5 sep. 2007

La Muerte del Loco.

(Pues pensando en copiarme del cuento de Lucas, corto y ya, pues se me ocurrio esto)


Caminando por la calle vi una sirena de despiadada mirada, me sonrió y empezó a cantar, yo la quise tocar, yo la quise besar y atravesé sin mirar.

El bus de Cra 54-Uninorte no alcanzo frenar, la mañana de ese miercoles fue congestionada a la altura en la 51B con 100 y yo sali en primera plana en El Heraldo, no todos los días se pueden fotografiar los sesos de un loco.

No hay comentarios.: