13 sep. 2010

El Atrapasueños

Acariciaba su dulce piel y le di un beso en su espalda, caminó sobre el muelle y su cabello como fuego contrastaba con el azul del cielo, sentí su aroma y sus pasos fueron música para mi.

De repente todo se desbarató y yo que creía poder poseerla supe que el tiempo se había acabado, caí en el inmenso limbo de oscuridad que tiene un significado tan cercano a la muerte para un tipo normal.

Pero es que yo no soy un tipo normal, quise protestar.

Entonces caí en cuenta que ni siquiera soy un tipo.

Mientras tanto la pelirroja de ojos oscuros despertó entre suspiros, se enredó en las sabanas y deseó 5 minutos mas.

Tenía que ir a trabajar y muy pronto olvidó que había soñado conmigo.

Y yo que me quede girando por ahí rogué para que el tipo de costumbres raras del piso de abajo no quisiera volver a encontrarme al dormir, quise que de pronto que la niña de arriba soñara nuevamente que soy su dragón, quise ser el valiente caballero de los sueños de aquella adolescente, pero no sabía donde podía aterrizar, hasta podría terminar siendo la pesadilla de alguien atormentado por monstruos imposibles y situaciones horrendas.

Quise soñar que podía soñar mi propio sueño, pero para nosotros, los sueños, ese privilegio nos es negado.

6 sep. 2010

Cambio de Look

Se miraba al espejo, le gustaba lo que veía, su piel blanca sin una mancha, sus labios rosas, sus ojos azules brillaban y su cabello rubio caía con gran espectacularidad.

Hoy se iba a estrenar su vestido morado, ese que vio en la vitrina y le encantó….hoy se colocaría sus zapatos altos…..era el día indicado para ese perfume que solo utilizaba para noches como hoy… Cantaba sin parar….era realmente feliz

Salió como todos los días por la misma calle de siempre, esa calle que la ha visto pasar en los últimos 2 años, le encantaba pasar por el Jardín de niños…siempre se contagiaba de las risas de los pequeñines….esperaba algún día tener el suyo, quería un niño que se llamara Isaac.

Cuando llegó a la cafetería pensó que hoy se daría gusto, hoy no pediría frutas, hoy pediría unos pastelitos de queso que siempre le antojaban con chocolate…mientras se desayunaba alzó la mirada y analizó el sol….vio que era muy brillante, se levanto y observó el cielo, estaba despejado, estaba azul sin una sola nube….luego sonrió otra vez.

Luego de una larga jornada de trabajo, después de muchos deseos de buena suerte por su próximo viaje, decidió irse para un bar a tomar unos cocteles….hoy no pidió cerveza, hoy decidió pedir un Apple Martini, sabia lo que hacía….ya lo había visto a él.

Fue una buena conversación, fueron unos buenos besos, pero ambos querían ir más allá…así que ella ofreció su apartamento….

- Juguemos…déjame amarrarte - Le dijo ella…con esa sonrisa picara que solo saben hacer las mujeres…

El accedió pensando que sería una de las mejores noches de su vida…

- Te voy amordazar – le susurro ella al oído….dándole pequeños besos.

Luego de tenerlo como ella quería en la cama….se levanto, coloco música y empezó a bailar…primero se quito su vestido, luego su ropa interior…al final solo quedo con sus tacones negros altos….se volvió a mirar al espejo y continuo quitándose la piel….

El abrió los ojos…intento zafarse pero no pudo, estaba amarrado muy fuerte…

- Hombres…siempre tan predecibles, son una presa fácil - Dijo

Se vio en el espejo…allí estaba con su piel en carne viva, con sus ojos rojos y labios negros…sonrió pero ahora vio unos afilados colmillos, se miraba y pensaba que ya quería cambiar, ya no le gustaba como era antes y decidió como quería ser mañana, pero los sollozos de él no la dejaban concentrarse

- Hoy será rápido….estoy cansada - luego de decir eso se le abalanzó.

--------------------//--------------------------

Se miraba al espejo, le gustaba lo que veía, su piel bronceada sin una mancha, sus labios rojos, sus ojos café brillaban y su cabello negro caía con gran espectacularidad.