15 ago. 2009

Te olvidé

En pleno Festival de Orquestas de un lunes de Carnaval en Barranquilla estoy sentado sobre la grama, borracho y alegre, borracho y viendo que la noche consume lo poco que falta de felicidad de estos cuatro días.

Ahí, en el momento turbio que el ron hace sus efectos se acerca una preciosa dama, de cabellos mojados y maizena pegada en sus orejas. "Perfecta", pienso y ella canta algo, me mira a mi y entonces intento conectar el cerebro, escucho:

Y si yo te preguntaba
El porque no me querías
Tu sin contestarme nada
Solamente te reías
Destrozando mi ilusión

Te pedí que vinieras a mi lado
Y en vano tantas veces te rogué
Que por haberme de tu burla ya curado
Te olvidé, te olvidé, te olvidé, te olvidé, te olvidé



Ella entonces me lanza en la cara la cerveza que tiene en su mano y me dice: Ahí te la dedico gran hijueputa.

Entonces da media vuelta y yo reaccionando la alcanzo y le pregunto: Muchas gracias, ¿pero cual es tu nombre?

En realidad yo nunca la recordé.

No hay comentarios.: