26 oct. 2007

Alicia I

habia predicciones para ruina de la ciudad. luna llena. un eclipse. y todo estaba pasando esa noche seguia sentada bebiendo vino y no le importaba, a su lado una blanca mujer dulce compañia condenada por a quella aristocracia que se estaba muriendo, pero que los espasmos ambulantes seguian viendo viva. ella ya sabia su destino, ya estaba condenada y maracada por una tradicion. en medio de su colapso nervioso frecuente alicia mira fijamente la pequeña espada plateda llamativa ante sus ojos ambar, que lleva en la mano aquella mujer pura y delicada, esta se acerca cautelosamente en pequeñas gotas ardientes y susurrandole al oido le dice " sumerguir mi cuerpo en ti, entrar hasta lo mas profundo de tu templo, rejugiar caricias, llevar tu mar hasta mis deseos y explorar lo mas intimo de tu selo, beber de tus amargas y dulces mieles y saborear todo el sabor de tu cuerpo, verte llegar hasta el cielo prendidida de mi cuerpo, disfrutando de tu ser y trayendo un recuerdo fresco y nuevo. sigueme. sigueme." esa noche como muchas pero diferente a todas alicia se mira al espejo llora, y sabe que su unica opcion es irese lejos con esa blanca mujer. antes de que su ciudad caiga en ruina. y murmurando solo decia " si fuera posible escapar, tan solo estoy interesada en la libetad". pero igual tomo su mano y solo un pinchaso fue para que los sueño se postrara a sus pies. y sus parapados no aguantaran mas, cayo delicadamente sobre la mesa. Alicia veria una nueva luz y de nuevo besaria el fuego.algun dia en aquella ciudad alicia aun espera morir. y por fin ser expulsada.

2 comentarios:

Theraq dijo...

Muy bueno, un poco extraño y oscuro; Pero supongo que es cuestión de estilo personal.

Sumergida dijo...

Me resutlto dificil de leer, lo que me confundió y no me permitió entrar en la historia...