7 dic. 2008

Desafinando


¿Te acuerdas cuando estábamos tocando en ese pueblo para el día de la madre? Qué cosa, nadie afinaba, ninguno caía en los tiempos. Las mamás diciendo ¡tan lindos los muchachos, el futuro de la música! Pero más chistoso era ver al ‘profe’ en su atril, más despelucado que nunca, haciéndonos muecas y los de la banda que de la risa nos desordenábamos más.

Bueno, al final ya nos dio pena y cómo que nos pusimos serios. Pero después de eso nadie iba a olvidarse de nosotros ni del toque. El ‘profe’ terminó tomándolo todo con tranquilidad y en cada presentación incluimos un “número de relajo”; Bien ensayado, cómo no.

Siempre que hay una celebración en el pueblo alguno dice “traigamos la banda del día de la madre” y todos se ríen y buscan otro candidato. Ahora nos llaman así. “La banda del día de la madre”.
--
Fotografía por Mauricio Duque Arrubla, Cucunnubá - Cundinamarca 2006

1 comentario:

:: Theraq :: dijo...

Estos cuentos ligeros...