva vida, sus hijos que no existen ya pueden llegar a este mundo, unos nacemos de una mala experiencia, otros fallecen, el no la conocia a ella y ella no sabia que el existia, pero el destino se encargo de que fernando y maria luisa no pudieran tener nada, total el es el patron, y nosotros sus marionetas.

18 oct. 2007

Preludio de un comensal.

<Todo se ha ido al traste. El restaurante ya no da ni para comer las sobras que dejan los clientes (Pero si ya no vienen clientes que sobras irán a haber). Es triste ver algo que con tanto esfuerzo fue construido reducido a una pocilga; los rincones sucios del viejo local están llenos de cucarachas que hacen todo un festín al lado de los ratones, robando y tragando lo poco que queda de comestible. Todo por esos políticos de mierda, si tuviera uno enfrente le arrancaría el guargüero, lo cocinaría en salsa y me lo comería enfrente suyo mientras agoniza y se muere del susto ante mi presencia>.

-Ay Lucía, si supieras lo mal que me siento en este momento; creo que es mejor estar muerto.

- Tranquilízate Angel ¿Cómo puedes pensar esas cosas?-Me respondió Lucía al otro lado de la línea -. Mejores tiempos vendrán, míralo como una oportunidad para variar el menú del restaurante, no te puedes dejar vencer por las circunstancias, si quieres yo te ayudo a conseguir nuevas recetas para cocinar verduras. Además a mí no me parece tan malo que prohiban la carne.

Era uno de esos típicos comentarios que solía hacer Lucía, tan inoportunos y con tan poco tacto que Angel se arrepintió inmediatamente de haberla llamado, y después de un lapidario silencio, Angel se despidió desdeñosamente de Lucía con inmensas ganas de no volver a verla, mientras él completamente solo en su restaurante, se tomaba la cabeza y reprimía las lágrimas que salían de sus ojos como deslizándose sobre un tobogán. La idea de tener que dejar su restaurante era algo que le carcomía el corazón, y que lo cambiaría de tal forma que ni Lucía su única compañía durante los años de lucha en el restaurante, lo hubiese podido advertir.

12 oct. 2007

TRAS UNA VENTANA

TRAS UNA VENTANA

A través de la ventana de la sala de costura, Catalina, con sus manos envejecidas, hilvanaba cuidadosamente la ligera seda del vestido que había cortado unos minutos antes.
Trabajaba con premura, ya que su clienta, iba a medírselo esa misma tarde. Debía tenerlo preparado lo antes posible porque era uno de esos”trabajos apurados”, los cuales ella nunca rechazaba porque incrementaban sus pobres ingresos.
La interesada lo luciría en el “civil” de su hermana, la que daría una importante fiesta.
Catalina, levantaba de a ratos la vista mirando tras sus gruesos anteojos los vaivenes de la gente del barrio.
De pronto, algo le llamo poderosamente la atención, su vecino, cuyo jardín daba frente al suyo, hacia movimientos extraños, como si discutiera con alguien, ella hizo una pausa en su tarea para ver que sucedía, y observo como el hombre movía desmesuradamente los brazos y hablaba acaloradamente sin que hubiera un interlocutor.
Gritaba y empuñaba sus manos como garras .En un momento, no sabia con exactitud cuanto había pasado, arremetió contra el piso, dando fuertes golpes en el sinuoso sendero que conducía hacia la puerta de entrada. Había entablado una lucha cruel, irreversible, estaba asesinando a su sombra. Catalina seria la única testigo ocular

11 oct. 2007

Adios...

Allí estaba ella viendo su reflejo en el agua, vio como su cabello dorado era más brillante, sus ojos verdes se veían más vivos y su boca era rosadita…tomo un papel y escribió:

“Mi vida es demasiado perfecta…no tengo asuntos pendientes con nadie…los quiero”…cerro el sobre y lo pego a la mesa que estaba al pie de la piscina.

Entro al agua…estaba tibia como le gustaba, siempre le ha gustado nadar y sentir el agua en todo su cuerpo…esta vez mojo su cabello en la primera zambullida, saco su cara y miro su casa, nado y floto un buen rato…miro el cielo y hoy estaba totalmente despejado y los reflejos del sol eran calidos, era un bonito día para encontrarse con la muerte…volvió a hundirse.

10 oct. 2007

Muerto por Tí

Ese día Roxana iba al trabajo, algo cabizbaja y anormalmente meditabunda.
La reflexión y la angustia no eran comunes en Roxana, quien no tenía por costumbre preocuparse demasiado. Se trataba de una chica más bien impulsiva, algo ingenua, y bastante egocéntrica.

El problema era que hacía ya un tiempo que estaba sola, habiendo decidido dejar a Pablo seis meses atrás. Y, ciertamente, la soledad estaba comenzando a molestarle.
Había tenido ya tiempo de darse cuenta que nada interesante se encontraba en los bares o discotecas… Solo chicos inmaduros, interesados en el s-e-x-o por encima de todo, o viejos deprimidos en busca de una segunda juventud…

Que una chica como ella estuviera sola era un verdadero desperdicio, se decía mientras observaba el paso de sus bonitos pies calzados en sandalias rosas.

Así que decidió, súbitamente, que ya había tenido suficiente de esperar a que el destino se dignara a traerle un nuevo amor. No, no, no, ella era una chica práctica…y haría que las cosas sucedieran a su manera. Resuelta a forzar la suerte, trazó un plan detallado, que comenzaría a preparar esa misma noche.

Esa noche, entonces, Roxana subió al altillo y desempolvó sus viejos libros de magia, que había comprado cuando era adolescente y exploraba inconscientemente con sus amigas los caminos de lo sobrenatural.

En uno de ellos encontró un hechizo bastante simple:
“Atraer el amor a través de una antigua pasión”. El hechizo explicaba que el afecto sincero de un antiguo amante podía canalizar esta energía hacia el universo y atraer un nuevo compañero que sintiese una pasión similar hacia uno.
“Lo viejo guía a lo nuevo por los mismo caminos” decía el libro.
Solo necesitaba un poco de la energía de su antigua pareja, hervirla junto con otros ingredientes en una noche de luna nueva, y verter esta mezcla sobre un amuleto previamente escogido, y que se usaría alrededor del cuello.

Esperando ansiosa la próxima luna nueva, Roxana fue preparando uno a uno los ingredientes. Eligió como amuleto una piedra blanca que le gustaba, y que hizo engarzar. Y recuperó de una caja guardada al fondo de un armario una vieja remera que Pablo había olvidado, y que ella guardaba porque sí.

El día D, a la hora H, Roxana siguió atentamente las instrucciones:
“Un leve “puf” seguido de un humo rosado señalara el éxito de su encantamiento” decía el libro. Roxana sonrió extasiada al ver el “puf” rosado… que extrañamente viró en seguida al rojo y luego al negro. El libro no decía nada acerca de cambio de colores en el humo… “Seguro que no es nada”, pensó, y vertió un poco de la mezcla en un jarrito, en el que dejó reposar toda la noche la piedra blanca.

El primer mes no pasó nada. El segundo tampoco. El tercero Roxana estaba ya perdiendo paciencia y estaba por tirar a la basura ese libro de porquería, cuando finalmente un chico de su trabajo que le gustaba se animó a hablarle y a invitarla a salir.

Empezaron a verse y Roxana estaba feliz. Su nuevo compañero, Tomás, parecía quererla como Pablo la había querido. Algunas formas de mirarla y ciertas frases que le decía le recordaban la pasión de su antiguo amante.
Tres meses transcurrieron así en un despreocupado e intenso idilio.

El cuello de Roxana estaba siempre adornado por la piedra blanca, que ella no se quitaba ni aún cuando hacían el amor.

Tomás y Roxana estaban por cumplir tres meses de noviazgo, sin mayores contratiempos. Sería el 24.

La mañana del día 23 Roxana estaba pensando que comprarle a Tomás, cuando la sorprendió una llamada en su celular: Tomás estaba en el hospital.
Tres penosos días después, Tomás fallecía a causa de un accidente eléctrico en su trabajo… dejando a Roxana sola de nuevo, y mas triste que nunca.

Sin embargo y por suerte, el dolor fue menos intenso de lo que se podía esperar. Tal vez ella no había tenido tiempo de enamorarse profundamente…

Quizás por nostalgia, quizás por costumbre, Roxana seguía usando la piedra blanca.

Tres meses pasaron lentamente...

Roxana conoció a Esteban en la fiesta de una amiga, poco antes del tercer “mes-aniversario” de la muerte de Pablo. Comenzaron entonces una bonita relación, que duró también tres meses… luego de los cuales Esteban murió en un accidente automovilístico.

La conjunción de fechas y accidentes asustaron a Roxana, quien estaba de todas maneras decidida a no ver ninguna conexión especial en los hechos…
…hasta que Carlos Javier, a quien había conocido tres meses después de la muerte de Esteban, falleció también, esta vez de un disparo en la cabeza durante un asalto en un supermercado.… Esto acontecía justo antes de cumplirse los tres meses de noviazgo.

Ahora sí que Roxana comenzó a preocuparse en serio. Ya no había lugar para las coincidencias. Algo extraño y horrible sucedía.

Resistiéndose todavía a admitir su culpa en el asunto, Roxana decidió de todas maneras verificar el hechizo.
“Al renovar la energía de una antigua pasión, ciertos elementos de ésta pueden repetirse en la nueva” decía. “Ciertos elementos…” ¿La muerte entonces podría…?
Pero Pablo no había fallecido… ¿verdad? Es cierto que ella no había vuelto a tener noticias suyas, pero tampoco esperaba tenerlas…

Con la idea de despejar sus dudas de una vez por todas, Roxana se decidió a llamar a casa de Pablo. Le atendió su antiguo compañero de departamento…
- Ah si, Roxana, me acuerdo de vos… Que triste lo de Pablo ¿no? Aunque no me acuerdo de haberte visto en el entierro…
- ….
- ¿Vos sabías que falleció, no?

Algo desorientado por la sorpresa de la chica, el compañero le informó que Pablo había muerto el 23 de Noviembre… exactamente tres meses después de que Roxana rompiera con él… y exactamente tres meses antes de que ella hiciera el embrujo.

Si Roxana no hubiera estado tan ensimismada con sus propios deseos, o si se hubiera tomado el tiempo de terminar de leer el libro, se hubiera enterado de que, por sobre todas las cosas, la muerte es el elemento más fuerte que existe, tanto en este plano como en el otro, y su participación en un hechizo vuelve impredecibles los efectos de éste. Esto sumado al hecho de que el número tres es uno de los más poderosos…

Al parecer, la muerte de Pablo, ocurrida tres meses antes de la consumación del hechizo, causó que esta “fecha limite” se repitiera con cada nuevo amante… así, cada uno de ellos debe morir tres meses antes de la activación de la piedra, lo que deja entonces tres meses de relación, y luego tres meses en los que la piedra espera ser reactivada, al cabo de los cuales ésta atrae un nuevo amante, que tendrá otros tres meses antes de partir… Complicado, y perverso… pero así era.

Decididamente, ¡esto no era para nada el plan que Roxana tenía al conjurar el hechizo!

Mas tarde, al consultar otro libro más oscuro, Roxana encontró varias indicaciones interesantes en un capítulo que trata de la muerte.
“Solo la atadura irrevocable de la muerte a un sujeto de mayor poder en la invocación puede contrarrestar los efectos nefastos de este elemento en un conjuro.”
“La única atadura posible y suficientemente fuerte consiste en el sacrificio mortal y voluntario del sujeto mencionado”
“En todos los casos, el sujeto mas potente a ojos del hechizo será siempre el brujo que ha realizado el conjuro mismo”

Roxana cerró el libro de un golpe furioso y lo dejó sobre el escritorio.
“Un sacrificio mortal… ¡¿Mi sacrificio?!” pensaba.
El espejo que estaba encima del mueble atrajo su mirada. Se acomodó el pelo detrás de la oreja, y contempló su imagen. Observó su cabello suave y ondeado, sus ojos claros, so boca dulce… una sonrisa socarrona se formó lentamente…

“Nadie tiene porque saberlo, no?”

Es que Roxana no tenía por costumbre preocuparse o reflexionar demasiado. Se trataba de una chica más bien impulsiva, algo ingenua, y bastante egocéntrica…

7 oct. 2007

A bailar a otro bar

Era extraño; Nunca había faltado a la cita de los viernes, era uno de los continuadores del rito y todos se preguntaron que le pasaba. Los más allegados, los que se sentaban a su mesa habían telefoneado y no obtuvieron respuesta, los demás, los que se reían de su manera de bailar, de saludar, de discutir solo inquirieron por él.

En todo caso al día siguiente cuando terminaron de leer los carteles mortuorios se enteraron de una vez que él se había alejado para siempre.

-A su salud!!-. Dicen que dijo, empinando una fría, el viernes cuando sus amigos habían cumplido un mes de muertos.

6 oct. 2007

Poetas Suicidas y Escritores Fracasados, Parte 3 y 4.

No se si es que me estoy adelantando a las palabras, pero mi cuento por entregas casualmente tiene la palabra muerto, aqui va:



El abanico da vueltas, las aspas giran rápidamente y bota bastante viento, no hay abanico como este.

Un canal de series viejas en la televisión, suena la música de El Santo y es un domingo, Vivi hace ruido desde la cocina, entra al cuarto y me pasa un jugo de naranja.

Hubo un tiempo en el que Vivi y yo teníamos sexo, hasta que descubrió que era lesbiana y decidió cambiar penes por vaginas, dice que es mi amiga y yo se que es cierto, la diferencia es que aun quiero llevármela a la cama y ella sabe, sueño hacer un trío con ella y alguna de sus amigas, también sabe eso e internamente se burla de mi. Talvez no se acueste conmigo ya porque descubrió que las mujeres son mejores amantes que los hombres, talvez porque no soy tan buen polvo como me suelo creer, talvez… talvez es mi amiga y no quiere mezclar lo sexual con la amistad… que estupidez.

- ¿Era virgen? – me pregunta Vivi

- Si, supongo, no se, todo esta historia tiene algo de surrealista

- Te encanta usar la palabra surrealista.

Y se que es cierto, porque hay palabras que nos encantan, me encanta la palabra surrealista y decir muchas veces “pues bien”, me encanta decir cosas a veces por decirlas, porque suenan bien y no tienen importancia, como esta.

Pues bien, Vivi se queda en silencio con su Pijama rosada y yo sigo mirando el abanico de techo, es un domingo aburrido y caluroso, es una tarde de silencios.

Miro la biblioteca de Vivi, le encanta Shakespeare, un libro de Otelo esta abierto en la mesa y me acuerdo de alguien que decía que lo importante no es saber citar al dramaturgo ingles, sino cuando hacerlo.

- ¿Y le pediste el teléfono?
- No, se fue sin mas
- No te dejo una nota
- Que cursi
- Las mujeres son cursis

Vivi saca un DVD y pone una película de chicas, esas de Meg Ryan y un tipo que no me acuerdo del nombre, trata sobre lo que siempre tratan esas películas.

- ¿Como puedes ver esa película?
- Me gusta, son girlie movies – dice ella mientras acaricia su cabello café - ¿sabes porque nos gustan a las chicas esas películas?
- No soy capaz de imaginármelo
- Porque nos identificamos con la chica, somos como ellas, bueno, no tengo los ojos Meg Ryan, pero si mejor culo ¿no crees? – dice y voltea a mirarme picaramente
- Totalmente de acuerdo
- Pues bien, todas queremos ser Meg Ryan, no por sus ojos, sino porque es esa chica soñadora, de corazón noble y gracioso, a la que le aparece su príncipe azul, un tipo sensible y apuesto, que expresa sus sentimientos y hasta lloran… ¿sabes porque a los hombres no les gustan estas películas?
- Porque ninguno de nosotros somos como el maricón de la película
- Exacto
- Pero tengo una duda… tu eres lesbiana, ¡no te gustan los hombres!
- Hasta las lesbianas esperamos nuestro príncipe azul.

Me quedo mirando su espalda, recuerdo cuando pasaba mi lengua por su espalda, me dan ganas de lamerla, ponerla en cuatro y darle tan duro que se le olvide el cuento de ser lesbiana.

- 20 años y virgen… que raro – dice ella
- Me mancho la sabana
- ¿Y no te diste cuenta?
- Estaba trabado y borracho
- Típico, los hombres lo único que saben es meterla y ya, mas cuando están borrachos
- Dime Vivi… que tan buen polvo era yo
- Nene, ¿para que quieres saber eso?
- Porque quiero saber, eres mi amiga, puedes decírmelo
- Nene, soy lesbiana, ¿recuerdas?, pero bueno, el sexo contigo no estaba mal, el problema con ustedes, todos los hombres, es que concentran su satisfacción en el pene, en meterla, su verga tiene que estar metida en algún lado siempre, creen que nosotras las mujeres somos un hueco al que hay que metérsela hasta que chillemos, y es rico a veces, pero solo una mujer conoce tan bien el cuerpo de una mujer, ¿no es fantástico que tengas un orgasmo sin que nadie te penetre?, además me encanta meterme una teta en la boca.
- Interesantes tus clases de lesbianismo, pero preguntaba que si era buen polvo
- Si, la mayoría de veces si

Me la quedo mirando, sigue viendo su película.

- Pero soy lesbiana, ¿recuerdas?
- Voy a dormir


La inmensa rueda gira, estoy amarrado a un lado de ella y me acerco al agua, es una especie de molino y mi cabeza queda sumergida, no es mucho tiempo pero no me molesta, a veces quisiera que se detuviera, pero cuando estoy debajo del agua, quisiera quedar boca abajo y sentir como me falta la respiración, morir trágicamente mientras sueño que me ahogo.


Me despierto y Vivi no esta, voy a la cocina, me tomo un vaso de leche y me lavo la cara en el baño, orino sin levantar la tapa y me voy, debo escribir algo para mi blog, mañana es lunes y tengo que trabajar, pero para lo único que siempre hay tiempo es para escribir.

Un chuzo desgranado podría levantar mi ánimo, camino como autómata al carro de perros mas cercano, un carro pasa a toda velocidad y se estrella contra un poste, el estruendo es grande y gente corre, yo me acerco, un tipo parece muerto y esta atrapado dentro del auto, una mujer convulsiona, sangre por todas partes, me mira a mi, a mas nadie de los curiosos, intenta decir algo, yo creo que me dice “te amo”… el chuzo y el blog tendrán que esperar.

**************

Las clínicas del norte son limpias y blancas, ese espantoso olor a esterilizado me huele mas a dinero que a piedad, me huele a que la vida esta tasada en el cupo de tu tarjeta de crédito.

Una maquina de café y me pregunto si hay monedas en el bolsillo, tengo hambre y mi cara se refleja en el vidrio, esta sucia, tengo sangre seca en un lado, una mano que parecía desgarrarme quedo pintada y mi camisa blanca y simple ahora es de un rojo opaco, alguien de mirada muerta me mira como si fuera un extraño, mi imagen no me conoce, asi que miro a otro lado

No se que hago ahí, tengo hambre y la familia de la mujer y el hombre no llegan, solo un desconocido se preocupa de ellos, una sala de espera y una maquina de café, una recepcionista gorda e indolente habla por teléfono y nadie llega, nadie.

“Estan muertos”, me dice un medico joven, yo lo miro sin saber que decirle, “lo siento mucho no pudimos hacer nada”, yo simplemente asiento, el me pone una mano en el hombro, lo miro y no se si decirle que a estos muertos nadie los ha venido a acompañar, que no se quienes son, que en realidad no me duele, que esa mujer me dijo “te amo” cuando estaba muriendo, que… y aparece a familia, aparecen personas, aparece gente, aparecen lagrimas y gritos, incredulidad, hermanas y hermanos, una madre anciana y un tio fracasado y morboso, aparecen sobrinos y hasta amigos, como una jauría entran y se olvidan de mi, no soy nadie, estoy manchado en su sangre pero ellos la llevan dentro, soy un espia de la desgracia ajena, un voyeur de la pena extraña, soy un intruso de lagrimas impersonales.

Alguien se presenta, me pregunta y yo le contesto como autómata, le digo, le cuento todo, el accidente, todo, no omito nada, sueno frio y extraño.

Me invitan un café y me cuentan, una pareja, tenían problemas (¿quien no?), la mujer tenia dos hijos de un anterior matrimonio, una pelao y una niña bien, estudiante de universidad y de las buenas… “¿ya les avisaron?”… “el tio xxxx los fue a buscar”, el café se enfria y sigo inmóvil, quiero irme pero algo me ata al lugar… me dijo te amo, lo oi bien, necesito salir, necesito aire y a empujones salgo, afuera están los familiares menos dolidos y llega un auto azul, el tio morboso y fracasado maneja, atrás un destello rojo me hace contener la respiración una puerta se abre, delgada y blanca, cabello de fuego y ojos negros inexpresivos, me mira sin demostrar sentimiento alguno y dice: “Lovecraft”

4 oct. 2007

Clasificado

...Se busca hombre alto, delgado, sin cabello, algo desgarbado. Se ha perdido
hace unos dìas, se fue sin decir adiòs y nos ha dejado sin su compañìa. La
última vez que lo vimos, iba vestido de blanco, de impecable blanco, son su
guayabera almidonada, pantalòn de lino, y alpargatas.
Dice que fue a
trabajar, pero en su trabajo no reconocen aùn su llegada. Es importante
encontrarlo, es hijo, es esposo, pero sobre todo es padre.......
Comunicarse
al 6789097......lo esperamos......


Durante los siguientes dìas el telèfono no sonò. La soledad retumbaba en todos los rincones de la casa. La resignaciòn era parte de cada uno de los miembros de la familia. Nadie, absolutamente nadie entendìa por què asì sin màs, sin nada, el habia decidido abandonarlos...........
Una noche todos reunidos unos meses despùes a los pies del arbol de navidad, se agarraron las manos, cerraron sus ojos y empezaron a orar.........Ese dìa, a las 10 de la noche el telèfono sonò.........La madre contestò...........y luego de cinco minutos, con las làgrimas en los ojos, pàlida, màs pàlida que un papel colgò y entre sollozos dijo: Hijos, hoy podremos dormir tranquilos........su padre ha pasado a mejor vida!

Lo que nadie sabe hoy es que fue el mismo quien al otro lado del telefono se lo dijo..........."Martha, estoy bien, odio haber sido el hombre que fui, haberte golpeado, haberte herido, desde siempre te mentì. Todos los dìas una parte de mi morìa, asì que al colgar finge dolor pero duerme con felicidad, dile a mis hijos, confiesa la verdad, todo acaba hoy, hoy para ti,
para todos he muerto........."

Debajo del palo de mango…

Debajo del palo de mango…Mediodía, el sol resplandeciente de un pequeño pueblo de la costa norte colombiana hace que las mentes solo piensen en el siguiente paso a dar.

- Y si uno al morir no tuviera que ser enterrado en esas frías losas de cemento?

- Ay mijo deja de pensar locuras.

- En serio, que tal si a uno lo enterraran en un jardín florido, junto a un palo de mango, a donde pudieran irlo a visitar a uno la familia, los hijos, los nietos a jugar sobre uno mientras hacen un sancocho…

- No mijo, en serio tú ya te volviste loco, deja de pensar pendejadas y comete la sopa.

- Ahhh es que el que piensa distinto de los demás es loco…fíjate, pues entonces yo quiero ser loco esta vida y la otra.

- Ya ombe…comete eso rápido. Que ya tenemos que irnos para el entierro del compadre.

- Ves, con lo que le gustaba al compadre hablar con la gente, sentarse en su mecedor en la puerta, saludar a los vecinos y ahora a quien va a saludar… ¿a los gusanos? ¿A las larvas?... no señor yo no quiero eso para mí.

- Bueno mijo bueno como tú digas. Pero apúrate.

- No a mi no me afanes que ya bastante es que vaya a ese entierro que tu sabes que a mi eso no me gusta.

- Si, como tú digas.

El plato se quedo servido completo en la mesa, enseguida caminaron lentamente hacia la funeraria, en el camino los vecinos la saludaron con desconsuelo, la miraban y le huían la mirada por el dolor que sabían que cargaba.

- ¿Aja y porque todos te miran tan raro?.

- Ni idea, tú sabes que la gente acá es como rara.

- Si, no se, es como extraño y sólo te miran a ti.

- Pues ni modo, tu mira para delante y camina que ya vamos tarde.

Entraron a la sala de velación y estaban todos esperándola, la recibieron con grandes abrazos y llantos de consuelo.

- Comadre lo siento mucho.

- Siente mucho, siente mucho ¿que?

- ¿Como así?

- Si, que es lo que siente mucho, yo soy la que lo siente mucho.

- Ehhh…. En fin que espero que el compadre esté en su santa gloria y amen.

- Si que diosito lo proteja.

Mientras la comadre se enredaba en su propia mente que no quería entender la realidad

el compadre pensaba en su árbol de mango, en lo injusta que es la vida y en como los que menos se deben ir mueren más rápidamente; miraba todo un poco extraño, se acercó lentamente al ataúd y lo que vio le heló la sangre, estaba el con su mejor pinta dominguera, guayabera blanca, pantalón reluciente y zapatos de charol. El rostro un poco más blanco de lo normal y un gesto serio y adusto que le quedaba un poco ridículo.

Si, ESTABA MUERTO e iban a enterrarlo en su adorado palo de mango… al menos la mujer le había oído su último deseo, lastima que ni ella creyera todavía que el estaba del otro lado.

2 oct. 2007

Mi primer día de Muerto

El sol resplandece fuertemente sobre mi cara, siento un ligero cosquilleo en mis pies y me cuesta mucho trabajo abrir los ojos; Es la misma sensación que me dejan las fuertes resacas, pero esta vez parece ser diferente, esta vez me siento muerto.

No recuerdo nada de la noche anterior. La boca me sabe a moscas y creo estar acostado sobre la arena. Debo estar muerto; Muerto y tirado en cualquier matorral con un carnaval de Insectos sobre mi. Hasta aquí llego mi vida. De hoy en adelante soy como cualquier muerto andante que pena por ahí; sin rumbo, sin vida, sin reflejo.

¿Y ahora que? Me pregunto. Llevo mas de ocho horas tirado aquí y ya no aguanto mi propio olor a podrido. Tengo hambre. ¿Es que nadie piensa encontrarme? Sigo sin recordar nada de la noche anterior ¿Qué habrá pasado? ¿Quién me habrá matado? ¡Isabel! ¿Quién la habrá llevado a casa anoche?

¡Hijueputa’, Un Muerto! – Alguien dice

Ahora mis ojos se encandilan, pensé que estaban cerrados. Ya no siento las moscas. Ya no siento la arena. Ya no tengo hambre. Ahora solo quiero dormir... tengo una cremación a las 4.

Duermo, Siempre quise dormir así, como muerto. Me levanto tarde por que quiero y no por que tenga ganas de orinar. Ahora logro caminar, eso creo. Hay mucha gente aquí, muchos cabizbajos; no logro verles las cara a nadie, parecen aburridos, andan sin ganas como cansados.

La melancolía aparece y empiezo a recordar a los que siguen vivos. Mi alma se ilumina - Quiero Música!! Digo en voz alta. Es ahí cuando alguien medio gira su cabeza y me dice – Aquí no hay música –… Ahora yo un cabizbajo mas.

Muerto

Si, he abandonado hasta mi Blog... Estoy Muerto; Padecí de algo llamado Bloqueo Blogger y ahora estoy en el mas alla, en una fosa comun.

So, solo toca revivir escribiendo sobre lo que es estar vagando en pena.

Sip, la Palabra es MUERTO.

1 oct. 2007

Pensamientos de un comensal

tengo el estómago vacío, hace mucho tiempo que no como saludablemente, las malditas verduras ya me saben a mierda de vaca y no soporto ver en el plato ese color verde propio de las legumbres, cuyas raíces parecen brotadas desde los mismísimos infiernos. Como extraño un buen pedazo de carne... de esos que solía comer sin que nadie me reprochara, de esos en los que la sangre se escapaba al masticarla y cuyo olor haría deleitar al más adusto comensal. Pero no, todo hace parte del recuerdo, las leyes humanas ya no lo permiten y la gente como yo que no podemos vivir sin carne, se nos a discriminado vílmente, no entiendo como los seres humanos se han podido olvidar de consumir este alimento esencial, definitivamente la sociedad está regida por bestias que solo temen ser consumidas. Por todo esto, es que yo, el más ávido de los carnívoros, he decidido alíarme con mis semejantes para fundar una asociación; la "AA". Asociación de Antropófagos Anónimos, con la que defenderemos nuestros derechos, y lograremos que se nos deje consumir carne humana como queramos y donde queramos, nos volveremos un brazo político fuerte en el congreso, y daremos un buen uso a la carne de tanto cristiano desposeído que no la merece, acabando así con la pobreza, y sólo los pobres que tengan una carne exquisita, se les llevará a campos de reproducción para que su carne se multiplique, creando un nuevo sector económico el cual llevará prosperidad al pueblo colombiano, todo esto vendrá a mejorar la calidad de vida de todos los habitantes de nuestro bello país.

Pero mientras llegamos a ser actores beligerantes en el congreso, tengo que comerme estas habichuelas agrias para sobrevivir, ya sabrán de mí, y de como nosotros regiremos el mundo gracias a su carne fresca.

28 sep. 2007

Vamos a echar un pie

El lugar es pequeño y esta medio vacío. Huele a petróleo y esta adornado por serpentinas metálicas de esas que parecen estar taladrando el techo; A pesar de sus años la radiola suena bien. Sentados de espaldas a la pared y fría en mano se sonríen como si tuvieran todo el tiempo del mundo. Algunos son galantes con las muchachas que atienden, otros tararean y los de más allá aspiran el humo de un habano. La mayoría viste de blanco.

En cualquier momento una de las jóvenes deja caer una copa, nadie se entera, entusiasmados hacen clave de mano a uno de los danzones de la Aragón y los más atrevidos se levantan a echar un pie; se fajan varios pases mientras levantan el cuello de la camisa y tiran de él haciendo sonar en el aire sus dedos, gesto típico de su juventud. Ríen. -¡Burro viejo!, ¡Burro viejo!-, gritan alegres. Él son termina. Sudorosos apuran el resto de la ya tibia cerveza. Han vuelto a reafirmar su vieja guardia y vivencias así nunca hayan prendido un cacho de marijuana.

19 sep. 2007

Sumergida se presenta

Hola, soy una nueva maga en este blog, y estoy muy feliz de formar parte de esta pequeña pero fructífera comunidad de cuentistas.

Aqui le presento mi primer cuento, ojalá les guste, y si no, sean sinceros, que una crítica constructiva siempre es bienvenida.

Nota: Vi que casualmente tiene cierto parecido en el tema con el de Clau M, pero la óptica es distinta.


La fuente

Si todo te doy, y todo me quitas
Nada me dejas, me bebes la vida…
Hasta dejarme... vacía.


Dentro de mí, canta una fuente. Se la puede ver refulgir a través de mis ojos en los días soleados. Cuando esta nublado, canta mas suavemente, pero sigue ahí.
Por su interior de plata corre un líquido de oro, puro, brillante, etéreo, irisdicente…
Ese líquido vital es una quintaesencia de todo lo que soy, todo lo mío que es precioso, único, eterno e intransferible. Todo lo que hace mi ser.

Un día, encontraste aquella fuente. La sentiste poderosa, nutritiva, revitalizadora… justo lo que necesitabas. Decidiste venir, a beber de ella cada día…
Y yo te dejé, porque creía que valorarías todo lo que ella tenía de valioso, y la cuidarías, la enriquecerías… La amarías.

Pero solo querías robarme su agua cristalina, llevártela de a poquito… no dejarme nada a cambio… vaciar su cuenco.

Por eso las puertas del jardín secreto donde ella reina se han cerrado para ti. Quería clausurarlas con cadenas de oro, guardar su entrada, protegerla, para que sólo quien sepa apreciar su verdadero valor pueda beber de ella…

Pero era ya innecesario, porque descubrí que su líquido tesoro no te interesaba ya… preferías otros manantiales, nuevos, inexplorados, con exóticos sabores…

¿Cómo pudiste despreciar así todo lo que quise darte?

Mi fuente, ahora intocada, si siente hoy aún más vacía, más seca y abandonada que en los días que te afanabas por llevarte todo su caudal…

Necesita alguien por quien correr… Alguien a quien nutrir, alguien que mezcle sus aguas con las suyas, y las alimente con nuevos colores…

Porque ahora, al lado de la fuente, ha aparecido un pozo… hueco, oscuro, frío, lleno de húmedo vacío… y que espera… aguarda… por aguas nuevas.

18 sep. 2007

Poetas suicidas y escritores fracasados. Parte 2.

Para el que no lo haya leido en mi blog, publico la segunda parte de mi historia:


The world is a vampire, sent to drain
Secret destroyers, hold you up to the flames
And what do I get, for my pain?
Betrayed desires, and a piece of the game


El Bar No-Existe.

Un nombre raro pero que de alguna manera se ajusta a lo que es, un lugar salido de la ciudad, para llegar a el debes ser diferente y creer que no existe, acá no hay espacios para las ridiculeces del amor, acá no hay espacio para un cantante de Reguetón o Vallenato.

Para llegar a el debes estar seguro que no existe.

Tequila y Pipe sirve el trago, sin limón y sin sal lo paso, suena White Zombie a todo volumen y un par de perras góticas se mueven delante de ti, sus narices rojas delatan que han metido mucho perico, son lindas pero hacen muecas, son perras perdidas.

Yo me siento en trance, la marihuana esta en el organismo y me empino el trago de tequila, me siento dispuesto, las góticas van a mil mientras yo camino en sueños, me acerco mientras suena Smashing Pumpkins, Bullet with butterfly wings, así me siento, porque incluso cuando he dejado salir todo mi odio soy una rata enjaulada, pero una rata trabada.


Even though I know - I suppose I'll show
All my cool and cold - like old job
Despite all my rage I am still just a rat in a cage
Despite all my rage I am still just a rat in a cage
Then someone will say what is lost can never be saved
Despite all my rage I am still just a rat in a cage


Así que me acerco y le toco el culo a una de ellas, sonríe y me besa con aliento a cerveza, huele a puta, huele a perfume caro que no ha terminado de pagar, huele a que un man en la tarde le dio por atrás y ella aun no se ha bañado, solo se echo perfume, se pega a mi pues ha empezado a sonar Evanescence y ya tengo mi pene erecto.

"Te la quiero chupar", me dice, pero yo siento un olor diferente, entre cigarrillos y cervezas, entre marihuana y perico, entre tequila y vodka me huele a Vino Tinto Caliente.

Y miro hacia atrás, allá veo rizos rojos que se mueven al compás de la música, hoy es sábado por la noche y "mañana no tengo clases" como dice un amigo, empujo a la perra y le pido a Pipe un cigarro, no suelo fumar, pero quiero uno, la providencia es caprichosa y se ha empeñado en mi, talvez sea la pared la que se acerca a 120 km/h, talvez sea yo, en cualquier caso aceleremos.


Now I'm naked, nothing but an animal
But can you fake it, for just one more show?
And what do you want?
I want to change
And what have you got, when you feel the same?


Ella baila sola, las luces se reflejan y me siento en una película, alguna de un director pésimo donde una niña vestida de negro mueve su cabello rojo, nada mas existe, me empuja alguien y yo lo vuelvo a empujar, aspiro humo y estoy frente a ella... me mira y como si me estuviera esperando me quita el cigarrillo, fuma y me dice: "¿Me invitas un trago de Tequila Lovecraft?"

La perra gótica me besa cuando me acerco, la empujo y ella se ríe.

"¿Como te llamas?", le pregunto empezando esta vez por lo verdaderamente obvio, ella le quita la botella a Pipe, se la empina, se la devuelve y me besa con sabor al licor, "Patricia... quiero un bareto".

La mañana del domingo llega, ella esta dormida aun y la resaca es fuerte, imagenes de su culo redondo me llegan a la cabeza y me sonrió, voy a la cocina y tomo un vaso de leche, me meto a bañar, salgo y ya no esta.


Tell me I'm the only one
Tell me there's no other one
Jesus was the only son, yeah.
Tell me I'm the chosen one
Jesus was the only son for you


Ha sido un sueño, no importa, no me lo creo, hay sangre en mi cama.

No se si reírme.


And I still believe that I cannot be saved

Mi Jarrón Favorito

Mi jarrón favorito es color azul, es un azul fuerte, tiene pintado en la base unas líneas amarillas no muy gruesas y no muy delgadas. Siempre me ha gustado, es del tamaño preciso y siempre lo he tenido al pie de mi ventana para que todos los que pasan lo vean.

El otro día llene mi jarrón de agua que encontré en un pozo de un amigo, a pesar de su color gris pensé que de pronto podría hacer un bonito contraste con el color de mi jarrón, coloque allí dos flores una roja y una blanca…al pasar los días a pesar de que las flores seguían intactas, mi jarrón empezó a tomar mal olor y por dentro se empezó a dañarse, yo no podía entender como sucedía esto.

Una noche no soporte mas ese olor, así que decidí botar las flores y para mi sorpresa el tallo estaba todo podrido pero los pétalos seguían intactos, el agua que me había parecido tan bonita por su color estaba llena de bacterias y hongos…

Pobrecito mi jarrón…por dentro estaba todo manchado de moho….me toco coger y rasparlo, creo que se rayo bastante…por fuera su color azul con amarillo sigue intacto pero por dentro estaba todo magullado…

Hoy en día mi jarrón esta vacío, le puse un poco de pintura color azul cielo para tapar las cicatrices que le deje…la próxima vez que decida llenarlo le pondré arena.

A pesar que el agua me lo lesionó, esto no fue lo suficiente para que mi jarrón favorito perdiera su belleza.