30 dic. 2007

Jesús

Un día que Dios estaba distraido, caminando por el mundo, se emborracho y le pago de mas a una puta para acordarse como era eso del sexo... a los 9 meses nacía el hijo del creador.

Dios no lo quiso reconocer, pero su madre sin saberlo y con una gonorrea que le comía las entrañas le puso Jesús.

Jesus creció en la zona cachacal, de una ciudad que llamaron Barranquilla, de la que Dios pronto se olvido y se dedico a todas las cosas que tiene que hacer gente como el, castigar a los infieles y hacer que la vida sea tan mierda como se pueda.

Pero Jesús seria su hijo descarriado, se dio cuenta de su condición divina y empezó a recorrer las calles descalzo, sin bañarse y con barba enmarañada, le contaba a quien quería escuchar que el amor era el motor del mundo, que la felicidad era un estado del alma y que el odio había que sacarlo del corazón.

Cantaba canciones en las esquinas, con voz desafinada contaba historias de viejos mundos, de sueños incomprendidos y de aventuras sin esperanza, se hizo el señor de las causas perdidas y la gente de vez en cuando le daba una moneda.

Por alguna razón mucha gente empezó a escucharlo, sus discípulos fueron tres putas, cuatro viciosos, dos maricas y tres locos que se reunían en el Paseo Bolívar y nos decían que su reino era de este mundo, que Dios se había olvidado de ellos y que debíamos olvidarnos de el, que la bondad no es condición divina, que el amor era humano y que la piedad es un sentimiento mundano.

Gritaba que el pecado era una falacia, que el sexo era la mas grande expresión del amor y que nuestros cuerpos nos pertenecían, mientras empinaba una botella del licor mas barato, después borracho se dormía en cualquier anden hasta el día siguiente.

Pero un día mientras su madre le pegaba venéreas a quien pudiera, mientras su discípulo preferido se drogaba con un frasco de Boxer y mientras yo dormía en mi cama sin soñar, llegaron unos tipos y lo golpearon hasta casi matarlo, allí quedo tirado en la madrugada y se arrastro hasta la Iglesia San Nicolás, allí espero el amanecer o que su padre se diera cuenta de su angustia, pero Dios no se fijo.

Como no se fijaron al día siguiente los comerciantes del lugar, pasaban al lado de el solo quejandose de su olor, Jesús agonizó tres días a pleno sol y sin nadie que le diera una gota de agua, cuando estaba a punto de morir se acerco un policía y el, lleno de mierda que había defecado esos tres días le miro a los ojos, el agente se dio cuenta quien era y trato de levantarlo pero Jesús se negó.

- En verdad te digo que tu estarás conmigo en el reino de los cielos - le dijo antes de morir.

El Policía levanto el cadáver y le costeo el entierro. No hubo curas, ni ceremonias, 12 pelagatos lo acompañaron y dicen que hasta Dios sintió alivio que que se hubiera ido.

El poeta del amor se fue porque es mas fácil creer en un Dios lejano que en nuestra humanidad, es mas fácil creer que alguien nos cuida cuando nosotros mismos no podemos hacerlo, es mas fácil creer en alguien que esta en el reino de los cielos, con toda su gloria y escolta de ángeles, en un imaginario lugar que nunca conoceremos, que en el loco de la esquina, que en alguien como nosotros.

Tres días después al policía se le disparo su arma de dotación y se mato.

11 comentarios:

phiriaph dijo...

=)
si fueras al kinder y yo fuera tu maestra te pondría tu estrellita en la frente.

:: Theraq :: dijo...

Hmm, recuerdo esos sentimientos, recuerdo todo eso y me llena de felicidad el saber que muchos estan ahí, reivindicando el lugar de si mismos hacia los demas sin depender de aquello que por brillante nos parece ser lo mejor.

TH3 KiNG dijo...

tenes razon! mucha gente prefiere creer en fantasias que en la propia realidad

por eso estamos en caos

Latrodectus Sapiens dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
My "Self" says: dijo...

Que cuentos mas cheveres , ademas que me siento allegado por la frace de Shakespeare ... curiosamente la tengo tambien de referencia en mi Blog.

Si son varias personas, podrian pasarle hechar una ojeada a mi blog y tal ves en un futuro poder pasarles un cuento ...

Y por cierto ... vivo un poco en la fantasia ...

Buen blog.

Anónimo dijo...

se dice "frase" cabezota. ya veo por que te gusta el cuento... hoola mascotica !!! nos vemos al medio dia que estoy en el trabajo.

Tibu dijo...

hijo de dios solo espero que no sea mui tarde kuando de arrepientas de estas kosas... tal vez tu no creas en el demonio ..pero el si kree en ti..i bien ke te usa... tal vez n kreas en dios... pero dios te ha kreado i porsupuesto kree en ti... Dios avita dentro de ti... i murio i resussito para akeios ke lo kieran aceptar aun es tiempod e ke lo hagas... el k ha eskuchado la verdad no tiene eskuza para decir ke no se dio kuenta de ella... vuelve a tu hogar ke es dios antes de ke akabe esa vida ke se ta ha sido prestada... y esto va para todos akellos ke lo lean... Dios los ama apesar de sus estupidezes.. volteen a verlo y lo sabran... por ke la rama k se separa del arbol se seka i ustedes si ke estan sekos... no volveran a eskuchar esto de mi voka asi ke he kumplido kn lo k me toka... ahor ale stoka a uds. arrepentirse antes de su ultimo respiro...

tal vez no me krean... pero se ke alfinal d enuestros dias diran.. akella persona de el blog tenia razon... y dios estar aahi para darles el utlimo beso..

Dios los kuide i los ilumine... ruegen a la virgen para que interfiera en su konversion...

Pax et bonum..

Túrin dijo...

Tibu, yo solo le pido a Dios que le de un poco de entendimiento y especialmente un poco de ortografía, no pude pasar de la segunda linea, si sus palabras tuvieran por lo menos alguna decente inspiración divina, Dios se habría tomado el tiempo de escribirlo bien.

:: Theraq :: dijo...

Uy no, solo deje ese comentario de Tibu para facilitar el dialogo, pero seguro que es muy difícil leer tanto horror, de forma mal y en el fondo, prefiero guardarme mi comentario.

Anónimo dijo...

Es asqueroso este cuento. SOlo le pido a Dios que te perdone por esto y por tu poca fe. La realidad la hace el hombre, Dios nos ama tanto que nos deja ser libres y elegir lo que queremos para nosotros. COmo somos hombres nos equivocamos y terminamos hechandole la culpa a ÉL por nuestros errores. El te creó y te ama, te perdona siempre y siempre lo hará. Aunque le cierres las puertas, te olvides de Él, y lo mandes lejos tuyo, Él siempre va a estar cerca tuyo para cuando le quieras abrir la puerta otra vez. cuando sientas algun día la felicidad de ir a misionar, a predicar su palabra, y ver como le cambia la vida a la gente,vas a enteder que Él realmente existe. A todos nos cuesta creerlo, pero en momentos como ese es donde te lo demuestra.

Anónimo dijo...

Bien dicho... Ya amo a Jesús...