9 jul. 2007

Mascarada

La ventana de la habitación estaba abierta de par en par. La noche era fresca y el viento traía el rumor de la algarabía que se formaba en la plaza del pueblo; la música de tambores, gaitas y flautas se mezclaban con las risas, gritos y palmas de los danzantes, mientras las tarimas se llenaban de disfraces y comparsas.

Ya no podía esperar más, tomó la máscara que completaba su disfraz; la admiró por unos instantes en silencio, lentamente la puso sobre su rostro como cumpliendo con un sagrado ritual y como un rayo bajó y se mezcló entre el bullicio y la gente. La alegría brotaba por todo su cuerpo; gritaba, cantaba, aplaudía y danzaba como el que más. Ésta era su noche, su única noche, la última noche de Carnaval.

Las primeras luces del amanecer indicaban que el final de las fiestas se acercaba; las bandas y las orquestas comenzaban a tocar los últimos acordes mientras las parejas improvisadas no daban señales de cansancio y la felicidad seguía a flor de piel en los participantes y espectadores.

Unas horas más tarde todo había concluido. Mientras la plaza principal se vaciaba poco a poco y solo quedó como recuerdo de una noche fantástica la basura que dejaron los disfraces, la bebida y comida de todos los presentes él caminaba nuevamente a su habitación.

Cuando finalmente llegó, cansado y sudoroso, retiró su traje y la máscara con la misma solemnidad con la que se lo puso la noche anterior; y luego de poner todo a un lado de la cama se acostó desnudo y contemplando la tranquilidad y el silencio de la habitación se durmió. Y en ese momento fue verdaderamente feliz.

5 comentarios:

Cerebro dijo...

:) Felicidad de carnaval... :D

Túrin dijo...

A veces la felicidad esta al final, a veces al principio, a veces en la alegria, a veces en el cansancio.

Alejandro Serafín dijo...

Describes una más de esas muertes que uno desea... Me recuerda a l muerte que recibe el personaje alcohólico de Nicolas Cage en Living Las Vegas.

Maya dijo...

No me habias dicho que ya habia cuento U.U Me gustó, me gustó mucho. Corto, bien redactado y que de alguna forma te llega. ^^

FreeWill dijo...

Si eso es lo que es la felicidad! ni mas ni menos!