28 ago. 2007

Deseo de un cigarrillo y un café

Hoy he despertado a la muerte, me he encontrado fuera de mi cuerpo con la conciencia de estarlo; mi vida, esa a la que estaba tan acostumbrado ya no me acompaña ya, sólo queda una visión borrosa de mi cuerpo semejante a lo que los humanos llamarían fantasma. Ojalá pudiera tener un cigarrillo para soportarlo mejor, y un café para pasar este sabor tan amargo.

4 comentarios:

Diana Pilar dijo...

No me parece tan bueno, sin embargo para ser tan corto logra transmitir una infinita tristeza y soledad que seguramente si dejo un trago muy amargo...

Theraq dijo...

Pues, esta bien pero... Me parece muy sencillo, a veces tan corto no es necesariamente tan bueno.

Wendy dijo...

Hay ciertos "placeres" que cuesta dejar...

Saluditos

Wendy

PD:

Los signos de puntuación... pueden ayudar mucho a comprender la historia que el autor quiso contar.

tanakin dijo...

anakinExactamente, hay ciertos placeres que uno no puede dejar, son esos vicios que ni muertos seremos capaces de olvidar. Tal vez esta un poco sencillo, pero refleja mucho de mi situación actual, a veces ciertos escritos mios tienden a ser muy introspectivos, disculpen si este cuento no esta muy claro, pero es bueno que cada uno se haga la idea que quiera al leer y que la visión del que escribe no sea unívoca. Gracias por sus comentarios.